Educación, Infraestructura y un mejor Sistema Judicial, bases para un México desarrollado: Krugman

156

Toluca, México, 11 de mayo de 2010.- A fin de que México sea un país desarrollado se necesita una población bien educada, infraestructura adecuada y para ello se requiere invertir recursos en las regiones más atrasadas, así como mejorar el sistema judicial, señaló el Premio Nóbel de Economía 2008, Paul Krugman.
Al dictar una conferencia magistral en el panel de Competitividad,  en el marco de los Foros de Reflexión Compromiso por México, eje Economía y Desarrollo, el también miembro del Consejo de Asesores Económicos de la administración del presidente Ronald Reagan y autor de más de 20 libros, señaló que la apertura y exportación son parte de un crecimiento económico rápido; no obstante, son necesarias pero no suficientes, por lo que hay que tener en cuenta la creación de infraestructura, el estado de derecho y la transparencia en términos de crear negocios.
Subrayó que también se debe tener en cuenta la desigualdad que existe en algunas regiones del país porque tienen la peor infraestructura, educación y cuidados de salud; “entonces esta desigualdad es la gran parte de la historia y nos sugiere que sí hay un frente en el cual pag10-202podemos trabajar, porque hay ciertas partes de México que deveras son muy pobres, hasta para llegar a ellas es difícil y si llegamos a ellas esto pudiera ayudar muchísimo”.
Agregó que el desarrollo irá mejorando porque, al igual que otros países, ha planeado su desarrollo, además, en comparación con hace 20 años, ahora hay mayor convergencia y se cuenta con una economía mejor y más innovadora.
Luego de señalar que México está como las regiones retrasadas de Estados Unidos antes de la Segunda Guerra Mundial, mencionó que nuestro país tiene grandes ventajas porque está cerca de los mercados de las grandes economías, tiene relaciones cercanas y hay un flujo continuo de personas;  Sin embargo, consideró que la recuperación va a ser lenta, pero sí es posible que se logre, aunque “es un tramo mucho más prolongado el que se va a tener que recorrer”.
Al hablar sobre la situación actual, dijo que la de México es bastante buena en este concierto de naciones, luego de que en los últimos dos años se han tenido bastantes shocks dentro de la economía mundial.
Precisó que se presentaron problemas que se creían obsoletos como una crisis financiera y se creía que los gobiernos nunca iban a permitir que el suministro monetario se contrajera drásticamente porque se entendía que eso no era lo correcto, y se creía que se tenía un sistema financiero sofisticado y mejor regulado.
Indicó que la crisis al sur de Europa nos hace pensar en México hace unos 15 años y de cómo han lidiado con su crisis, ya que en la década de los años 70 se tuvo un crecimiento razonable, pero el modelo no tuvo continuidad; los años 80 fueron la época de la deuda, la época perdida, de estancación, de caída de los salarios; después llegó la crisis de 1995, pero luego continuó pag11-202con su crecimiento.
Señaló que se tiene una genuina recuperación que ya está en camino; la economía parece estar enmendándose y se están creando empleos de manera rápida. “No vamos a tener un posicionamiento razonable en la economía de los Estados Unidos hasta dentro de unos dos años. Entonces, es algo muy delicado pero desde el punto de vista de la economía mundial podemos decir que lo que parecía que era una cosa que estaba completamente fuera de control, se ha convertido en una situación en donde vemos una mejoría gradual, no lo suficientemente rápida, pero ya hemos dado un paso adelante”, concluyó
Cabe destacar que en el panel de Competitividad participaron Roberto Newell, director general del Instituto Mexicano para la Competitividad; Eduardo Pérez Motta, presidente de la Comisión Federal de Competencia; Bernardo Quintana Isaac, presidente del Grupo ICA; y Luis Rubio, presidente del Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. (CIDAC) moderados por Jaime Zabludovsky Kuper, presidente ejecutivo de Conméxico.




Agregar un comentario