Mensaje del IMEF al Gobierno

187

Estamos próximos a concluir un año en que por la magnitud de la crisis financiera y económica a nivel mundial será muy recordado por nosotros y por futuras generaciones,  lamentablemente habrá serios cuestionamientos por haber desaprovechado una oportunidad histórica para hacer cambios profundos.
Es por ello que el año 2010 adquiere una gran relevancia para proponer y aprobar las tan anheladas reformas en materia fiscal,  laboral, energética, regulatoria, política, etc.,  que permitan construir los mecanismos que:
Incentiven la inversión pública y privada
Incentiven la generación de empleo
Reduzcan el gasto corriente de los tres Poderes de la Nación
Reduzcan el gasto corriente de los organismos autónomos
Reduzcan el gasto de los partidos políticos
Transparenten el gasto público de todos los órdenes de Gobierno
Aumenten la base de contribuyentes
Disminuyan la carga de los contribuyentes cautivos
Eliminen los privilegios fiscales
Revisen el Federalismo Fiscal
No incrementen el déficit fiscal
En IMEF hemos insistido en la necesidad de contar con una visión de país,  un proyecto económico de largo plazo,  que genere confianza, que ofrezca bienestar social y oportunidades a todos los ciudadanos, para:
Alcanzar un crecimiento de nuestra economía de al menos un 5% anual en el mediano plazo
Terminar con la dependencia de los ingresos petroleros
Impulsar el mercado interno
Abrir otros mercados y no depender tanto del Norteamericano
Generar al menos un millón de nuevos empleos por año
Recobrar la confianza de la ciudadanía en las Instituciones
Reactivar el financiamiento
Competir con países que ya se están consolidando como líderes en Latinoamérica
Retener el poco talento que generamos en nuestro país
Combatir al comercio informal
Fortalecer el estado de derecho
Para todo ello, no debemos ver al Gobierno como gestor de la economía sino como conductor de la misma y se debe construir una nueva relación entre el sector público y el sector privado.
Las reformas de política económica y social, siguen siendo obstaculizadas por grupos de poder que prefieren mantener el status quo y no parecen tener incentivos para cambiar.     Bajo estas circunstancias no puede haber una visión integral de futuro sólo con las capacidades gubernamentales.
Es hoy,  cuando nuestro país requiere cambios estructurales que le permitan replantearse ante un futuro sumamente competido a nivel mundial y es por ello que la política debe ser generadora de acuerdos y no de conflictos,  invitamos a todos los actores a pensar en México como nuestra gran prioridad para con ello iniciar un proceso de transformación competitiva que nos lleve a triunfar.
Muchas gracias a mis socios, quienes me acompañaron y apoyaron durante el año en la atención a los medios de comunicación,  a Gloria Ortiz por su extraordinaria coordinación y a ustedes, medios de comunicación,  por ayudarnos a fortalecer el  prestigio del IMEF,  en búsqueda de un mejor país.
Muchas felicidades y nuestros mejores deseos para este fin de año y mucho éxito para el 2010.




Agregar un comentario