“Enfermedades, desnutrición y pobreza extrema amenazan con extinguir a 12 millones de indígenas”: Heladio Ramírez

514

El Frente Nacional de Legisladores del Sector Rural advirtió hoy que de acuerdo con un estudio de la Organización de las Nacionales Unidas (ONU), más de 12 millones de indígenas mexicanos están amenazados de desaparecer por lo que pidió al Gobierno redoblar sus acciones para evitar lo que puede ser “una tragedia nacional”.
El senador Heladio Ramírez López, presidente del Frente, sostuvo que el primer informe sobre la situación de los indígenas del mundo, elaborado por expertos de la ONU, asegura que las enfermedades, la pag60-198desnutrición y la pobreza extrema atacan a las poblaciones nativas dentro de un entorno en el que México no es la excepción y sí el más claro ejemplo de cómo en pleno siglo XXI los indios del país sufren exclusión, pobreza  y una inexorable marcha hacia su extinción definitiva.
Prueba de ello, dijo en reunión de trabajo, son las 144 lenguas indígenas que se extinguen con rapidez y los pobladores de unas 20 mil comunidades de más de 1,500 municipios, que siguen agobiados por la miseria extrema y por el protagonismo asistencialista del actual Gobierno Federal.
El también presidente de la Comisión de Desarrollo Rural del Senado de la República demandó hacer realidad en México la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas aprobado en 2007 por la ONU, ya que se vulneran sus derechos al ser discriminados.
El legislador mencionó que el informe de las ONU recién presentado en Nueva York asegura que “hay varios pueblos indígenas donde ya es difícil encontrar un hablante. Incluso en México; los mayos en el norte y los lacandones, en Chiapas”.
Heladio Ramírez López alertó que son 21 lenguas las que están en situación crítica en el país, entre las que mencionó a la chontal de Oaxaca, el náhuatl de Tabasco, el zapoteco de San Felipe y el awakateco, del que sólo existen tres personas en Campeche que lo hablan, seguido del tuzanteco en Chiapas, con cinco parlantes.
Actualmente, añadió, 20 de las 56 etnias que hay en el territorio nacional están        en riesgo de la extinción definitiva, pues las comunidades y pueblos indígenas en su lucha ancestral por hallar los espacios que le permitan superar sus rezagos y marginación, no han encontrado por parte de los gobiernos de ayer y de hoy los cauces y la respuesta para incorporarlos al desarrollo.
El senador oaxaqueño consideró que ante el informe de la ONU el Gobierno debe reconocer el estado de emergencia en que viven los indígenas y asumir una política de desarrollo alejada de la caridad y el existencialismo; así como hacer efectivas las reformas constitucionales que aseguran el derecho de los indios a la autonomía y autodeterminación de sus pueblos. y renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).




Agregar un comentario