Condena Peña Nieto en Washington Ley Antiinmigrante de Arizona

145

Washington, D.C, EUA, 29 de abril de 2010.- Al condenar y rechazar la ley SB 1070 que pretende criminalizar a los migrantes indocumentados en Arizona, el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, la calificó como regresiva, de tinte racista y pag08-200violatoria de los derechos humanos y los principios elementales de convivencia social.
En conferencia de prensa, el mandatario mexiquense señaló en tono enérgico que la cuestión migratoria no se resuelve con normas represivas o actos condenatorios; “esta debe abordarse bajo un enfoque integral, que atienda sus causas históricas y estructurales. Requiere propuestas realistas y viables”, agregó.
Dijo que la migración es un fenómeno internacional que debe resolverse a través del diálogo y la cooperación entre naciones, y no en la coyuntura de las elecciones locales o intereses particulares o de grupo.
Peña Nieto, quien estuvo en esta capital invitado por la Organización de Estados Americanos (OEA) para celebrar el Centenario de la Casa de las Américas de ese organismo, manifestó su confianza en el liderazgo, compromiso y capacidad del presidente Barack Obama, para impulsar una reforma migratoria de alcance nacional, “que no solo le cierre el paso a legislaciones como la SB 1070, sino que permita reordenar los flujos migratorios para beneficio de México y Estados Unidos”.
Recordó que en la unión americana viven más de un millón 200 mil migrantes mexiquenses y sólo en Arizona radican más de 80 mil, por lo que dicha ley desconoce la aportación de los trabajadores mexicanos a la economía y calidad de vida de ese país.
El gobernador confió en que si el gobierno estadounidense ha rechazado esta ley, “esto puede ayudar y favorecer a hacer un frente mucho más eficaz, en términos de buscar mecanismos legales para revertir esta situación”.
Recordó que si en el pasado se han revertido leyes de este tipo como la que se pretendía aprobar en los años 90 en California, Estados Unidos, que fue declarada inconstitucional, “creo que aquí estamos para ganar esta batalla y yo espero que realmente resulte exitosa toda la gestión y todo este frente que se está conformando para combatir esta legislación”, añadió.
En la Casa de las Américas, de la OEA, ubicada a escasos metros de la Casa Blanca, obra pag09-200del arquitecto estadounidense, de origen francés Paul Philippe Cret, Peña Nieto asistió a la ceremonia por el centenario de su creación, donde su secretario general, José Miguel Insulza, destacó el papel trascendental del organismo conformado por 35 países, en la cooperación interamericana para mejorar el bienestar de los pueblos del hemisferio.
Al acto asistieron, entre otras personalidades, Hilda Solís, Secretaria del Trabajo de los Estados Unidos, con la representación del presidente Barack Obama, quien conversó con el gobernador Peña Nieto sobre el desarrollo del Estado de México. También estuvieron presentes Arturo Valenzuela, subsecretario de Asuntos Hemisféricos de EUA, Alejandro Toledo, ex presidente peruano, así como representantes de los países que integran a ese organismo internacional.
Por la mañana, el titular del Ejecutivo estatal sostuvo un encuentro con Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), principal fuente de financiamiento y conocimiento multilateral para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y El Caribe.
Ahí, el gobernador intercambió puntos de vista sobre los sectores prioritarios del BID encaminados a lograr un mayor impacto de desarrollo, a través del impulso de proyectos de infraestructura, agua y saneamiento, energía sostenible y cambio climático, educación y oportunidades de negocios para gobiernos locales.
En la embajada de México en Washington, se entrevistó con el embajador Arturo Sarukhán, a quien reiteró su condena a la ley antiinmigrante de Arizona.




Agregar un comentario