Un fiasco, la tarea del Congreso

152

Un fiasco ha resultado la tarea del Congreso de la Unión: no pudo lograr las leyes que necesita el país para avanzar y democratizarse en lo social y en lo económico; tampoco pudo aprobar la Ley Federal de Seguridad Pública para regular al Ejército en sus tareas de combate al narcotráfico y al crimen organizado, cuyo proyecto aprobado por el Senado quedó en manos de la Cámara de Diputados para ser discutido hasta el próximo período de sesiones.
pag04-07 principal.inddAsí que la nación no tiene ahora ni Reforma Económica, ni Reforma Laboral, ni Reforma Política, ni Reforma de Seguridad Pública, ni Reforma Fiscal, ni Reforma de Medios de Radio Difusión.
El Congreso de la Unión, integrado por el Senado y por la Cámara de Diputados, se ha convertido en un “Nudo Gordiano” en el que todo se atora por diversas negociaciones y concesiones políticas entre las diversas fuerzas y corrientes que lo integran, y por el hecho de que el partido en el gobierno, que es ahora el PAN, ha quedado en minoría, al mismo tiempo que el Titular del Poder Ejecutivo, Felipe Calderón, ha gastado casi todo su “capital político” y ya poco puede hacer en lo que queda de su mandato que terminará el 1º de diciembre de 2012, pero que comprende un lapso de intensa actividad política y electoral en el que se renovarán más de la mitad de las gubernaturas de los estados y los ejecutivos de miles de municipios, cabildos, así como decenas de legislaturas locales, todo lo cual pone a discusión los resultados de la actual Administración Federal.
Diputados y Senadores dejaron en la congeladora la Reforma Laboral, la Hacendaria, la de Telecomunicaciones, la de Radio y Televisión, la Banca de Desarrollo y las modificaciones al Mandato del Banco de México.
Solamente fue aprobada la Ley de Competencia y, aunque el Congreso “fue secuestrado” por la agenda política y la de Seguridad Pública, tampoco se llegó a nada, ya que, aunque el Senado aprobó la Iniciativa de Ley de Seguridad Pública que regulará la actividad del Ejército en su lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, al ser enviado el proyecto para su revisión a la Cámara de Diputados, ésta ya no pudo discutirlo por falta de tiempo y lo dejó hasta el próximo período de sesiones, dando a entender los líderes de los diputados, de los diversos partidos, que será necesario discutir a fondo esta iniciativa de ley.
Por lo anterior, el país no cuenta con nuevas herramientas para impulsar la economía este año, después de la profunda crisis económica del 2009, en que el Producto Interno Bruto cayó en (-) 6.5%, que fue el peor deterioro en 80 años en México.

Alianzas y choques
entre partidos políticos

Tanto el Senado como la Cámara de Diputados se han convertido en arenas políticas en las que chocan y se alían fugazmente los principales partidos políticos nacionales según sus conveniencias del momento: así, se ha visto la aberración que significa la alianza electoral del PAN con el PRD en varios Estados de la República; la alianza del PVEM con el PRI; la incongruencia de que en Sinaloa y en Oaxaca el PAN postule para Gobernadores a ex priístas y de que, concretamente en Oaxaca, el mismo PAN postule para Gobernador a Gabino Cué, que es un ex priísta que fue postulado primero por el propio Andrés Manuel López Obrador, con quien recorrió todos los 500 municipios de ese Estado y ahora, increíblemente, es el candidato del PAN, que es el peor enemigo de López Obrador.
Así que todas esas alianzas electorales de momento y alianzas políticas de conveniencia, han producido un estado de confusión completa en el Congreso, cuyo resultado es la parálisis total legislativa y la nulidad en los resultados, toda vez que el propio Ejecutivo Federal, Felipe Calderón, suele enviar iniciativas de ley que no han sido discutidas previamente ni consensuadas con el PRI, que es ahora el partido mayoritario dominante en el Congreso, ni mucho menos con el PRD, PT y Convergencia.

Pendientes los
dictámenes sobre Fox

Por razones políticas similares están pendientes los dictámenes de la Cuenta Pública de los últimos años del gobierno de Fox, que incluyen, sobre todo, el uso de los enormes recursos económicos procedentes de los excedentes petroleros; se sabe que una negociación entre el PAN y el PRI ha congelado los dictámenes negativos de la Auditoria Superior de la Federación, con el fin de evitar que se conozcan los resultados de esa propia Auditoria.
Así que, la LXI Legislatura del Congreso de la Unión clausuró sus labores el 30 de abril, dejando en la congeladora las más importantes iniciativas de ley de reformas estructurales y de seguridad pública que requiere el país.




Agregar un comentario