Buenas y malas noticias para las empresas mexicanas, según el IMEF

267

Crecimiento
Referente al crecimiento, la buena noticia es que la disminución esperada para el año 2009 y que hasta el mes de octubre la mayoría de los analistas pronosticaban fuera mayor al 7%, cerró con un decrecimiento estimado alrededor de 6.8%.
A nivel global, para este año la recuperación será gradual, particularmente en las economías desarrolladas como Japón y Europa, donde se espera que el crecimiento sea moderado incluso durante 2011. En los pag30-198Estados Unidos los indicadores de la industria manufacturera empiezan a mostrar signos de recuperación aunque aún hay inconsistencias, por el contrario, los países del sudeste de Asia, sobre todo China e India tendrán crecimientos cercanos o superiores al 10%.
Para México las expectativas tienen variaciones, en el IMEF estimamos que el crecimiento -aún si no se toman las medidas que requiere este país-, será alrededor de 3.37% favorecido por una recuperación de la industria manufacturera (exportaciones del sector automotriz así como del ramo de la electrónica, audio y video), industrias ligadas a la recuperación de los Estados Unidos.
También en la minería es probable que haya una recuperación por encima del promedio, justamente por la demanda mundial de commodities que encabezarán los países asiáticos.
El Tratado de Libre Comercio con América del Norte sin duda es una fortaleza para México, sin embargo, es necesario que las empresas busquen una menor dependencia de sus exportaciones hacia Estados Unidos, las cuales representan cerca del 80% de las exportaciones totales de México.
En lo que se refiere a tratados de libre comercio, el gobierno ya no tiene tarea por realizar, se tienen pactos prácticamente con todas las economías importantes. Por ejemplo, comparando con Brasil,  nación que se ha consolidado como la potencia líder de América latina desplazando a México, ésta ha logrado una diversificación de sus exportaciones, de las cuales se destinan 25% a América latina y el Caribe, 23.4% a la Unión Europea, 18.9% a Asia, 13.9% a los Estados Unidos y 11% al Mercosur y por supuesto para el caso de México no nos referimos a una sustitución de exportaciones sino a un incremento de las mismas.
Hay que considerar que en cuestión de infraestructura carretera, de puentes, puertos marinos y aeropuertos, Brasil tiene limitaciones similares a México, lo mismo en inversión de tecnología, así que independientemente del gran impulso que tienen que dar nuestras autoridades al tema de desarrollo tecnológico, las empresas tienen las herramientas para diversificar sus exportaciones como lo han hecho las empresas brasileñas.
Otro tema de crecimiento en México tiene que ver con la cuestión del Turismo, si bien tenemos a la Riviera Maya como un ícono del crecimiento en México, habrá de  recordar que en cuestión de recintos históricos, ciudades coloniales, playas y ecoturismo, México tiene todavía mucho más que dar, tanto para el turista extranjero como para el local.
En la parte interna, una industria donde esperamos un crecimiento por arriba del promedio es la industria de la construcción, que de hecho fue una de las menos afectadas durante la crisis de 2009, tanto por la parte de infraestructura fuertemente apoyada por el programa de inversión del gobierno federal, como por la necesidad de vivienda que será apoyada por la liquidez existente en los bancos y la oferta de créditos para este fin.

Inflación
Respecto al tema inflacionario, en el IMEF consideramos que el primer trimestre del año la inflación será alta, probablemente cercana al 5.8% para bajar a niveles de 3% en el segundo semestre; pero las recientes declaraciones sobre la liberación de los precios de la gasolina para adecuarse a los internacionalmente vigentes, han generado incertidumbre sobre cuánto podrían incrementarse esos precios y cuál podría ser su impacto en la inflación.

Política Monetaria
El pasado 15 de enero la Junta de Gobierno decidió mantener en 4.5% el objetivo de la tasa de interés y ese pronunciamiento representa buenas señales. La primera de ellas es el mensaje de que la autonomía del Banco de México se sigue respetando, pues si bien siempre habrá presiones de diversos sectores para mover las tasas, francamente no vemos una necesidad de un movimiento en el corto plazo.
El argumento principal por el que no debería sufrir cambios la tasa es porque mientras no haya un crecimiento y generación importante de empleo en los estados unidos, tampoco habrá un movimiento en la tasa Fed de los bonos norteamericanos y por lo tanto no tendremos esa presión para modificar la tasa de referencia en México.

Tipo de Cambio
El diferencial de tasas entre lo que pagan los bonos Fed de corto plazo y la tasa pagada en México seguirá incentivando la entrada de divisas por lo que no se prevé que pudiera haber una depreciación del tipo de cambio.

Desempleo
De los casi 46 millones de mexicanos que formamos la Población Económicamente Activa apenas el 18% percibe más de cinco salarios mínimos y sólo 36% tiene acceso a Seguridad Social. En el aspecto fiscal, menos de la mitad están registrados en la Secretaría de Hacienda; 22 millones han encontrado una salida pag31-198en la emigración y la informalidad y los restantes 2.5 millones están desempleados.
En los últimos 30 años no se han podido generar los empleos que demanda la población. Cada año se incorporan al mercado laboral 800 mil jóvenes y las expectativas para el 2010 son apenas recuperar 400 mil de los empleos perdidos en la crisis y generar para el 2012, 600 mil, que serán insuficientes y razón por la cual  seguirán sumándose más desempleados o subempleados a los 24 millones que hoy día trabajan fuera de la economía legal.
El paliativo de la economía informal ha provocado ingresos insuficientes, carencia de seguridad social y problemas familiares y sociales; además claro está, de que no contribuyen fiscalmente para recibir los deficientes servicios que sufragamos un porcentaje bajo de la población que sí tributamos.
En conclusión, si queremos tener un crecimiento mayor al que se generará como consecuencia de la modesta recuperación en los Estados Unidos, se requiere que los políticos y gobernantes actúen con patriotismo y no favoreciendo los intereses propios o de sus partidos, también es necesaria una mayor audacia por parte de los empresarios, no para evitar el pago de impuestos, ni para ganar amparos que permitan mantener monopolios, sino para abarcar nuevos mercados de exportación, generando crecimiento, empleo y fortaleciéndose como consecuencia de la demanda interna.
Es necesario también la total transparencia de los sindicatos, así como la ética y el compromiso de los trabajadores. En el caso de la banca se necesita una mayor disposición para colocar el crédito y dejar de conformarse con las grandes utilidades obtenidas de comisiones que si bien son jugosas, no son su razón de existir.




Agregar un comentario