Renovación Nacional

207

La grave situación por la que atraviesa el país en lo económico, lo político y lo social plantea la necesidad de una Renovación Nacional, de un Diálogo entre todas las fuerzas políticas, sociales y económicas de México que permitan dar paso a un Nuevo Pacto Social, porque el que teníamos con base con la Constitución de 1917 ha quedado roto.
La nación mexicana ha quedado estancada en lo económico y lo político, ha retrocedido en lo social tanto en los niveles educativos como de capacidad económica, de cultura, ciencia y tecnología, y ha descendido en sus niveles de salud y de bienestar social.
En la última década se ha desarrollado un esquema paradójico en que existe en el país un gobierno rico con empresas y ciudadanos pobres; se ha dilapidado la riqueza petrolera y estamos entrando a una etapa de agotamiento de esa industria que sostuvo al país desde 1938 en que la nacionalizó el General Lázaro Cárdenas, hasta la fecha, en que los gobiernos recientes la han endeudado y privatizado en gran parte mediante argucias legales y administrativas.
Pagamos la gasolina y los combustibles más caros del mundo, siendo productores de la materia prima y encontraremos muy pronto que el valor de las exportaciones de petróleo crudo ya no será suficiente para pagar las importaciones de gasolinas y otros combustibles petroquímicos que nosotros deberíamos producir de una forma suficiente. El mejor ejemplo del desastre petrolero es que de la nueva refinería que se anunció no se ve nada concreto y ni siquiera se sabe cuando empezará a construirse y mucho menos cuando será terminada.
Las cuentas públicas del gobierno de Fox y de lo que va del actual, no han sido revisadas por la Cámara de Diputados y las correcciones administrativas que se habían anunciado para eliminar varias Secretarías de Estado y otras dependencias, con el fin de reducir los gastos públicos, no se han efectuado.
La nación vive atemorizada por la “Narco Guerra” y la frontera y ciudades del norte, tan importantes como Monterrey y Reynosa, han entrado en caos.
El gobierno norteamericano manifiesta su preocupación por el curso que lleva México y Obama envía a nuestro país a su Gabinete de Seguridad en Pleno para ver que pasa y en qué puede ayudar. Unos funcionarios de ese Gabinete de Obama dicen que México es “un Estado Fallido” y otros dicen que no.
La situación de México no puede ni debe continuar de esta manera y es por ello urgente y necesario que las fuerzas políticas y económicas de país convoquen a un Diálogo Nacional que permita establecer un nuevo Pacto Social que dé paso a una verdadera renovación nacional, que restituya la viabilidad económica, política y social de México.




Agregar un comentario