20 años de Trova, Bohemia y Arte: Francisco Palacios

196

Por Manuel Gutiérrez Espinosa

Comenzaba a morir la tarde, al fondo de la sala se escuchaba una vieja canción de Pedro Infante. Al pie de la gran consola se encontraba un pequeño niño absorto con los oídos muy atentos a las notas y armonías que como por arte de magia salían de ese aparato. Creía reconocer la misma tonada que su madre canturreaba al hacer el quehacer, esas mismas tonadas que años más tarde definirían su vocación y su vida. Ese niño se llama Francisco Palacios quien me recibe muy cordial con un fuerte apretón de manos en su estudio al sur de la Ciudad de México.

Manuel Gutiérrez: Francisco, como estás, muy buenas tardes.

Francisco Palacios: Que tal, como estás Manuel.

MG: Me gustaría iniciar este recorrido por tu trayectoria artística con un par de preguntas muy simples, muy obvias, pero a mi juicio fundamentales: ¿Por qué la guitarra? Y, ¿por qué la canción en tu vida?

FP: Bueno…eso es muy sencillo de contestar en realidad. Mi familia siempre ha sido muy musical, desde que tengo uso de razón en mi casa siempre ha habido canciones y guitarra, mis padres gustaban mucho de la música mexicana  y de pequeño yo escuchaba discos de aquellos que eran de vinyl. Recuerdo que mi madre escuchaba canciones de Pedro infante, Jorge Negrete, Chuy Rasgado, de los Tecolines y toda esa generación.

MG: Acabas de Mencionar a Chuy Rasgado que es un excelente músico istmeño, ¿tienes familia en Oaxaca?

FP: Sí, de hecho tengo raíces oaxaqueñas. Mi padre nació en Matías Romero en la región del istmo, cerca de Tehuantepec.
Recuerdo a mi padre con una guitarra en las manos y fue él quien me dio las primeras lecciones, sin embargo fue hasta mucho después que la retomé en mi adolescencia, me acuerdo que como muchos comencé a aprender a tocar con “guitarra fósil” no fácil he?… porque ya tiene muchos años esta publicación (se ríe). Mas adelante en el bachillerato empecé a hacer mis pininos en el escenario. Me acuerdo que tocábamos en ese entonces canciones de la trova cubana, y del underground mexicano de los años setenta.
Fue en ese momento que tuve que tomar una desición fundamental en mi vida. Déjame platicarte Manuel, que yo también tenia la idea de estudiar medicina y cursé el bachillerato en esta área, sin embargo la música continuaba atrayéndome poderosamente, tanto así que decidí hacer mi examen de admisión al INBA, entonces resultó que fui aceptado y decidí ir a Bellas Artes a estudiar piano.

MG: ¿Piano?

FP: Sí, en realidad es un instrumento que siempre me ha gustado mucho, pero me tope con un gran problema, y es que era un instrumento al que yo no tenía acceso en ese momento, en mi casa la situación económica no estaba como para poder comprar uno, entonces tenía que estudiar en la escuela desde muy temprano para apartar el piano; fue entonces que decidí  cambiar a la guitarra para poder comenzar sin problemas  mis estudios musicales.

MG: Ya veo… ¿Y porqué la trova Francisco?, ¿Por qué la elegiste como el género musical para expresarte?

FP: Mira…creo que en realidad porque con este género se me facilitaba trabajar más ya que la guitarra es su principal instrumento de ejecución además de la voz por supuesto. Me interesaba que mi música llegara a oídos de mucha gente, y la trova tiene esa virtud de ser más popular. Por otro lado la tradición musical de Oaxaca que fue la que más hondamente marcó mi niñez es de trovadores. Tu puedes ver al atardecer a la gente con su guitarra acostada en su hamaca  y cantando canciones por horas.

MG: ¿Nunca experimentaste con otros géneros?

FP: ¡Por supuesto!, me gusta mucho el son montuno, pero también el pop y el rock de los sesenta y pag67-204setenta como Pink Folyd y Rolling Stones y alguna vez lo toqué, pero sin lugar a dudas la mayor influencia para mi fue la música mexicana sobre todo los sones de la  región Huasteca  y la del sureste del país, en estados como Oaxaca, Guerrero y Veracruz. Yo hago mucha música con este tipo de influencia como huapangos y sones, para mi Veracruz fue también muy importante ya que la mitad de mis vacaciones la pasaba en Boca del Río  y la otra en Oaxaca. A mi tía le encantaba organizar grandes Fandangos…

MG: Fandangos son las fiestas tradicionales de esa región ¿cierto?

FP: Así es Manuel tanto de Veracruz como también de la zona huasteca y parte del golfo. En estos pueblos nuestros la música está presente a lo largo de toda la vida en los pequeños y grandes acontecimientos de la existencia, en esos fandangos me acuerdo que me sentaba mi tía en una pequeña mecedora y me ponía a escuchar a aquellos tríos jarochos que llegaban con sus jaranas, sus arpas y su requinto y empezaban a tocar, la gente a bailar. Me gustaba el falsete como recurso musical, el uso tan creativo de los versos…

MG: Las famosas décimas

FP: Sí, pero también otro tipo de verso que se usa mucho sobre todo en el son jarocho que está escrito en un octosílabo o dodecasílabo. También los colores y hasta los animales que se mencionan tienen un significado en el contexto de la canción. Y bueno… todo este entorno me influyó musicalmente hablando.

MG: ¿Qué pasó después?

FP: Pues en mi adolescencia y juventud comencé a escuchar a los músicos de la trova cubana…

MG: ¿Qué músicos?

FP: Bueno algunos muy conocidos como Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Sara González y otros tantos que ahora no recuerdo.
En ese entonces no era muy conocida la trova cubana en México apenas comenzaba a sonar, estamos hablando de los años setenta y éramos muy pocos y raros los que escuchábamos esta música.

MG: Francisco, háblame de tu obra… ¿Cuántos discos tienes grabados?

FP: Mira, grabados tengo dieciocho, cuatro de ellos con el trío “Tres Compositores Mexicanos”, seis más en diferentes colaboraciones con otros músicos y ocho como solista.

MG: ¿Qué me puedes comentar de tu último disco?, creo que es muy especial para ti.

FP: Este último disco que acabo de editar y producir es una antología que se llama “20 años en la canción”. El nombre lo dice todo, es como un disco de aniversario, contiene una selección de temas que han sido incluidos en mi discografía a lo largo de estos 20 años de trayectoria artística, es como una retrospectiva de toda la obra que a mi juicio incluye los mejores temas de mi obra.

MG: Es como si fuera la celebración de tus veinte años de matrimonio con la canción, ¿ha sido un matrimonio feliz?

FP: Yo creo que sí por eso es digno de festejarse, pero la música es una esposa muy celosa, tú ya lo sabes. Además estamos hablando de veinte años de estar en el medio musical de una forma profesional y dedicándome de lleno a ello, esto a partir de 1989, de estar en la música yo creo que toda mi vida, ya lo traía en la sangre.

MG: Francisco, creo que la trova como género tuvo un gran auge en los años setenta sobre todo y todavía un poco en los ochenta, pero ¿qué tan actual es en realidad hoy en día?, ¿no crees que el trovador como artista y creador tendría que evolucionar también a algo nuevo?.

FP: Yo creo que la evolución musical es muy importante en cualquier género no solamente en la trova y por supuesto que los trovadores han tenido que evolucionar, aunque la trova en realidad es muy antigua y se remonta años muy atrás no solamente en cuba sino también en México en donde se trataba de contar historias por medio de la canción que reflejaran al vida de las personas y los pueblos, la trova siempre ha estado con nosotros más allá de las modas y los cambios aunque sí, efectivamente ha evolucionado también.

MG: ¿En qué forma?, ¿Cómo es la trova de hoy?

FP: Pues hablando propiamente en términos musicales, la forma de armonizar las canciones ha cambiado, los estilos no son ya tan puros como solían serlo, hay influencia tanto rítmica como armónica de otros géneros como el jazz o el blues entre muchos otros, es decir, los trovadores comienzan a experimentar y a realizar fusiones con otros tipos de música y de instrumentaciones; también  las progresiones armónicas han cambiado y en cuanto al contexto temático también ha cambiado, antes se hablaba sobre todo de amor y desamor y otras pasiones humanas, a partir de los setenta y hasta ahora también se tratan temas muy delicados del interés común como la política y la sátira social.

MG: Francisco, tengo entendido que has sido merecedor de varias becas por la calidad de tu trabajo, ¿Cuáles han sido?

FP: Pues mira con los “Tres compositores Mexicanos” quienes son Silverio Jiménez y Alejandro Riso dos excelentes músicos y autores mexicanos y un servidor concursamos y ganamos el apoyo económico por parte del FONCA para producir y grabar nuestros discos en diferentes momentos y convocatorias una de ellas por apoyo a creadores jóvenes, después a creadores con trayectoria, apoyo a las culturas municipales y otros programas que por cuestiones de la política cultural de este país han desaparecido lamentablemente. De las fechas que me acuerdo son en 2000,2004, y 2006 otra fue una beca por parte del Instituto Mexiquense de Cultura en donde realizamos un disco y fuimos los representantes en ese entonces del Estado de México en la gira de los ocho estados en donde representábamos a esta entidad en este intercambio cultural.

MG: ¿Te parece que los foros universitarios son importantes como para difundir el quehacer de un trovador?

FP: Yo creo que son importantísimos. Los foros universitarios son un semillero de gente en busca de propuestas nuevas, no puedo decir que la generalidad de la comunidad estudiantil sea atraída hacia la trova pero siempre hay un sector que está en busca de una propuesta nueva y diferente a lo que hay en el país.

MG: ¿Crees que la trova es una opción en el gusto de los jóvenes?

FP: Creo que está mas presente, antes hubo un auge del Rock en español en los ochenta y los jóvenes de esa época seguían más a los que realizaban conciertos de rock que los que hacíamos trova. Eso ha cambiado, la propuesta musical actual es muy diversa y la trova es una opción más en ese gran abanico.

MG: ¿Podemos hablar de que los jóvenes hoy en día escuchan trova?

FP: Sí, creo que un buen sector de ellos la escuchan con interés y además en el país hemos tenido excelentes exponentes como Marcial Alejandro (qed), David Haro, Rafael Mendoza, Jaime López, la misma Eugenia León quien fue una gran interprete de este género. Todos ellos anteceden a mi generación y nos dejaron un legado artístico importante.

MG: Finalmente, ¿Qué proyectos tienes en el futuro cercano en tu trabajo?

FP: Mira Manuel sobre todo la difusión de este disco por medio de diversos conciertos y recitales en foros aquí en el DF y el interior de la república, en los medios e instituciones que tengan la apertura y el interés de dar a conocer este trabajo como CONACULTA y la Secretaría de Cultura del Gobierno del DF, esto con el fin de que este trabajo se convierta en parte de la propuesta cultural primero de esta ciudad y después al resto del país.

MG: ¿Dónde podemos enterarnos de las fechas y lugares donde te presentarás?

FP: Sobre todo por medio del Internet en portales como Facebook, Twitter y Hi5  buscando Francisco Palacios y en programas de radio y TV que realicemos.

MG: ¿Algo más que quisieras comentar para nuestros lectores?

FP: Solamente agradecer al la directiva de Macro por su generosidad al permitir la difusión de mi obra e invitar  a todos a conocer el lado “B” del disco, la otra cara de la música mexicana, otra propuesta diferente a lo comercial que nos presentan los medios masivos como un producto más de consumo. Invito a todos a abrir sus opciones y su sensibilidad a la posibilidad de escuchar buena música hecha con honestidad, calidad y con la que se pueden llegar a identificar.

MG: Muchas gracias Francisco.

FP: Muchas gracias a ti Manuel y a Macro.




Agregar un comentario