Queda pendiente la Reforma Hacendaria justa y promotora del desarrollo

156

Por Julio A. Millán B.

No cabe duda que se ha convertido en un tema nacional y con un contenido muy ríspido para todos los actores políticos, económicos y sociales del país, el sistema que se ha seguido hasta ahaora de misceláneas fiscales, derivadas de las coyunturas económicas que se presentan año con año y que intentan dar una respuesta parcial y limitada a los diferentes problemas que se enfrenta el país.
En el fondo de todo esto está clarísimo, que como el país no tiene un proyecto de largo plazo, este tipo de problemas se irá presentando cada vez más, pues un elemento central y una columna básica dentro de un escenario positivo para el futuro, es el que un país como el nuestro, tenga una “Estructura Hacendaria, justa y promotora del desarrollo”.
pag31-195

Parece sencillo, pero se requiere una decisión política real, para que en este caso, se haga en México un borrón y cuenta nueva. En otras palabras; se empiece de cero y replantear completamente, todas las deformaciones, desviaciones e incongruencias que se manejan en el sistema tributario, pero que están desconectadas de la verdadera esencia de una estructura hacendaria sana, en donde tanto el ingreso como el gasto, deben ser acordes al status económico y social de un país y que tenga con claridad las prioridades y los objetivos en las áreas más sensibles y de largo plazo que le den estabilidad social y económica a México.
Es obvio que esto no puede continuar como está, querer remendar, parchar los grandes huecos que hoy se presentan en nuestra estructura social, es casi tarea imposible y eso hace que por más que los actores políticos actuales quieran encontrar un cierto equilibrio, se les hará muy difícil, todos pagarán parte del desprestigio y nadie quedará realmente satisfecho; pero en este caso lo más importante será, darle una verdadera respuesta a la ciudadanía, crear con ella un compromiso social, en el cual se obliguen las autoridades en todos los niveles de gobierno, esto es el Federal, el Estatal, el Municipal, el Legislativo y el Judicial a que más tardar el próximo año SE PRESENTE UNA NUEVA ESTRUCTURA HACENDARIA que le dé estabilidad y capacidad de crecimiento al país.
Son tantas las aberraciones que hoy tiene el sistema, que cuando uno quiere parchar algo, abre un hueco. La cobija no alcanza para todos, pero tampoco todos están contribuyendo en la forma que debe de ser. Por ello en esta semana la discusión incluso que se genera, en una situación sumamente delicada entre la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores, muestra una vez más, la urgente necesidad de replantear todo el sistema hacendario del país.
Basta ver también los resultados que tenemos. Mientras que en países como Francia, Dinamarca y Bélgica tienen niveles de captación de arriba del 40% en relación al Producto Interno Bruto, como lo muestra la gráfica que agregamos, en México es verdaderamente miserable, incluyendo los ingresos petroleros serían 20% del PIB, pero lo peor del caso, sustentada en un recurso que es limitado, finito y cada vez con mayores problemas para poder tener ingresos deseados; el Petróleo.
México no puede pasar más con esta espada de Damocles. Esta sería una buena oportunidad para que exista el compromiso de que el próximo 2010 sea el año de un cambio estructural en esta materia en nuestro país.




Agregar un comentario