Se abre la Carrera Presidencial 2012

124

Al anunciar Marcelo Ebrard el día 30 de septiembre, en una asamblea política, que iniciará su Campaña Presidencial recorriendo toda la República los fines de semana, definitivamente se abre la Carrera Presidencial 2012; de hecho Andrés Manuel López Obrador había gritado en el Zócalo que él mismo y los partidos que lo apoyen, notablemente el Partido del Trabajo (PT), había dado la señal de: ¡Arranquen!
Por su parte, Enrique Peña Nieto, Gobernador de Edomex, comenzó a actuar nacionalmente desde hace algún tiempo, cuando fue a dar apoyo a los candidatos del PRI a las gubernaturas de Yucatán, Veracruz, Durango, Chihuahua, San Luis Potosí, Nuevo León, Querétaro y muchos otros, lo que agradecieron los candidatos priístas que en su mayoría han ganado las pag02-206elecciones; pero además, Peña Nieto ha iniciado, a través de la celebración de foros sobre grandes problemas nacionales, la conformación de un “Programa de Compromisos por México”, que pueda sacar al país del estancamiento en que se encuentra y que permita afrontar con eficacia los grandes problemas de seguridad pública, infraestructura nacional y desarrollo económico y social.
Sólo falta el PAN, partido que no ha podido encontrar al hombre o a la mujer que necesita, y tendrá que hacerlo pronto o se quedará atrás.
En el momento en que se inicia una nueva etapa de renovación del país, es importante señalar que lo que interesa a la nación es encontrar al político que con un buen equipo de trabajo saque al país adelante.
La nación sólo podrá recobrar el camino del desarrollo si encuentra un liderazgo efectivo y claro, respetado y reconocido por todos, que cree la confianza necesaria en la mayoría de la población, para que logre la unidad de propósitos nacionales que unan a los mexicanos en lo esencial, tan suficientemente, que se pueda hacer a un lado diferencias ideológicas y políticas superficiales, de tal suerte que la nación se dirija al objetivo claro del crecimiento económico, pero también del desarrollo social, cultural, científico y político que se ha perdido en estos últimos años.
Hacemos votos por que esta nueva etapa que se abre sea fructífera y para que, a través del método democrático al que aspira la nación perfeccionar, se llegue a una elección presidencial cuyos resultados sean reconocidos por todos los ciudadanos, y que estos entreguen nuevamente su confianza a un IFE que quedó muy maltrecho en el 2006.
La nación mexicana se ha dado instituciones electorales muy importantes como el IFE, el Tribunal Electoral de la Federación, los institutos electorales estatales y otros organismos que deben corresponder con plenitud a lo que de ellos espera la ciudadanía.
México debe retomar su camino de progreso en lo económico, en lo político y lo electoral, porque las formas y las instituciones democráticas constituyen la única ruta deseable y confiable para la nación mexicana, independientemente de quien pueda llegar a la Presidencia de la República mediante una elección clara, respetada y reconocida por todos en el 2012.




Agregar un comentario