Nación en Estado de Guerra

160

La Constitución Política del país estableció desde siempre un acto de rendición de cuentas del Presidente de la República a la nación mexicana; a eso se le ha llamado desde el siglo XIX el Informe Presidencial, que consiste en un discurso o escrito en el que el Ejecutivo Federal expone el Estado de la Nación, es decir, la situación en que se encuentra el país en lo económico, lo social, lo  político, lo cultural, en materia de salud, de vivienda, de nivel de vida, de conflictividad o de paz social.
Esta ceremonia de rendición de cuentas que va mucho más allá de lo que hace un Gerente con su Consejo de Administración, la establecieron los constitucionalistas para el primero de septiembre de cada año; y así, según cada Sexenio Gubernamental, se decía el primer informe, el segundo, o el sexto informe; pero llegó un momento en que los presidentes ya no quisieron ir al Congreso reunido en esas fechas, por temor al rechazo y crítica a sus informes, y han preferido, a partir del último informe de Fox y ahora los de Calderón, excepto el Primero de este, de ir a entregarlo solamente, como hizo Fox, o enviarlo solamente a la representación de la Cámara de Diputados, como lo ha hecho ahora Felipe Calderón.
pag04-205Para muchos sectores de opinión pública es inaceptable que el Ejecutivo Federal, no sólo el actual sino los que vengan, eludan su responsabilidad de acudir al Congreso de la Unión a rendir cuentas de su trabajo, de lo que ha realizado en el curso del año anterior y para que exprese el balance del estado en que vive el país, en que viven los mexicanos; el estado de sus relaciones con otros países, principalmente con los Estados Unidos de América del que ahora dependemos en más de 80% en la economía, y al que estamos ligados en lo militar a través del denominado Plan Mérida, que ha obligado a nuestras fuerzas armadas a salir a las calles, colonias y ciudades de prácticamente todo el país, y que nos ha llevado a la contabilidad de 28 mil muertos en estos cuatro años de guerra del presente sexenio.

NACION EN ESTADO DE GUERRA
El estado de la nación mexicana es un estado de guerra, de conflicto interno, que tiene en la zozobra a la población, y que está provocando la huída al extranjero de centenares o miles de familias atemorizadas por la violencia que se vive en las ciudades del norte del país, no sólo las fronterizas de Ciudad Juárez, Reynosa, Tijuana y otras, sino de ciudades tan grandes e importantes al interior del país, aunque del norte, como Monterrey, que empiezan a ser abandonadas por empresarios de todos tamaños, al grado de que el magnate Lorenzo Zambrano hizo un llamado para que la gente ya no salga de esa ciudad pag05-205industrial, una de las más ricas y antes progresistas del país.
Lorenzo Zambrano, rey del cemento y otras ramas industriales, expresó en un gesto de desesperación: “¡El que abandone Monterrey será un cobarde!”.
El también magnate de la telefonía y las telecomunicaciones de otras ramas de la industria, las finanzas y el comercio Carlos Slim, apoyó a su colega Lorenzo Zambrano, y se puso él mismo como ejemplo de valor por permanecer, junto con su familia, en México.
Estas actitudes de los súper millonarios mexicanos están dejando ver lo que está pasando al interior del país, y revelan ellos mismos como un acto de valor personal el de seguir viviendo en territorio nacional. Estos gritos de advertencia de estos líderes empresariales son un llamado de atención para el gobierno federal, a fin de que establezca acciones y políticas que permitan cambiar la situación que se vive al interior de la nación mexicana.
En este punto hay que hacer notar la advertencia que lanzó en días recientes el gobierno norteamericano a sus cónsules en las ciudades fronterizas y Monterrey para que saquen a sus hijos y familiares del país, así como el cierre de consulados en varias ciudades mexicanas del norte.

2009 – 2010, UNO DE LOS
PEORES AÑOS DE LA HISTORIA

El Ejecutivo Federal, en su IV Informe, admite que el período al que se refiere 2009 – 2010, fue uno de los peores años de la historia. No hay manera de desmentirlo. Así fue, debido a las epidemias, a la crisis financiera mundial, pero también a la ineptitud e ineficiencia de funcionarios públicos de alto nivel así como a la falta de políticas públicas adecuadas, racionales.
Entre muchos ejemplos de ineptitud y de morosidad oficial está no sólo el de la destrucción de la Compañía Mexicana de Luz y Fuerza del Centro y de su sindicato, sino ahora el de la quiebra y desaparición probable de la compañía Mexicana de Aviación que implica a su vez un golpe de muerte al Sindicato de Pilotos aviadores (ASPA) y al Sindicato de Azafatas (ASSA), así como personal de tierra.
Es increíble que estos funcionarios públicos dejen quebrar y desaparecer a Mexicana de Aviación que representa una riqueza enorme para la nación mexicana; una compañía del Estado que fue privatizada y saqueada por sus últimos dueños encabezados por Gastón Azcárraga, quienes recibieron enormes créditos de Nacional Financiera y el Banco de Comercio Exterior, de los que no han rendido cuentas; y ahora, el Gobierno, simplemente se cruza de brazos para ver morir una enorme compañía que realmente pertenece a todos los mexicanos y que el gobierno simplemente regaló recientemente a esos empresarios privados.
Mexicana de Aviación es un caso dramático por la pérdida de riqueza nacional que representa y que el gobierno no ha podido resolver al primero de septiembre de 2010, después de muchas semanas de haberse planteado el problema económico de la misma.

PÉRDIDA DE
SOBERANIA NACIONAL

El país ha estado perdiendo a grandes pasos gran parte de su soberanía nacional, tanto en el aspecto de la seguridad pública, con la imposición de programas norteamericanos como el famoso Plan Mérida, como en el control de sus finanzas nacionales, no sólo porque ahora la gran mayoría de los bancos son extranjeros, sino porque ahora desde fuera se nos imponen controles sobre nuestra moneda y los cambios con el dólar, bajo el pretexto de evitar el lavado de dinero; pero con las medidas cambiarias que se imponen por dictados internacionales, se desquicia la economía se crea caos en el interior del país y mucho más en la frontera norte y se frena el desarrollo de la economía, siempre con la justificación del combate al lavado del dinero, aunque a cambio se sacrifique el crecimiento económico, el comercio y las inversiones .
Nadie puede creer que estas medidas antilavado provengan de ideas de mexicanos en el Banco de México o en las dependencias hacendarias, sino que es evidente que corresponden a dictados y acuerdos con extranjeros, particularmente con la Fed de Estados Unidos y con el Departamento del Tesoro, a fin de frenar el flujo de dólares de los Estados Unidos hacia México, calculado en 30,000 millones de dólares anuales, que descapitalizan a aquella nación.

NECESARIA ALTERNANCIA
EN LOS PINOS

En vísperas ya de la Sucesión Presidencial, cuyo proceso político surgirá el próximo año de 2011 como un torbellino, la opinión pública nacional ya muestra en las encuestas la necesidad de una alternancia en el Poder Ejecutivo, en Los Pinos, que ponga fin a esta etapa panista de dos sexenios y permita a la nación un nuevo aire para reiniciar el crecimiento económico en medio de un clima de paz social y orden.
El retroceso en todos los órdenes de la vida nacional es evidente: en educación, en salud pública, en alimentación, en ampliación de la desigualdad, en el crecimiento del número de pobres, en la cultura, en la ciencia, en el deporte; en fin, en las expresiones principales del desarrollo económico, social, político y cultural del país.
Es necesario que se abra paso al cambio político y a nuevas y modernas concepciones de políticas económicas y sociales que permitan a México recuperar los espacios perdidos y el lugar de desarrollo que le corresponde a nivel mundial.

EL PRI PRESIDE EL SENADO
Y LA CAMARA DE DIPUTADOS

Impulsado por los deseos de cambio político y económico de la población, el PRI ha tomado posesión de la Presidencia del Senado, en la persona de Manlio Fabio Beltrones, político avezado, hábil y valiente que marcará la señales principales en los trabajos legislativos desde aquí hasta el final del 2011 y en la Cámara de Diputados, la dirección corresponde en lo político a Francisco Rojas, un político hábil, inteligente que marcará la conducción legislativa en esa parte del Congreso de la Unión. Todo se prepara para el cambio que viene y el proceso electoral del 2012, que en realidad se ha iniciado ya.




Agregar un comentario