Dieron el triunfo al PAN

165

El Congreso, sin Oposición

La alianza en el Congreso concertada por el PRI y el PAN con motivo de la aprobación del Paquete Fiscal 2010 y en especial de la elevación del IVA al 16%, ha dejado a este organismo prácticamente sin Oposición, quedando así gran parte del pueblo mexicano sin representación.
pag01-195 Lo que hizo el PRI en el Senado al instruir a su bancada para que saliera del salón de sesiones y permitir así que el PAN y el PVEM aprobaran sin problemas el aumento del IVA y los otros nuevos impuestos, resulta francamente escandaloso e imperdonable, porque dejó a su electorado sin representación, en un asunto tan delicado e importante para la economía nacional.
El asunto es muy trascendente, porque muchos electores se preguntan ahora por quién votar, si el PRI abandona las sesiones, asignándole así un valor de cero al voto de su bancada, en tema tan relevante como el del IVA y otros impuestos, abriendo paso al PAN y al PVEM para que se sirvan con la cuchara grande y festinen unos impuestos que habían sido repudiados por prácticamente todos los sectores productivos del país. Todo esto fue una burla para la población en general, los empresarios, organizaciones empresariales como el Consejo Coordinador Empresarial, la ANIQ, la CANACINTRA, organizaciones campesinas y obreras, representantes de la opinión pública, economistas, asociaciones de profesionistas, el Colegio Nacional de Economistas, la UNAM, y otras universidades, que habían expresado opiniones contrarias al Paquete Fiscal en todas las formas y en todos los tonos.
Lo anterior es trascendente, por cuanto los partidos de oposición de izquierda (PRD, Convergencia, PT), quedaron diluidos por pugnas internas y choques con el lópezobradorismo, que incluyeron signos de entreguismo al gobierno por parte de llamado “chuchismo”, lo cual ha desdibujado la fuerza de la oposición de izquierda; de tal manera que en las elecciones pasadas del 5 de Julio, la gente al votar por el PRI estaba pensando que lo hacia por un partido opositor a las políticas económicas y sociales del Gobierno y no fue así.
La actitud de los senadores priístas al salirse de la sesión y/o abstenerse en la votación del IVA, dejó sin efecto real la votación del pasado 5 de julio, en que grandes sectores del electorado abandonaron las filas panistas y perredistas para regresar el PRI, con la esperanza de que el país saliera de la crisis y el estancamiento.
Al abandonar el PRI su deber de representación, dejó en la indefensión a estos sectores, que tendrán que reconsiderar el sentido de su voto.
Es muy importante que la dirigencia priísta rectifique su posición ahora, porque ha dejado al Congreso sin oposición real, lo cual puede ser muy costoso para el país, toda vez que rompe el equilibrio político que se había logrado en las elecciones federales pasadas, y abre el paso nuevamente a medidas voluntaristas que no encuentran freno ni contrapeso, como lo demanda un real sistema democrático.




Agregar un comentario