Entre mexicanos no hay guerras qué declarar, sino problemas comunes qué resolver: Peña Nieto

146

Toluca, México, 16 de septiembre de 2010.- El Bicentenario de la Independencia debe unir a todos los mexicanos a favor de metas comunes que beneficien a toda la nación, por lo que “caminemos juntos con responsabilidad, con la claridad de que entre mexicanos no hay guerras que declarar, sino problemas comunes que resolver”, afirmó el gobernador Enrique Peña Nieto, durante una cena efectuada luego de que encabezó la ceremonia del grito desde el balcón central de Palacio de Gobierno.
pag10-206Ante los representantes de los poderes Legislativo y Judicial, así como de los ex gobernadores de la entidad, el mandatario mexiquense dijo que la desigualdad, la pobreza, el estancamiento económico y la inseguridad, al igual que los enemigos de ayer, habrán de ser superados con el esfuerzo sostenido de todos los mexicanos.
Agregó que “los mexicanos del Bicentenario estamos obligados a estar a la altura de este legado, como generación tenemos la responsabilidad histórica de plantearnos grandes objetivos como país, que reviva nuestro propósito nacional que, una vez más, rompa paradigmas en beneficio de todos los mexicanos”.
En presencia de los integrantes del gabinete legal y ampliado, así como de integrantes de organismos públicos y privados, dirigentes de partidos políticos y de organismos empresariales y sindicales, así como de diversos sectores sociales, Peña Nieto dijo que con este acto, con el que se conmemoran los 200 años del Grito de Independencia, “los mexicanos refrendamos nuestro compromiso con los propósitos e ideales que nos son comunes: soberanía, libertad, justicia social y desarrollo, todos elementos indispensables de una nación sólida, orgullosa de su pasado y dueña de su destino”.
Indicó que “esta noche también simboliza nuestra unidad y nos convoca a hacer del México del siglo XXI, la nación próspera, libre e igualitaria”, y añadió que el México de hoy es resultado de los sueños y la labor colectiva de millones de mexicanos, que en su tiempo supieron sobreponerse a la adversidad, superar obstáculos y defender sus convicciones, no sólo con las armas, sino con el ejemplo de su proceder, con las fuerzas de sus ideales, con la autoridad moral de principios y valores que han prevalecido en el tiempo.
Peña Nieto precisó que México no sólo es un país plenamente viable, es una de las naciones con mayor potencial en el mundo, por lo que del trabajo y desempeño dependerá poder explorar sus fortalezas y hacerlo más dinámico, justo y próspero.
“Su población es grande no sólo por su tamaño sino porque es culturalmente diversa, esmerada, trabajadora y solidaria”; además, “contamos con un amplio territorio, con valiosos recursos naturales y energéticos, biodiversidad, clima privilegiado para la agricultura, acceso a los dos océanos más importantes y zonas económicas de mayor crecimiento; lo que hace falta es detonar ese potencial en un proyecto común , claro y ordenado, que supere el corto plazo y que vaya más allá de los planes sexenales.
Precisó que el Bicentenario debe motivar a evaluar lo mucho que se ha logrado en todos estos años, pero también a despertar las energías para hacer frente a las asignaturas aún pendientes.
Frente a la adversidad debemos recuperar la confianza en nosotros mismos. Los centenarios de 2010 nos ofrecen una oportunidad para definir nuestro destino como país, para enseñar y promover un nuevo modelo de desarrollo compartido para México. El país tiene un futuro brillante por delante porque en su gente cuenta con la mayor riqueza y es el gran recurso transformador que México necesita, concluyó.
Por su parte, César Camacho Quiroz, coordinador general del Consejo Consultivo del pag11-206Bicentenario de la Independencia, dijo que desde el Estado de México se abre paso a un patriotismo moderno, audaz y comprometido, que con acciones eficaces marca ritmo y dirección en el ámbito nacional. El Estado de México tiene futuro, el país también.
Expresó que la libertad y la igualdad, la democracia y la justicia social son valores perennes que no obstante debemos conquistar; México nos requiere dispuestos y valerosos, asumiendo que pertenecer a esta gran nación no se limita a vivir bajo el mismo cielo, sino a construir un futuro para todos.
Indicó que el desafío de la generación del Bicentenario es crear oportunidades de todo tipo, generar riqueza para tener que distribuir, luchar contra la inequidad, así como tener una sociedad más segura y justa, ya que sólo así tiene sentido esta conmemoración.
El gobernador Enrique Peña Nieto dio el Grito de Independencia desde el balcón principal de Palacio de Gobierno, junto con la señora Angélica Rivera y sus hijos, desde donde presenció los juegos pirotécnicos ante miles de personas congregadas en la Plaza de los Mártires.

PRESIDE PEÑA NIETO EL DESFILE CÍVICO MILITAR
El gobernador Enrique Peña Nieto, junto con los titulares de los poderes Legislativo y Judicial, Lucila Garfias Gutiérrez y Baruch Delgado Carbajal, respectivamente, así como el presidente de la Junta de Coordinación Política de la LVII Legislatura, Ernesto Némer Álvarez, presidió el desfile cívico- militar.
En el inicio, el titular del Ejecutivo estatal encabezó una guardia y depositó una ofrenda floral en el monumento erigido a Miguel Hidalgo, en la Plaza de los Mártires, y posteriormente, junto con Rubén Pérez Ramírez, comandante de la 22 Zona Militar, presenció el desfile en el que participaron 4 mil 628 elementos.
Fernando Antonio Solares Lamen, jefe de Estado Mayor de la 22 Zona Militar informó que por el Ejército Mexicano participaron una bandera de guerra, 419 elementos, una banda de guerra, 45 vehículos y cuatro canes, mientras que por el personal de las diferentes dependencias y organizaciones desfilaron 11 banderas, 14 banderines, más de 4 mil elementos, 8 bandas de guerra, 80 charros, 126 vehículos, 60 motocicletas, 38 cuatrimotos y 55 canes, así como los servicios aéreos del gobierno estatal.
El desfile cívico fue presenciado por miles de personas a lo largo de las calles céntricas de la capital mexiquense y se desarrollo en calma y tranquilidad.




Agregar un comentario