Nacional Monte de Piedad coloca 4 mil millones de pesos a las familias mexicanas para el regreso a clases

234

Por Enrique Ramírez Aldana

Se presenta el “pico” nuevamente de la recurrencia económica en una sociedad que sigue teniendo dificultad en su economia y que está por enviar a poco más de 23 millones de niños y jóvenes a clases, y todos esos padres de esos millones de estudiantes tienen que tener un recurso económico que obviamente no está presente realmente en la mesa de las familias mexicanas; el Nacional Monte de Piedad ha tenido una circunstancia especial desde hace muchos años para que las familias sientan apoyo y ayuda.
En entrevista con el Vocero del Nacional Monte de Piedad, Lic. Gustavo Méndez Tapia, destacó que en los meses de agosto y septiembre con la reincorporación de los estudiantes al nuevo ciclo escolar, la Bicentenaria institución líder del ramo en préstamo prendario  se consolidará como la institución que brinda apoyo a uno de cuatro hogares en México.
El Lic. Gustavo Méndez Tapia detallo que: “Es nuestro tercer repunte en materia de empeño; anualmente se registra la denominada cuesta de enero, el segundo momento son las vacaciones de Semana Santa, antes  y después; hay gente muy previsora que empeña para obtener un recurso con el que complementa su gasto vacacional, otros sí, es al regreso evidentemente y el tercero y último es este que estamos viviendo que es la reincorporación a clases, en los meses de agosto y septiembre.
En este bimestre estaremos colocando casi 4 mil millones de pesos en favor de las familias mexicanas que es una cantidad nada despreciable, comentó el Vocero de la institución.
El Monte de Piedad estima para este periodo atender a un millón 331 mil familias y en operaciones de empeño estaremos realizando un millón 666 mil operaciones de préstamo; esto pag56-205aunado a toda la dinámica y ritmo que traemos nos ratifica que el 2010 lo vamos a cerrar con 26 millones de operaciones prendarías, lo cual significará que de una forma o de otra estamos apoyando a uno de cada cuatro hogares en el país.
En esta ocasión la presencia del Nacional Monte de Piedad en toda la república mexicana está más cerca de las familias, de ahí se explica como se ha incrementado el número de operaciones y a su vez el número de beneficiados con un préstamo; “Hay un incremento –detalló Gustavo Méndez- si estamos hablando de que esta vez realizaremos en el bimestre un millón 665 mil operaciones de empeño, en el mismo periodo de 2009 fue un millón y medio, hay un crecimiento al igual que las familias apoyadas fue un millón 183 mil en el periodo 2009 y en este bimestre 2010 un millón 331 mil, lo que significa es que en 2009 operábamos con una red de 152 sucursales y en este 2010 estamos atendiendo con una red de 212 sucursales, es decir, hay un crecimiento de 60 nuevos centros de atención a usuarios y eso nos permite acercar el préstamo asistencial a un mayor número de hogares en el país.
En la actualidad de nuestra sociedad se marca una recurrencia económica en la búsqueda de un mercado prendario, la oferta del Monte de Piedad en cuanto al interés, a las formas de pago frente a la oferta de otras casas de empeño, adquiere una visión de seguridad y solidez que le da el usuario de la institución. En este sentido, explicó el lic. Méndez Tapia, “los atributos principales de nuestro servicio es que estamos cobrando 4 pesos por cada 100 mensuales de préstamo; aquí no hay comisiones, ni letras pequeñas en el contrato y la gente sabe que si pidió a Monte de Piedad 100 pesos, pagará 104 pesos, incluidos todos los cargos que pudiera haber, esa es la tasa de interés total, frente al promedio de las casas de empeño que estamos hablando del 12 por ciento mensual, algunas el 24 por ciento mensual y algunas más el mismo porcentaje 24 por ciento mensual pero en dólares; esto se registra en el norte del país, lo cual va en detrimento del bolsillo.
En Monte de Piedad el 95% – 96% de sus usuarios en algunos meses rescata su pertenencia, lo cual nos habla de que es un préstamo blando, la tasa de interés más accesible comprobado de todo el mercado de préstamos prendarios en la república mexicana y plazos muy amplios para poder desempeñar o rescatar la pertenencia, que en el caso de oro y relojes llega a ser hasta de 17 meses, aunque el 35% desempeña en el primer periodo que es de cinco meses nominal.
En ese contexto y comparando otras casas de empeño lucrativas, la pérdida anda en un 45 por ciento, sólo el 55% logra recuperar su pertenencia, porque con una tasa de interés tan alta ya no va  a ser posible recuperarla; el problema radica es que en el momento de la emergencia económica, más letras pequeñas, más comisiones, la gente en una ignorancia financiera que tenemos en el país –no de manera peyorativa, lo expreso, admite el vocero- sino como una realidad no se da cuenta lo que firma y realmente lo que hace es vender muy barato su prenda, eso hace pues la oferta de marcado más atractiva en el préstamo prendario en Monte de Piedad, la tasa de interés más accesible, el plazo muy amplio, la posibilidad de recuperar y además la confianza de que sabe que recibirá su pertenencia en el mismo estado físico en el cual nos la entregó.
La Bicentenaria institución se consolidad como la oferta de recurso por préstamo prendario de más confianza en el mercado, pues miles de personas en recurrencia económica pueden obtener financiamientos para consolidar proyectos, iniciar negocios y lo más importante tener un préstamo que no genera excesivas comisiones.
Por tal motivo el Nacional Monte de Piedad trabaja en un nicho de mercado específico que pag57-205ayuda a la economia de los pequeños empresarios; a saber, el Lic. Gustavo Méndez nos comento que:”No podemos negar que hay quien viene a esta institución a pedir un préstamo además con todo sentido de dignidad porque si ha resentido profundamente esa ausencia económica en su vida, nosotros prestamos desde los 200 pesos, antaño lo hicimos desde los 30 pesos, cuando una prenda valía 30 pesos, hoy nos hemos dado cuenta que ya realmente nadie viene a pedir 30 o 50 pesos, el préstamo mínimo es de 200 pesos, entendemos que es para la compra de un antibiótico, completar para la consulta médica que de pronto surgió, aunque nuestro promedio de préstamo oscila entre los 2 mil y los 2 mil 200 pesos, ese es el promedio per cápita, pero hay también un segmento muy importante y muy amplio en el Monte de Piedad que va teniendo seguridad en su bolsillo y por eso pide un préstamo y sabe que va a poder enfrentar un reto económico, el que sea y que programándose rescatará su prenda sin conflicto alguno y ese mercado también atendemos y hemos detectado una tercera característica más en esta dinámica social que tiene ahora México y es una clase media desahogada que esta poniendo a trabajar sus joyas, qué significa esto, como ya no se usan en la calle los grandes anillos o buenos relojes, pues en lugar de tenerlos inertes en el buró de la casa, lo traen a Monte de Piedad y ese dinero lo ponen a trabajar y así por ejemplo reabastecen parte de la mercancía en su local comercial, completan para iniciar un nuevo reto económico con un comercio, e indirectamente estamos también apoyando a estas clases, o en donde las amas de casa deciden alguna realización de compromisos financieros más importantes y traen su cofrecito de alhajas y las dejan aquí llevándose algunos miles de pesos -25, 30 mil pesos- para arrancar algo que s de importancia y beneficio para la familia.
Hoy, el Nacional  Monte de Piedad mantene el liderazgo dentro de las casas de empeño que hay en todo el país; “como volumen operativo es el número uno sin duda, estos 26 millones de operaciones prendarías a los que hacia referencia hace un momento –señala el vocero-, el atender uno de cada cuatro hogares nos esta consolidando como líder del mercado prendario; sin embargo entendemos con absoluta claridad que tenemos que crecer y por ello en el segundo semestre aunado a las 60 sucursales que ya aperturamos en el primero pondremos en operación 40 más para acercar a un mayor número de hogares mexicanos en la geografía nacional el préstamo asistencial del Monte de Piedad.
Frente a lo que hay, que podemos considerar una pelea en este mercado de las casas de empeño, y preguntándole qué es lo que le falta a todo esto, una regulación, una visión más transparente de la operación de las casas de empeño, cómo transparentar esta operación ante el público usuario, por que muchas veces el usuario es el menor defendido ante toda esta oferta, el Lic. Méndez Tapia advierte: “El vocero del nacional Monte de Piedad responde que nosotros estamos inscritos en un marco jurídico muy preciso que es la Ley de Instituciones de Asistencia Privada y a la par de que el espíritu de la institución es no perseguir fines de lucro estamos convencidos de que debemos ser la mejor oferta y la más accesible para las familias y lo hemos logrado y seguiremos en este camino.
Según datos oficiales por Macroeconomía recabados nos percatamos que no hay una regulación que pueda poner en orden el abuso de las casas de empeño. “Yo como vocero institucional podría agregar a la investigación de macroeconomía el que nos parece inmoral que sobre el dolor, la necesidad, la enfermedad y el hambre de una familia finquen algunos el amasamiento de sus riquezas.
“No puede ser que me aproveche de que llega un padre desesperado porque su hijo está enfermo y necesita un antibiótico o un análisis clínico y yo le perjudique con una tasa de interés del 18 por ciento, o porque necesita completar el gasto familiar y caiga en ese abuso que la gente no se va a dar cuenta por llevar el pan a la mesa y va a firmarme el contrato abusivo”.
“La mayor recomendación es que la gente se fije muy bien en donde empeñan; algunos han robado el color del Monte de Piedad para pintar sus sucursales, parte de nuestro nombre, y eso es engañar a la gente; que se fijen muy bien que sea Nacional Monte de Piedad y que diga en su contrato que van a pagar exclusivamente el 4 por ciento mensual total sin ningún cargo extra y que recuerden que cada vez que empeñan en Monte de Piedad se ayudan a si mismos por obtener un préstamo, pero estarán ayudando a un mexicano en peores condiciones de vulnerabilidad que ni siquiera tiene una prenda que empeñar para poder ser atendido en un asilo, en un orfanato, en una casa de VIH”.




Agregar un comentario