Prospectiva de Política Exterior Mexicana ante la SB-1070

215

Por Jorge Navarro Lucio

La inconstitucionalidad o la entrada en vigor, de la Ley SB 1070 del Estado de Arizona, es muy probable que se defina hasta noviembre de este año, tal y como lo determinó el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos con sede en San Francisco, California.
APTOPIX Immigration ProtestsPor lo pronto, las autoridades de Arizona no podrán aplicar algunas de las partes más controversiales de la SB1070 ya que la Corte de Distrito aceptó, aunque sea sólo parcialmente, la solicitud del gobierno federal de suspender temporalmente su vigencia hasta que los argumentos sobre su inconstitucionalidad sean analizados. El gobierno federal sustenta que ciertas disposiciones de esta Ley, que ahora son parte del Estatuto Estatal, invaden la potestad jurisdiccional de la Ley de Inmigración y Nacionalidad y el Titulo 8 del Code of Federal Regulations.
La resolución se esperaba más o menos en ese sentido, ya que Susan Bolton, la jueza federal que bloqueó algunas de las disposiciones de la ley de Arizona, sabe que algunas de ellas, sobre todo las más controvertidas, pudieran generar litigios en cadena y mayor carga al sistema judicial federal. Dictaminar la problemática migratoria del Estado se requiere de más tiempo para hacer un análisis legal minucioso.
El Gobierno federal presentó su demanda de inconstitucionalidad el 2 de julio, concediendo sólo 27 días a la corte federal para analizar sus argumentos. En su demanda, el Gobierno de Obama, solicitó a la jueza Bolton una suspensión temporal para la entrada en vigor de la SB-1070 hasta que ella considerara emitir su fallo.
La jueza Bolton cuenta, por así decirlo, con el reconocimiento de republicanos y demócratas, por lo que ambos respetan las resoluciones que emite. Recuérdese que el senador republicano por Arizona, Jon Kyl, fue quien la recomendó al entonces presidente Bill Clinton para que ocupara esa posición y desde el 2000 funge como jueza de distrito, antes, de 1989 a 2000, se desempeñó como jueza del Tribunal Superior del Condado de Maricopa.
Ahora bien, ¿cuál es la prospectiva de política exterior mexicana ante estos acontecimientos?
En principio reestructurar las políticas de protección a migrantes mexicanos en dos variables fundamentales. Una técnica y otra política. La técnica implicaría incrementar los rubros tradicionales de la protección, es decir, los buenos oficios, la notificación consular, la distribución de panfletos informativos, atención 24 horas, visitas a cárceles, visitas a centros laborales, a la formación de personal especializado en investigación legal (legal research) a fin de que detecten aquellos casos que por sus méritos legales puedan ser turnados a los abogados consultores a fin de que se hagan pag36-204las demandas judiciales que correspondan. Además, establecer los sistemas operativos de gestión de crisis. La parte política comprenderìa trabajar con el circuito político de Washington, DC (Capitol Hill, Casa Blanca, Think Tanks, grupos de interés, cabilderos, etc.-) para remediar la situación migratoria de nuestros connacionales.
En temas de esta envergadura no es aconsejable continuar operando de la misma manera como tradicionalmente se ha hecho. Como bien se sabe la cancillería mexicana cuenta con una Dirección General de Protección a Mexicanos en el Exterior que emite las directrices de apoyo a aquellos migrantes que resulten lesionados en sus intereses, esto se viene haciendo organizadamente desde 1980. El problema fundamental ahora rebasa los mecanismos tradicionales de la protección. Se tiene que reestructurar el proceso porque la problemática ya no es de forma sino de fondo. Ya que efectivamente las medidas de protección funcionan orgánicamente, no sólo en los cinco consulados mexicanos que hay en Arizona sino en todos los que conforman la red consular.
El plan de contención, ante la SB.1070 y otras disposiciones similares, va más allá de la forma, implica una estrategia novedosa que considere las realidades que circundan la aplicación de estos preceptos.
En principio, y hay que decirlo, las tendencias antiinmigrantes en Estados Unidos se van a incrementar antes que disminuir. Por ejemplo, a partir de la promulgación de la Ley de Arizona, la sociedad estadounidense se ha dividió y son más los simpatizantes (53%) que están a favor de que sus legislaturas aprueben leyes similares, según lo reporta una encuesta reciente de Quinnipiac University Polling Institute.
pag35-204En Estados Unidos, Legisladores de 22 estados han presentado y discutido leyes antiinmigrantes similares a la de Arizona, incluso en ciertos lugares donde la presencia de inmigrantes es relativamente reciente: Arkansas, Delaware, Indiana, Missouri, sólo por citar algunos.
Ante este escenario, surge la pregunta: ¿Tendrá el gobierno mexicano un sistema operativo de cabildeo ante las asambleas locales? porque no se puede implementar un programa operativo de manera coyuntural. Hay que planificar con prospectiva para vaticinar escenarios y respuestas. Hay muchos modelos disponibles que se pueden aplicar y que han dado buenos resultados para el cabildeo anticipado.
Sin embargo, un escenario coyuntural apunta, ante posibles promulgaciones de legislaciones antiinmigrantes: deportaciones masivas, detención de inmigrantes, separación de familias, deserción escolar de hijos de inmigrantes, etc. Ante tales expectativas escenarios reactivos: incremento de albergues para deportados, impresión de panfletos informativos, habilitación de una línea telefónica gratuita de atención a inmigrantes indocumentados, etc.
No olvidemos las palabras de Enrique Morones, dirigente de los Ángeles de la Frontera, que subraya que, “el gobierno mexicano no ha tenido la capacidad de brindar la protección suficiente para las deportaciones que se registran actualmente sin ley SB1070, tampoco lo estará si llegan a ser masivas, por lo que se necesita diseñar una estrategia ante los posibles efectos de la ley.”
Quizá sea ahora el momento de estructurar, dentro de la SRE, una Dirección de Prospectiva de Protección Consular con sus respectivos departamentos de construcción de escenarios, gestión de crisis y planeación estratégica e inteligencia.




Agregar un comentario