El senador Dante Delgado critica los nombramientos de Carstens y Cordero

142

PRESIDENCIA DEL CIUDADANO SENADOR CARLOS NAVARRETE RUIZ

-EL C. PRESIDENTE SENADOR CARLOS NAVARRETE RUIZ (13:17 HORAS): Solicito a la secretaría informe el resultado del cómputo de asistencia de los señores Senadores para conocer si existe el quórum reglamentario.

-EL C. SECRETARIO SENADOR RENAN CLEOMINIO ZOREDA NOVELO: Honorable Asamblea: De acuerdo al sistema electrónico se registraron para esta sesión un total de 110 Senadoras y Senadores.
En consecuencia, hay quórum, señor Presidente.
-EL C. PRESIDENTE NAVARRETE RUIZ: Se abre la sesión.
El Orden del Día de esta sesión ha sido distribuido, con lo cual se ha informado de los asuntos que corresponden a la agenda de hoy.
Pasamos ahora a un debate político pactado para el posicionamiento de los grupos parlamentarios sobre pag36-197los ajustes en el Gabinete y la propuesta de nombramiento para la Junta de Gobierno del Banco de México.
Harán uso de la palabra a nombre de los respectivos grupos parlamentarios, cada uno de ellos, hasta por siete minutos, el senador Dante Delgado por Convergencia, el senador Francisco Agundis Arias por el Partido Verde Ecologista de México, el senador Graco Ramírez Garrido Abreu, por el Partido de la Revolución Democrática, la senadora María de los Angeles Moreno Uriegas, por el Partido Revolucionario Institucional, y el senador Fernando Elizondo Barragán, por el partido Acción Nacional. El Partido del Trabajo está pendiente de decirnos quien hará uso de la palabra, y por lo pronto tiene el uso de la tribuna el senador Dante Delgado, hasta por siete minutos, por el Partido Convergencia.

-EL C. SENADOR DANTE DELGADO RANNAURO: Señor Presidente, compañeros legisladores, hace unos días, en una entrevista radiofónica me solicitaron mi punto de vista en relación al desempeño del Presidente Calderón. Contesté el miércoles de la semana pasada que en breve nos daría un claro mensaje de su intención de actuar como Jefe de Estado y Estadista, o como simple administrador en el manejo de un grupo en el poder.
Mencioné que quedaba poco tiempo para conocer el nombramiento del miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México, y que la propuesta contenía implicaciones más allá de las formalidades constitucionales, y que el presidente enviaría una más allá de las formalidades constitucionales, y que el Presidente enviaría una señal si actuaba como Jefe de Estado, porque tendría que cuidar el manejo de las finanzas públicas del país y la estabilidad de la frágil economía mexicana. No se ha advertido en el equipo económico de la actual administración un perfil que pueda sacar adelante la economía del país, y mucho menos que tuviera un reconocimiento y confianza de los mercados internacionales.
Por ello, en condiciones de visión de futuro, el Ejecutivo Federal, desde mi punto de vista, debió haber solicitado a este Senado la ratificación del Gobernador del Banco de México y que continuara ahí el señor Carstens. Cuando menos por lo que significa en prestigio internacional, independientemente de cómo está la economía; sin embargo, el Presidente tomó dos decisiones, desde mi punto de vista ambas equivocadas: la primera agraviar al Senado, porque envía la propuesta al señor Cartens, y antes de que el Senado lo ratifique hace cambios en el Gabinete, particularmente en la Secretaría de Hacienda, donde el recién nombrado Secretario, dentro de las facultades constitucionales del Presidente, pues no tiene ningún desempeño exitoso en el manejo de las finanzas públicas. Esto no quiere decir de ninguna manera que no siga en riesgo financiero el país.
Precisamente por ello, en la Junta de Coordinación Política, fui quien solicitó el que el Senado de la República pudiera integrar las Comisiones que pudieran valorar la propuesta del Ejecutivo Federal para el integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México, porque de no haberse hecho así la Comisión Permanente hubiera tenido que designarlo y hubieran pasado quince días de incertidumbre en los mercados nacionales e internacionales, y la fragilidad de nuestro peso pudo haberse ido a pique. Y si el Ejecutivo actuó irresponsablemente al haber mandado el día nueve la propuesta, no podía el Senado de la República actuar también irresponsablemente difiriendo el nombramiento de un cargo tan relevante para las finanzas del país.
Amigas y amigos:
Es claro que el Partido Revolucionario Institucional había tomado, anticipadamente a la decisión de los compañeros legisladores, la determinación de respaldar la propuesta del Ejecutivo a favor del Doctor Carstens. Y precisamente por ello en breve habrá de asumir el cargo que lo llevará el primero de enero a ser el nuevo Gobernador del Banco de México con la tragedia de tener un Secretario de Hacienda sin reconocimiento internacional y sin experiencia que acredite el nombramiento, el alto encargo que le confiriera el Presidente de la República.
Pero no nos debemos de extrañar, lo mismo ha hecho el día de hoy al enviarnos una iniciativa de reforma política que la debió de haber planteado, pues al inicio de la administración, ¿por qué ahora? Porque quiere gobernar a base de impactos mediáticos.
Y lo verdaderamente trágico, y lo digo sinceramente, es que este señor toma todas nuestras banderas, todas nuestras propuestas, que pudo haber tomado la iniciativa de la reforma de 2007, de haberla vetado para incorporar su reforma política que, desde luego, no la imaginaba por acá, y que hoy cuando está anticipando la derrota del Partido Acción Nacional en el 2012 quiere que siga esa, perdón la expresión, ese “maridaje” que ha habido en la aprobación de la Ley de Ingresos, en la aprobación del Presupuesto, en la aprobación de los principales nombramientos y organismos supuestamente autónomos entre el Partido Acción Nacional y el Partido Revolucionario Institucional, que han tomado la decisión de compartir la responsabilidad de gobierno y cogobierno en la triste situación de empobrecimiento de este país.
Yo les pregunto, con todo respeto, ¿Si en una condición de crisis económica y financiera, como la que vive el país, sería recomendable bolsear a los profesionales y al pueblo, y secar las finanzas de las pequeñas y medianas empresas, de los emprendedores?
Desde luego que desde nuestra visión es un error que el Partido Revolucionario Institucional haya avalado la iniciativa del Partido Acción Nacional, a través de su presidente, de crear el IVA. Es un error que vulnera las condiciones de vida de nuestro pueblo; pero también es claro que ya hay un derrotero a seguir, quieren que en la segunda vuelta se actúe, como se ha estado actuando, a lo largo de estos tres años.
Lo único que se le olvida al Presidente Calderón es el pueblo, quiere excluir cualquier voz que no sea acorde con esa sinfonía de atrocidades en la que ha convertido la economía del país en donde el pueblo clama no nada más por tener posibilidades de desarrollo, sino mejores condiciones de vida.
Así que para concluir, presidente, el Grupo Parlamentario de Convergencia rechaza la falta de profesionalismo, la falta de visión de hombre de Estado del Ejecutivo al haber hecho cambios para favorecer a su grupo cercano, a su burbuja, a los que les dicen que México va bien. Es una ofensa para los mexicanos que acepten el nombramiento del Secretario de Hacienda sin que se haya reflejado, hasta este momento, porque han estado manipulando los mercados nacionales.
Ojalá y para bien de México, que las decisiones que han venido integrando el Partido de Acción Nacional y el Partido Revolucionario Institucional, no traigan tragedia a la patria.
Muchas gracias.

-EL C. PRESIDENTE NUÑEZ JIMENEZ: Gracias, Senador Dante Delgado.
-Tiene la palabra, a nombre del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, el Senador Francisco Agundis Arias, hasta por 7 minutos.

-EL C. SENADOR FRANCISCO AGUNDIS ARIAS: Con el permiso del Senador-Presidente.
Compañeras y compañeros Senadores:
La política monetaria nacional es uno de los elementos fundamentales del desarrollo de nuestro país.
Es la fortaleza de nuestra moneda y el control inflacionario lo que nos ofrece competitividad ante el mundo y permite un sólido crecimiento.
Es por ello que las decisiones que tomen, en torno al desarrollo y la composición del Banco de México, son de la mayor trascendencia para nuestro país.
La presente crisis económica que embate a México, necesariamente ha requerido de la implementación de medidas por parte de nuestro Gobierno, para que de la mejor forma, de la manera menos dañina nuestra economía pueda ajustarse y nuestro crecimiento no se vea seriamente comprometido.
Hasta ahora, el peso mexicano ha continuado depreciándose a pesar de los esfuerzos realizados.
Estos, que han salido a intervenir en diversas ocasiones en el mercado cambiario vendiendo divisas para sostener el valor de nuestra moneda.
Analistas privados han elevado sus expectativas para la inflación en México para el año 2010, por las alzas en los impuestos, y probablemente de los costos de los combustibles, estos nos podrían presionar el índice de precios y acelerar una decisión del Banco Central para un esperado aumento en la tasa de referencia.
Es por ello que la nominación del doctor Agustín Carstens, como Gobernador del Banco de México, implica grandes desafíos para nuestro país.
Debemos reconocer que hasta ahora el Banco de México ha sido de los órganos más congruentes y eficaces en sus acciones y decisiones.
Será ahora una nueva estrategia la que se implemente en el Banco de México. Esperamos que esta permita mejorar las condiciones económicas de nuestro país, sustentándose en el amplio conocimiento que tiene el doctor Carstens de nuestra Hacienda Pública y de las necesidades de los mexicanos, así como de la independencia que tendrá que tener en la toma de decisiones a fin de lograr una verdad estabilidad de precios.
Estamos seguros, en el Grupo Parlamentario del Partido Verde, que el próximo Gobernador del Banco de México cuenta con la solvencia moral que se requiere para ocupar este cargo; también con la suficiente solvencia profesional, y así como una amplia trayectoria internacional, que sin duda lo respalda y garantiza la eficiencia que se demanda en este cargo tan importante para el desarrollo financiero y para el desarrollo económico de nuestro país.
En el Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, damos nuestro voto de confianza al doctor Agustín Carstens. Sabemos del compromiso que tiene hacia con el país, y sabemos que el esfuerzo que hará en el Banco de México será para hacer de éste una institución más sólida, que mantenga su autonomía y que nos ofrezca una moneda más fuerte en presencia de una estabilidad de precios necesaria para que en nuestro país haya un desarrollo financiero y económico sustentable.
Es por ello que a nosotros sí nos congratula esta nominación.
Sabemos que la crisis que vivió nuestro país fue atendida con responsabilidad por parte de la Secretaría de Hacienda que encabeza el doctor Carstens, y sabemos también que se hicieron los esfuerzos suficientes para que esta crisis global no empeorara las condiciones económicas de nuestro país, como pudo haber ocurrido.
Reconocemos, entonces, el esfuerzo y compromiso; reconocemos la capacidad del doctor Carstens, y es por ello que votaremos a favor de su ratificación como Gobernador del Banco de México.
Muchas gracias.

-EL C. PRESIDENTE NUÑEZ JIMENEZ: Gracias, Senador Agundis Arias.
-A nombre del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, hace el uso de la palabra, hasta por 7 minutos, el Senador Graco Ramírez Garrido Abreu.

-EL C. SENADOR GRACO RAMIREZ GARRIDO ABREU: Gracias.
Señor Presidente;
Senadoras;
Senadores:
Es facultad del Ejecutivo Federal nombrar a los responsables de las diversas secretarías que integran el Ejecutivo; y es facultad del Ejecutivo proponer la ratificación de quien será Gobernador del Banco de México.
Efectivamente, hace pocos días, en sesión pasada el Senador Pablo Gómez se refería: “Que para qué se quiere construir una reforma de Estado, donde el Senado sancione nombramientos del Ejecutivo, si no existe, en ningún momento, la intención política de rectificar lo que proponga el Ejecutivo Federal en cualquiera de los ámbitos de su competencia”.
Y quienes pensamos que esa reforma es necesaria, evidentemente no la queremos para decirle no al pag37-197Ejecutivo Federal, el que fuere, sino que le apostamos a compartir la responsabilidad de la gobernabilidad.
Pero nos parece también importante que en la medida, que las puestas que pueden construir esos acuerdos, valoren la importancia de los perfiles que propone el Ejecutivo Federal en muchos casos.
El caso que nos toca es observar el nombramiento del Secretario de Hacienda; militante panista reconocido, con formación académica reconocida, que pasó por Hacienda, como Subsecretario, por la Secretaría de Desarrollo Social y ahora, por cierto días antes de ser nombrado Secretario de Hacienda, reclamaba el recorte que hacía el Secretario de Hacienda al Presupuesto de Desarrollo Social. Ahora él va a recibir el propio oficio en su calidad de Secretario de Hacienda que envió en su calidad de Secretario de Desarrollo Social, reclamando y reconociendo que durante 6 años no se combatió pobreza alguna; creció la pobreza patrimonial y alimentaria; 6 años perdidos, casi lo reconoció, y la exigencia de mayor Presupuesto.
Lo que llama la atención es de que por primera vez desde que llegó la alternancia política en el Ejecutivo Federal, el Partido de quien es responsable del Ejecutivo Federal tiene la posibilidad, uno de sus miembros, de esta en la Secretaría de Hacienda. Había una especie de gobernabilidad tácita, lo que demuestra que el modelo económico va más allá de las siglas partidistas; las concepciones económicas se han construido de manera transversal y se ha construido una burocracia tecnocrática que tiene enorme peso en las decisiones financiera y económicas del país.
Y finalmente no importa o no importaba, que fuese panista el Presidente, el Secretario de Hacienda era parte del equipo que durante varias décadas, desde los Gobiernos del PRI habían mantenido la operación y el funcionamiento del sector financiero del país.
Por primera vez, es lo novedoso, no está un miembro de ese equipo económico y político, que ha dominado la Secretaría de Hacienda. Es un hecho que hay que reconocer políticamente.
Por primera vez los panistas podrán sentirse representados en Hacienda; se dejarán de quejar en secreto o en susurros de que le hacía más caso el Secretario de Hacienda, Carstens, a los Gobernadores del PRI que a los Gobernadores panistas.
Ahora tendremos y reconoceremos que tácitamente para el PRI, para esa generación de tecnócratas que han implementado el modelo económico y financiero y que nos asustan con la inestabilidad si no son ratificados, porque ellos si saben manejar las finanzas del país, van a tener en Banco de México al mismo Secretario responsable de este desastre, de esta caída económica que hoy, violando el más de los sentidos, el espíritu de la importancia de haber dado autonomía al Banco de México, colocan al Secretario de Hacienda, criticado, cuestionado, al frente del Banco de México; le entregan las llaves de la política monetaria; le entregan las llaves de una Institución que debería ser contrapeso a la resolución del Ejecutivo y se mantiene una verdadera acción de integración de Gobierno con un Secretario panista y con un Gobernador que ha servido tres años al actual Ejecutivo Federal. La autonomía de Banco de México para poca cosa sirve en estas circunstancias y se confirma al que se propone por el Ejecutivo Federal.
Debo decir que es necesario que Acción Nacional reflexiones en que el derecho y el mandato y las circunstancias del país obligarían más a pensar en perfiles de mayor consenso que en propuestas de mayor confianza y lealtad para quien gobierna o para quien está al frente del Ejecutivo.
No cabe duda que el Presidente está resolviendo las cosas en función de lealtades y muchas veces no de perfiles. Y se nota y se observa.
Y esto va a ser juzgado y valorado por los ciudadanos al final de este ejercicio. Pero debo decirles que lo novedoso del asunto es que ahora tendremos a un panista en Hacienda y veremos si es cierto que se van a quejar los Gobernadores priístas del Secretario de Hacienda, que ya no va a ser uno más de ellos, que en el alma siempre tuvo la convicción de atender más al PRI, que atender más al Partido de quien gobierna hoy, en este caso Acción Nacional.
Debo decirles que nosotros no compartimos el nombramiento de Carstens porque nos parece que simple y llanamente es la moneda de cambio que se da. Sigue dominando el modelo económico el PRI y el PAN; siguen concibiendo la perspectiva económica bajo una lógica de fracaso, porque es lo que ha ocurrido durante tantos décadas de no crecimiento económico, de mayor pobreza como resultado de esa política, y de una situación grave para el país, porque el crimen organizado no es un problema de corrupción de policías, es el caldo también de la política social y económica que se ha aplicado en este país.
El de la inequidad y la marginación de expectativas a millones de mexicanas y mexicanos que hoy encuentra en esa actividad ilícita una manera de poder salir adelante.
pag38-197 Por ello, pues, no hay nada nuevo bajo el sol; se mantiene la alianza tácita de PRI y PAN, y nosotros concebimos que esa alianza ha hecho daño al país en lo económico y ojalá que en lo político se pueda corregir más adelante.
Es cuanto, señor Presidente.

-EL C. PRESIDENTE NUÑEZ JIMENEZ: Gracias, Senador Ramírez Garrido Abreu.
A nombre del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, tiene el uso de la palabra la Senadora María de los Angeles Moreno Uriegas.

-LA C. SENADORA MARIA DE LOS ANGELES MORENO URIEGAS: Con su permiso, señor Presidente; señor Secretario.
Compañeras y compañeros: En primer lugar quiero decir que en nuestro Grupo Parlamentario respetamos al doctor Agustín Carstens como un hombre preparado, como un buen economista en una línea que no necesariamente siempre compartimos y como un funcionario probo y dedicado.
Ojalá que algunos Gobernadores que han surgido de las filas de mi Partido compartieran lo que dijo el Senador Ramírez. No es tan así, ni es tan cierto.
Yo en todo caso esperaría, y creo que todos esperaríamos que hubiera imparcialidad en las decisiones y en las acciones que se dan desde los órganos del Estado Mexicano.
El doctor Carstens tiene, sin duda, el perfil para ser elegido como integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México; un banco que al paso de muchos años ha demostrado ser una Institución importante para orientar el financiamiento y el comportamiento de las instituciones financieras en México.
Y que hace ya 12 ó más años, adquirió autonomía precisamente para garantizar que el manejo de las políticas, sobre todo monetaria y cambiaria, no se orientara por lo que señalara el Ejecutivo en turno. Y volvemos a esperar que se mantenga.
Sin embargo, con el doctor Carstens en su calidad de Secretario de Hacienda, hemos tenido en muchas ocasiones discrepancias referidas básicamente al enfoque de la estrategia económica del país.
No, no hemos estado de acuerdo en varias cosas y en esencia consideramos que si el país no crece la distribución del ingreso empeora, la riqueza se concentra de manera evidente, el desempleo y el subempleo se incrementan y por lo tanto la economía informal.
Y el poder adquisitivo de las familias se deteriora de manera sistemática, algo muy de fondo, hay que modificar en el uso de las políticas económicas, inclusive aquellas a cargo del Banco de México.
Creemos que estas políticas tengan efectos positivos en el bienestar de la gente y en el nivel y calidad debida de todos los mexicanos.
Y si el doctor Cartens o alguien más desde el Banco de México afirma que al Banco sólo le corresponde mantener el equilibrio en el sistema de precios, volveremos a discrepar.
Consideramos que el Banco de México tiene y debe tener impacto en el manejo de las políticas económicas para los efectos de auspiciar un crecimiento económico sostenido y sostenible, y para orientar la actividad de los bancos de manera que se propicie un verdadero financiamiento a las actividades productivas y no estrictamente a lo que consideran los bancos que les dará una mayor utilidad.
Los efectos de la crisis económica reciente, que ha sido una de las más severas de que tengamos memoria, han mostrado una vez más la vulnerabilidad de nuestro país y su dependencia excesiva del país del norte. En eso tampoco estamos de acuerdo y lo hemos destacado.
Nos parece terrible que se afirme que México sólo volverá a crecer si crecen los Estados Unidos.
Deberíamos tener márgenes de maniobra y poder aplicar políticas correctas para estimular el crecimiento y el desarrollo de nuestro país.
Ante ello, hemos vuelto a discrepar en cuanto a la tibieza y la lentitud de las medidas aplicadas para una recuperación en la producción, pero sobre todo en la ocupación digna y el ingreso de muchas personas.
A veces pensamos que se han perdido los verdaderos propósitos de la economía, el bienestar, el nivel, la calidad de vida y no el poner como propósitos lo que son realmente instrumentos o restricciones.
No obstante, en un ánimo constructivo, nuestro grupo parlamentario ha aprobado diversas iniciativas presentadas por el Ejecutivo, aún cuando hemos expresado diferencias serias.
Hoy volveremos a apoyar una iniciativa que en este caso se refiere a un nombramiento, no con dudas sobre la persona y su calidad profesional. Pero sí sobre el funcionamiento mejor más activo y más moderno del banco central, que desde nuestra perspectiva, insisto, debe colaborar con mayor firmeza en el manejo de las políticas económicas. De tal suerte que incidan no sólo en el control y el equilibrio de los precios, sino también en el aliento a la economía mexicana al empleo decente.
Esperamos constatar, y subrayo, esperamos constatar, un manejo del banco central que resulte eficaz en la orientación una vez más del financiamiento hacia las actividades productivas del país, incluidas aquellas que por considerar más riesgosas en términos generales se le cierra el crédito, como aquellas que se dan en el agro mexicano.
En los niveles de las tasas de interés activas y pasivas, que hemos estado insistiendo en ese papel del Banco de México, regulando de una mejor manera la operación de los bancos comerciales que ciertamente requieren de una mucho mejor y más congruente regulación y supervisión.
Ojalá que ahora sí ocurra esto en el Banco de México y que también incida en una política cambiaria realista, y por lo mismo propicia para las exportaciones mexicanas las exportaciones nacionales y con ello una vez más la generación de una mejor actividad económica.
Por supuesto damos por descontado que la autonomía del Banco de México, que es pertinente, se respetará. Y que la tan mencionada colaboración, y le pongo comillas, con el Ejecutivo, que fue mencionado de ambas partes en el nombramiento y en el nombrado, no signifique un paso atrás y un deterioro de las políticas a su cargo por una adecuada intromisión del Ejecutivo Federal.
Por último, esperamos que esa cooperación, otra vez comillas, también se exprese desde la Secretaría de Hacienda y que el nuevo Titular tenga una visión de Estado y no partidista, y que coopere con el Banco de México, porque en los tiempos recientes no se vio mucho que eso ocurriera, y que en su desempeño demuestre solidez, no sólo ante el exterior, que por cierto las famosas calificadoras en estos últimos días ya nos bajaron varias veces la calificación, no sé si será por el nombramiento del nuevo Secretario de Hacienda o por la combinación entre ambos. Y que muestre también flexibilidad en las consideraciones hacia las políticas que impacten positivamente en una muy deteriorada economía mexicana.
Nuestro voto será a favor del doctor Cartens, insisto, por su calidad profesional y su experiencia. Pero estaremos observando los cambios y los efectos que esperamos benéficos, que auspicien políticas tan relevantes, como la monetaria y la cambiaria.
No es una carta en blanco, no es un cheque firmado sin ponerle lo que estamos esperando recibir. Es un algo que estamos más que dispuestos a observar y sobre lo cual pediremos cuentas.
Muchas gracias.

-EL C. PRESIDENTE NUÑEZ JIMÉNEZ: Gracias a usted senadora Moreno Uriegas. A nombre de la bancada del Grupo Parlamentario de Acción Nacional, tiene la tribuna el senador Fernando Elizondo Barragán.

-EL C. SENADOR FERNADO ELIZONDO BARRAGÁN: Con su permiso, senador presidente; compañeras, compañeros.
Ciertamente los nombramientos que se han dado recientemente por parte del Presidente de la República pag39-197son de gran trascendencia. Pero no son algo inusitado y no son algo raro, en particular como ajustes, digámoslo así, de medio tiempo en el sexenio, es muy común que en gobiernos como el nuestro, pasada una primera etapa, se ajuste el equipo para dar continuidad al trabajo y a cometer de mejor manera la segunda etapa y el final del periodo.
Estos nombramientos, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de Desarrollo Social, son de gran trascendencia, porque si nos damos cuenta, están incidiendo directamente en la política económica por un lado y la política social por el otro, que son dos pilares importantísimos de la conducción gubernamental en nuestro país.
Como bien dijo el compañero Graco Ramírez, de estos nombramientos sólo nos corresponde juzgar, aprobar o rechazar el nombramiento de un nuevo miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México. Los otros nombramientos no nos corresponde, aunque se ha elaborado suficiente en esta tribuna a este respecto en cuanto al nombramiento del Banco de México, creo que no hay nadie, nadie en esta Asamblea que cuestione los méritos, las credenciales, la experiencia y el prestigio del funcionario recién nombrado, propuesto a nuestra consideración y que tengo la seguridad que en unos momentos más podremos aprobar su nombramiento.
Ciertamente tiene todas esas credenciales y a quienes temen por la autonomía del Banco de México, yo les recordaría que estamos designando a uno de cinco, uno de cinco miembros de la Junta de Gobierno, quien estime que el Gobernador del Banco de México puede manipular o hacer lo que quiera con los otros cuatro miembros es que no conoce cómo se toman las decisiones en una institución así.
Oímos con beneplácito ayer que recibíamos en las Comisiones Unidas al doctor Cartens, oíamos con beneplácito que el propósito y la visión del doctor Cartens es hacer que el Banco de México, efectivamente no se limite a la estrecha tarea de vigilar el poder adquisitivo de la moneda y la política monetaria, sino que en coordinación, en colaboración, en articulación con las demás instancias que inciden en estas políticas económicas, se lograra, además de su estabilidad, que es una condición necesaria, pero no suficiente para el crecimiento, el Desarrollo, el bienestar, que se lograra avanzar en estos otros rubros, empleo y crecimiento.
Y ciertamente yo creo que ese es el enfoque adecuado, autonomía no puede significar desarticulación, no puede significar descoordinación, lo que significa autonomía es coparticipación con independencia de criterio y con libertad de decisión en las decisiones económicas fundamentales de este país.
Se ha mencionado en diversas ocasiones que estos nombramientos tienen un tinte político porque corresponden a miembros del equipo del Presidente Calderón, y yo preguntaría qué esperamos, qué cosa diferente podemos esperar, qué cosa diferente sucede en las repúblicas presidencialistas modernas.
Tenemos en el Poder Legislativo una especie de ambivalencia entre el sistema que está consagrado en nuestra Constitución que es Presidencialista y el deseo de que el Poder Legislativo participe más en la conducción de las políticas públicas. Pero en estas materias, amigas y amigos, no podemos estar a medias tintas, a medias aguas, si queremos que el Legislativo autorice los nombramientos del gabinete en el Ejecutivo, entonces tendremos que adoptar un régimen parlamentario que le dé al Ejecutivo instrumentos de balance como son la posibilidad de disolver al Parlamento y convocar a nuevas elecciones cuando se dan ciertas condiciones.
Yo creo que la identificación de corrientes de pensamiento que a final de cuenta esos son los partidos, las corrientes de pensamiento bien identificadas con un gobierno, lo que le dan esa identidad y dirección a ese gobierno, y lo que necesita nuestro pueblo es saber cómo gobierna cada una de las corrientes que prevalecen en nuestro espectro político, sería una confusión generalizada tener gabinetes variopintos con componentes de diferentes ideologías que multiplicaran las dificultades ya de por sí importantes para la coordinación de las políticas públicas aún dentro de un gabinete que tiene identificados su forma de pensar y su visión política.
Nuestro grupo parlamentario en lo que se refiere a la función que tenemos que cumplir nosotros, desde luego que dará su voto de respaldo y su voto de confianza al Doctor Agustín Cartens como nuevo miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México y también, dado que se han mencionado los otros nombramientos, desde aquí damos un voto de confianza al nuevo Secretario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y al nuevo Secretario de Desarrollo Social, tenemos confianza de que harán un equipo fuerte, un equipo valioso para llevar adelante las políticas de gobierno como las plantea Acción Nacional y como las queremos para México, un voto a favor del Doctor Cartens, un voto de confianza para los otros Secretarios.
Muchas gracias.

-EL C. SENADOR NUÑEZ JIMENEZ: Gracias Senador Elizondo Barragán.
Concluye así las intervenciones de los representantes de los grupos parlamentarios y pasamos ahora a la discusión de un dictamen de las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público y de Estudios Legislativos Primera, con Punto de Acuerdo por el que se aprueba el nombramiento a favor del Ciudadano Agustín Guillermo Carstens Carstens, como miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México a partir del 1º de enero del 2010.
Debido a que el dictamen se encuentra publicado en la gaceta del Senado de este día, solicito a la Secretaría dé lectura únicamente a su punto resolutivo.

-EL C. SECRETARIO RIVERA PEREZ: Doy lectura al punto resolutivo del dictamen.
Primero.- Estas Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público y de Estudios Legislativos Primera, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 28, párrafo séptimo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como 38 y 40 de la Ley del Banco de México, resultan competentes para dictaminar la aprobación del nombramiento a favor del Ciudadano Agustín Guillermo Carstens Carstens, como miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México a partir del 1º de enero del 2010.
Segundo.- Se aprueba el nombramiento propuesto por el Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, del ciudadano Agustín Guillermo Cartens Cartens, como miembro del a Junta de Gobierno, del Banco de México a partir del 1º de enero de 2010.
Tercero.- Tómese la propuesta de Ley al ciudadano citado en el resolutivo segundo anterior a efecto de que esté en aptitud de desempeñar el cargo de miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México a partir del primero de enero de 2010.
Es todo, señor Presidente.

– EL C. PRESIDENTE ARTURO NUÑEZ JIMÉNEZ: En consecuencia está a discusión el dictamen.
Para hablar en contra del dictamen tiene el uso de la palabra el Senador Pablo Gómez Alvarez, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

– EL C. SENADOR PABLO GOMEZ ALVAREZ: Ciudadanas y ciudadanos senadores:
Hago el uso de la palabra en nombre del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática para solicitar al Senado el voto en contra de la nominación del Ejecutivo como Gobernador del Banco de México del ciudadano Carstens.
Los motivos de esta solicitud son los siguientes:
En el último año, en el año en curso de 2009, el desempeño de la economía nacional ha sido el peor de los últimos 70 años.
El exponente principal de la política económica como Ministro de Finanzas ha sido la del ciudadano Carstens al frente de la Secretaría de Hacienda.
El entonces Secretario de Hacienda afirmó que en México no habría recesión, y somos el país de la mayor recesión en la actual crisis económica internacional.
Pero no se trata solamente de un imperdonable error de cálculo de parte de un economista, que en mi opinión se trata de un financista, sino de que la consecuencia de ese error de cálculo llevó al gobierno a reaccionar con una política equivocada frente a la crisis.
Entrada la economía de los Estados Unidos en recesión era imposible que ésta no se expresara en México, puesto que México realiza el 20 por ciento de su Producto Interno Bruto en el mercado de los Estados Unidos.
Cualquier persona que conociera este dato hubiera llegado a la conclusión precisamente contraria a la de la tesis del catarro; la tesis del catarro llevó a no tomar ninguna de las medidas que un gobierno responsable tenía que tomar.
Poner en el ámbito de la inversión, y frente a una reducción del campo de las inversiones el suficiente capital para realizar obras de infraestructura productiva que sustituyeran parcialmente el deficiente de la economía. Pero no se hizo eso, eso que se hizo en casi todos los países del mundo, en los países desarrollados y en los países no desarrollados.
Por ello, si volteamos hacia el sur no encontraremos ningún país que vaya a ver reducido su producto en por lo menos 7 puntos porcentuales, como México, y eso se traduce en la pérdida de más de 400 mil empleos, en el aumento de la pobreza, y en un fortalecimiento del muy injusto patrón de distribución de la riqueza que tiene México, no fueron los monopolios quienes sufrieron la recesión y la crisis.
Fueron en primer lugar los trabajadores, no solamente por la destrucción de empleo, sino por la reducción de los salarios reales no solamente del mínimo, sino también de los salarios contractuales.
Fueron las pequeñas y medianas empresas que participan como las principales generadoras del empleo; fue el ahorro interno; fue la reducción grave de las inversiones internas domésticas y de las de origen extranjero.
¿Puede al principal artífice de esta política destructiva nombrársele como retribución Director del Banco Central?, directamente de la Secretaría de Hacienda, como si el puesto de Director del Banco Central fuera un puesto más en el gabinete, el problema no es la autonomía del Banco Central, autonomía que por lo demás no existe más que para asuntos menores.
Eso es una enorme demagogia que se hizo con el nuevo estatuto del Banco Central, del Banco de México.
El problema es que si el Senado ratifica este nombramiento estará en los hechos o estaría en los hechos dando su respaldo a esa política económica que debe ser reprobada por el Congreso de la Unión en representación del pueblo de México que ha sufrido las consecuencias de esa política económica.

– EL C. PRESIDENTE NUÑEZ JIMÉNEZ: Senador Gómez, le solicito atentamente concluya su intervención.

– EL C. SENADOR GOMEZ ALVAREZ: Voy a terminar, ciudadano Presidente.
El PRD propuso: acabar con los regímenes especiales de tributación, cobrar impuesto a quienes no pagan, y no cobrar más a quienes ya pagan. Propuso, por mi conducto, un Plan nacional de inversiones por más de 300 mil millones de pesos para el año 2009, que serían ejercidos principalmente por los estados, que son quienes mayor capacidad de inversión e infraestructura tienen, proyecto que no tienen el soporte de la federación.
Propusimos una serie de cambios para fortalecer la capacidad adquisitiva de los salarios, para poder responder a la reducción del mercado interno, para poder sustituir las exportaciones perdidas, con un fuerte desarrollo del mercado interior, que es lo que hace un país donde hay un gobierno elementalmente responsable, esos son los motivos por los cuales, ciudadanas y ciudadanos senadores, el Partido de la Revolución Democrática pide al Senado que se rechace el nombramiento a favor del señor Agustín Carstens, como Gobernador del Banco de México. Muchas gracias por su atención. (Aplausos).

-EL C. PRESIDENTE NÚÑEZ JIMÉNEZ: Gracias, senador Gómez. No habiendo nadie más que solicite la palabra, ábrase el sistema electrónico de votación por tres minutos para recoger la votación nominal.

-EL C. SECRETARIO RIVERA PEREZ: Señor presidente, conforme al registro del sistema electrónico, le informo que se emitieron 81 votos en pro, 19 en contra, cero abstenciones.

-EL C. PRESIDENTE NAVARRETE RUIZ: Aprobado el punto de acuerdo. En consecuencia se aprueba el nombramiento que el titular del Poder Ejecutivo Federal expidiera a favor del ciudadano Agustín Guillermo Carstens Carstens, como miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México, a partir del primero de enero de 2010.
Comuníquese.
En el salón contiguo a este recito, se encuentra el ciudadano Agustín Guillermo Carstens Carstens, por lo que solicito a los ciudadanos senadores y senadoras: José Isabel Trejo, Amira Gómez, Minerva Hernández, Francisco Agundis, Rodolfo Dorador, María de los Angeles Moreno, Humberto Aguilar, Fernando Castro, Rogelio Rueda y Melquíades Morales, lo inviten a pasar al interior de este salón de sesiones y lo acompañe durante el acto de su protesta.
Ciudadano Agustín Guillermo Carstens Carstens, ¿protesta guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo que se le ha conferido de miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México, mirando en todo por el bien y la prosperidad de la Unión?

-EL C. AGUSTIN GUILLERMO CARSTENS CARSTENS: ¡Sí, protesto!

-EL C. PRESIDENTE NAVARRETE RUIZ: Si así no lo hiciere, que la nación se lo demande. Felicidades, señor Carstens. A nombre del Senado de la República le deseo éxito en su nuevo cargo.
Solicito a la comisión designada acompañe al señor Guillermo Carstens, cuando desee retirarse del salón.




Agregar un comentario