Pao Mena, soprano, conquista al público del D.F.

310

Por la Profesora Margarita Romero Luelmo

Pao Mena camina finita, trémula; llega al centro del foro y se afirma: es entonces cuando abraza al público con su imaginación y su corazón; e inmediatamente, con delicada voz de soprano inicia un concierto que arrebata y pone al público de pie, hasta alcanzar el éxtasis, entonando todos la canción ‘Mixteca” de José López Alavez.
Con su voz te hace recorrer los más bellos paisajes; te bambolea sobre los canales de Venecia a bordo de una góndola que convierte en un “Carro del Sol”; puedes, así, ver sobre la barca las ventanas de las casas venecianas que por sus balcones asoman macetones llenos de flores.
pag56-203 Sabiendo que en esa forma nos lleva de paseo, Pao Mena, una jovencita sonriente nos comparte lo que ve en su imaginación, siempre llena de amor.
La pianista Guadalupe de la Mora no la lleva, sino que la sigue entusiasmada, por el alma que Pao pone en cada canción, en cada letra, en cada nota; es entonces cuando la joven Pao anuncia entre aplausos que cantará “Ya no me quieres”, ¿o sí? Pregunta Pao ingenuamente como si ella misma supiera de amores, tanto como Maria Greever
Y empieza: “…un día dijiste temblorosa de pasión…”
Pao llena el escenario ella sola, vestida con una forma elegante y fresca, primaveral; canta con pasión: “…la vida entera… ya no me quieres…nunca trates de fingirme amor porque me hieres…” y concluye:
“…y fundir en una llama de amor nuestros dos seres… más no te acuerdas de mí, ya no me quieres…”
Y entonces tu también te sientes enamorado y te pones de pie y aplaudes a rabiar.
Después viene España, “la canción del olvido”, de Romero y G. Fernández/J. Serrano; más adelante “Musmé” de José Díaz Bolio/Emilio de Nicolás; luego “El deseo” de la diva Ángela Peralta.
El recital de la soprano Pao Mena, acompañada al piano de Guadalupe de la Mora, se dio en la sala “Hermilo Novelo”, del Centro Cultural Ollín Yoliztli, sobre Periférico, al sur de la ciudad, el jueves 27 de mayo de 2010. Fue todo un acontecimiento cultural, lleno de emotividad, de entusiasmo. Ella, Pao Mena, abraza al público con su imaginación extiende sus brazos hacia el frente y los atrae hacia ella y luego avienta besos con las manos para todos y, lo mejor, entrega su sonrisa, su alegría, a un público que la necesita para creer en la vida y para vivir con alegría.

El recital estuvo integrado así:
El Carro del Sol, Canción popular veneciana
Ya no me quieres, María Greever
Canción del Olvido, Romero y G. Fernández/J. Serrano
Musmé, José Díaz Bolio/Emilio de Nicolás
El Deseo, Angela Peralta
No corras, Griselda Alvarez/José Sabre Marroquín
El Faisán, José de J. Nuñez y Domínguez/Miguel Lerdo de Tejada
Serenata Melancólica, Mario Ruiz Armengol
Lejos de tí, Manuel M. Ponce
El Caminante del Mayab, Antonio Médiz Bolio/Guty Cárdenas
Nunca, Ricardo López Méndez/Guty Cárdenas
Peregrina, Luis Rosado Vega/Ricardo Palmerín
Perfume de Gardenia, Rafael Hernández
Sobre las Olas, Juventino Rosas
Canción Mixteca, José López Alavez.




Agregar un comentario