Nueva era de progreso para San Luis Potosí ofrece el Dr. Fernando Toranzo

252

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano
Director General de Macro Economía

San Luis Potosí, SLP, 26 de septiembre de 2009.- En un significativo regreso del PRI al palacio de gobierno de San Luis Potosí, el doctor Fernando Toranzo Fernández tomó posesión como gobernador Constitucional del Estado y ofreció una nueva etapa de progreso para la entidad y su población.
El Doctor Fernando Toranzo Fernández, quien fungió como secretario de salud del Estado en los últimos doce años, fue elegido como candidato del PRI a la gubernatura y la ganó en forma contundente en las pasadas elecciones del 5 de julio.
En un emocionado discurso, Toranzo Fernández, un médico de 52 años de edad, ofreció entregarse al trabajo y encabezar un gobierno honrado y eficaz en favor de las mayorías populares de la entidad, que ha sido flagelada por la pobreza en las últimas décadas.
“Ningún potosino, ninguna familia potosina, puede resignarse a ser pobre”, exclamó emocionadamente y prometió estar al lado de la población, con los recursos disponibles del Estado, para combatir la pobreza”.
Sentenció que: “ha llegado la hora de poner fin al despilfarro de recursos públicos y de poner orden en las cuentas públicas; ha llegado la hora de poner fin a los excesos de funcionarios y gobernantes”. Esta última frase la dijo en medio de una gran ovación del público que abarrotaba el Auditorio “Miguel Barragán”, habilitado como sede del Congreso del Estado para realizar en él la ceremonia de Toma de Posesión del Gobierno.
El nuevo gobernador Fernando Toranzo Fernández pronunció un discurso emocionado hasta las lágrimas, cuando al final pidió a Dios “humildad y sabiduría” para gobernar al pueblo de San Luis Potosí, tan necesitado y empobrecido en los últimos años.

Toranzo anuncia un
Gobierno itinerante

Ante el Congreso del Estado y la representación de la clase política de la entidad, así como gobernadores de doce entidades, entre ellos el Licenciado Enrique Peña Nieto, Gobernador del Estado de México; Fidel Herrera Beltrán, Gobernador de Veracruz, Ulises Ruiz, Gobernador de Oaxaca, Mario Marín, Gobernador de Puebla; Miguel Osorio Chong, Gobernador de Hidalgo; Fernando Ortega Bernés, Gobernador de Campeche; Eugenio Hernández Flores, Gobernador de Tamaulipas; Ivonne Ortega Pacheco, Gobernadora de Yucatán; senadores, presidentes municipales y diputados; así como la Presidenta del CEN del PRI, licenciada Beatriz Paredes Rangel; el embajador de la República Democrática de Corea, Lo Jae Myong, el nuevo gobernador pronunció su discurso con energía y pasión pocas veces vistas, haciendo repetidamente advertencias políticas en el sentido de destinar los recursos públicos con honradez y orden al servicio de la población.
“Nadie debe resignarse
a ser pobre”
Como hombre dedicado al servicio de la población durante más de doce años en el cargo de Secretario de Salud de éste Estado, el Dr. Toranzo mostró una enorme sensibilidad hacia la situación de pobreza por la que atraviesa la mayoría de la población del Estado, por lo cual dijo que no descansará ni un minuto en la lucha contra la pobreza.
“Nadie debe resignarse a ser pobre, ningún potosino, ninguna familia potosina; lucharemos contra la pobreza juntos, población y gobierno con los recursos que estén a nuestro alcance”. Convocó el doctor Toranzo al sector privado para crear empleos nuevos para lo cual, el gobierno nuevo ofrecerá todas las facilidades para la inversión y el desarrollo de industrias y negocios; y se promoverán incluso inversiones extranjeras que se ajusten a las necesidades del Estado, a sus leyes y a las leyes del país, para que complementen seriamente las necesidades de creación de puestos de trabajo nuevos.
Emocionado hasta las lágrimas, el doctor Toranzo agradeció al pueblo potosino los votos que le dio para llegar al poder y dijo que así ha cumplido su más caro anhelo.
Señaló el doctor Toranzo que no se detendrá un minuto en el servicio al pueblo potosino y que para lograr sus objetivos, el gobierno no descansará: será un gobierno itinerante, que irá al encuentro del pueblo sin esperar que el pueblo venga al palacio de gobierno a pedir atenciones y servicios.

Esperanza de los diversos sectores
en el trabajo del Doctor Toranzo
En una encuesta realizada por Macro Economía, los diversos sectores de la población mostraron su fe en que el Doctor Toranzo cumplirá su palabra de servir a la población.
Los estratos de campesinos y trabajadores, de empleados públicos y de pequeños comerciantes, vieron con buenos ojos el ofrecimiento del nuevo Gobernador, de que será un gobierno “con enfoque social”; empresarios, intelectuales y periodistas hicieron notar que el ímpetu con que inicia su gobierno el Doctor Toranzo podría verse frenado por la escasez de recursos públicos que le dejan a su gobierno la administración saliente del panista Marcelo de los Santos y los recortes presupuestales anunciados por el Gobierno Federal.
De todas formas, la energía y la decisión del gobernador Toranzo han sido bienvenidas por la mayor parte de la población que lo ha recibido con esperanza de un cambio importante.

ESTE ES EL TEXTO DEL DISCURSO DEL DOCTOR FERNANDO TORANZO FERNÁNDEZ, EN SU TOMA DE POSESIÓN COMO GOBERNADOR DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSÍ, DEL 26 DE SEPTIEMBRE DE 2009 AL 26 DE SEPTIEMBRE DE 2015
“Estimado Honorable Congreso del Estado
Presidente del Honorable Congreso del Estado: Lic. Manuel Lozano Nieto.
-El honorable presidente del supremo tribunal de justicia del estado: Lic. Ricardo Sánchez Marquez.
-Secretario de Gobernación el Lic. Fernando Gómez Mont, en representación del Presidente de la República.
Quiero agradecer la presencia a esta ceremonia a el Senador Lic. Manlio Fabio Beltrones, líder del grupo parlamentario del PRI en el senado y líder la comisión política del senado de la república.
Gobernadores:
-Fernando Ortega Bernés, Gobernador Constitucional de Campeche.
-Miguel Angel Osorio Chong, Gobernador Constitucional de Hidalgo.
-Enrique Peña Nieto. Gobernador Constitucional del Estado de México.
-Ulises Ruiz Ortiz, gobernador constitucional de Oaxaca.
-Mario Marín Torres, Gobernador Constitucional de Puebla.
-José Eduardo Calzada Rovirosa, Gobernador electo de Querétaro.
-Eugenio Hernández Flores, Gobernador Constitucional de Tamaulipas.
-Fidel Herrera Beltrán, Gobernador Constitucional de Veracruz.
-Ivonne Ortega Pacheco, Gobernador Constitucional de Yucatán.
-Mtra. Elba Esther Gordillo Morales. Presidenta Nacional del comité ejecutivo nacional del sindicato nacional de Trabajadores de la educación.
-Lic. Beatriz Paredes Rangel. Presidenta Nacional del PRI
-Excmo. Señor, Lo Jae Myong, Embajador de la República Democrática de Corea en México.
-Excmo. Luis Morales Reyes, Arzobispo de la Diócesis de San Luis Potosí
A los representantes de los gobernadores:
-Raymundo Verduzco Rosan, representante del gobernador de Coahuila.
-Roberto Domínguez Castellano, representante del gobernador de Chiapas.
-Oliverio Reza Cuellar, representante del gobernador de Durango
-Roberto Mejia Pérez, representante del gobernador de Nayarit
Estimado pueblo de San Luis Potosí, mi primer pensamiento este día es para ustedes, para todos los que desde este preciso momento serán el centro de la política del Gobierno que hoy me honro encabezar.
Asumo este día, por voluntad expresa y masiva de los potosinos, la máxima responsabilidad que puede ser encargada a un ciudadano: la de conducir los destinos de San Luis Potosí como Gobernador del Estado.
A los potosinos que me concedieron el honor de su confianza les reitero mi gratitud más sincera.
En homenaje a esa confianza, me convierto hoy en Gobernador de todos, entendiendo a cabalidad que la esencia de la democracia exige que el Gobernador gobierne para todos por igual.
A mi partido el PRI, bajo cuya bandera recorrimos el Estado de punta a punta, formando una inmensa red de voluntades encendidas por el anhelo de mejoramiento, de seguridad y de trabajo, le reitero mi lealtad y mi gratitud.
Al iniciar este proyecto de servicio quiero manifestar que sin el apoyo y el amor de mi esposa María Luisa y de mis hijos Luis Fernando, Eva y David y por supuesto de mi nieta María Fernanda no me sería posible enfrentar los enormes desafíos que nos esperan.
Mis hermanos, mi familia, que me acompaña y me da fortaleza, también me sirven de estímulo para trabajar día tras día, con entusiasmo y devoción, para que todas las familias potosinas tengan un futuro mejor.
En este momento tan decisivo de mi vida quiero inspirarme en el recuerdo de mis padres, Manuel y Carmen.
Fueron ellos quienes me enseñaron los principios y valores que han hecho posible que hoy me encuentre aquí ante ustedes.
Recibimos la Gubernatura del Estado en una coyuntura nacional e internacional compleja.
El País vive una crisis inédita, y nuestro Estado no puede apartarse de los efectos de situaciones adversas, como la inseguridad y el desempleo.
En San Luis Potosí a pesar de que ha habido progreso en lo político, está claro qué nos falta por avanzar en lo económico pero sobre todo en lo social.
Sin embargo, mi convicción, compartida con la inmensa mayoría de nuestra población, es que hoy somos más fuertes que nunca para vencer las adversidades, sustentar el optimismo y seducir el progreso.
Gracias al coraje, visión y liderazgo de nuestros antecesores podemos sentirnos seguros de que nuestro estado está preparado para enfrentar, de manera responsable y segura, las exigencias de una modernización creciente.
Compañeros potosinos:
Hoy comienza una nueva etapa en nuestra historia.
Mi primera tarea es presentarles a ustedes mi visión del tipo de gobierno que los potosinos dibujaron en las urnas el pasado 5 de julio.
Con claridad incuestionable los potosinos escogieron un gobierno que ante todo genere mejores condiciones de vida para los que menos tienen, que se abra a entendimientos, que vele por el cumplimiento de la ley, que trabaje y que garantice la seguridad ciudadana.
En esta línea, los potosinos se han pronunciado por un gobierno que tenga como prioridad principal la cercanía a las necesidades del ciudadano común, que sea tolerante y que ejerza la voluntad solidaria para entender y atender las exigencias y las aspiraciones populares.
Como Gobernador, recibo y asumo ese mensaje, y me comprometo solemnemente a impulsar un gobierno entregado al bienestar de la gente, atento a la suerte de los más necesitados y decidido a trabajar sin un solo minuto de descanso.
Los potosinos me verán constantemente cara a cara, brazo a brazo, a lo largo y ancho del Estado, no en visitas de ocasión sino llevando el gobierno a sus comunidades, para que los ciudadanos de todas las condiciones sientan que el Estado existe, que trabaja para ellos y que es capaz de responder a sus demandas más sentidas.
Sólo el reencuentro entre la sociedad organizada y la sociedad que hoy se encuentra excluida y casi sin esperanza, puede convertirnos en una sociedad de avances compartidos, con la fortaleza necesaria para enfrentar con eficacia los enormes desafíos de la pobreza, de la desigualdad y del crecimiento económico integral.
La pobreza es una condición a la que ningún potosino debe resignarse.
Quienes hemos recibido el encargo de conducir los destinos del Estado debemos combatirla de manera frontal.
Por ello voy a necesitar en todo momento de todos ustedes para construir los grandes acuerdos a los que debemos llegar para democratizar el desarrollo; para superar una época de acciones estériles en las que el desarrollo humano nunca llega y en donde el progreso es siempre el patrimonio de muy pocos.
Por eso construiremos un estado fuerte y competitivo, con pilares sólidos los cuales descansen en el bienestar social, el desarrollo económico y la gobernabilidad de la entidad.
El debate económico nacional ahora replantea una fórmula que de prioridad a lo social, porque está claro que el crecimiento económico no es sostenible sin el desarrollo humano.
En Estados como el nuestro, la necesidad del énfasis en lo social es cada día más urgente. En nuestro Gobierno, lo social será la base del todo.
A partir de esa filosofía elaboramos nuestra oferta electoral, que hoy se convierte en proyecto de gobierno.
Vamos a poner la agenda social en primer plano…
Seremos un gobierno, ante todo, con un profundo enfoque social.
Tengo la sincera esperanza que mi disposición al diálogo será correspondida por todos aquellos con quienes nos toque hacerlo.
Llego a la Gubernatura sin prejuicios ni reservas; pero sí con principios y valores. Esos principios y esos valores nos dan la fortaleza para sostener nuestras posiciones.
El pueblo potosino, al que nos debemos, nos verá actuar, y juzgará la transparencia de nuestras acciones.
Si alguna cosa no camina por falta de entendimiento, ese mismo pueblo sabrá dónde están los obstáculos… ese mismo pueblo sabrá empujar a los que no quieran caminar, a los que no quieran colaborar.
Trabajaré de manera respetuosa con los Poderes del Estado.
Desde hoy invito a los integrantes del Poder Legislativo y del Poder Judicial a asumir nuestras responsabilidades y a trabajar juntos para hacer de nuestro estado un mejor lugar para éstas y las próximas generaciones.
A los que están aquí y a los que no están aquí, a los que comparten nuestro ideario y a los que no lo comparten, a los que le apuestan al futuro y a los que están atados al pasado, a todos les digo: tendrán en mí un Gobernador dispuesto a abrir brecha para que el Estado siga adelante.
A los diputados y a los alcaldes que nos acompañan y a los que están ausentes les invito a que nos comprometamos en un proceso de entendimientos sostenibles, para dar a los potosinos soluciones coherentes y consensuadas.
A los diputados y alcaldes que, superando consignas o mandatos partidarios, están aquí con nosotros, los saludamos con respeto, reconocimiento y admiración.
Ahora, quiero presentarles de manera breve las grandes líneas de la visión de Gobierno que hemos construido.
Esta visión la hemos construido de entre otras cosas de aquellas giras, que nos llevaron a cada uno de los 58 municipios del estado, eso fue solo el comienzo de lo que vamos a hacer y que marca un nuevo estilo de gobierno.
Aquella primera gira era para convencer…las que hoy emprenderemos son para cumplir.
Siempre he pensado que los potosinos no debemos resignarnos a tener una posición secundaria o mediocre en nuestro país, ni a tener un Estado que no cuente ahí donde se toman las decisiones que nos afectan a todos los que aquí vivimos.
Necesitamos un San Luis Potosí Grande, necesitamos ser más mucho más como estado; como sociedad; necesitamos ser un Estado Líder.
Por otro lado ante la actual situación económica y ante la falta de expectativas considero importante que miremos hacia el futuro y nos cuestionemos: ¿Qué podemos hacer los potosinos para recuperar nuestra confianza y la prosperidad para de esta forma poder llegar a ser un estado líder en nuestro país? Así construiremos más Patria.
Hoy les digo, hay un nuevo Gobierno con un nuevo liderazgo político y que está dispuesto a llevar a cabo una profunda transformación en nuestro Estado con una clara conciencia social y de la necesidad de cambiar.
Para lograr nuestro propósito, nos enfocaremos en seis estrategias fundamentales:

PRIMERA:
Un Gobierno austero y honrado.
Austeridad en el gobierno y reorientación en el gasto público para alcanzar el mayor impacto en el crecimiento que necesitamos.
Es momento de poner en orden las cuentas públicas que se han visto crecer sin control. Ha llegado el momento de la disciplina presupuestaria. Ha llegado el momento de decir no a los excesos. Ha llegado el momento de ser responsables.
El Gobierno del Estado necesita poner el ejemplo para que la gente, los potosinos vuelvan a confiar en el Estado.
El gasto público es importante no solo en la cantidad que se gasta sino como lo gastamos.
Para este gobierno lo fundamental será la composición del gasto público de cara a que los potosinos podamos enfrentar mejor la crisis, incentivar el crecimiento y el empleo y ayudar a los que más lo necesitan .

SEGUNDA:
Más Empleo; Más Competitividad
Necesitamos crear un sistema de incentivos no solo para atraer nuevas inversiones, sino crear un sistema tal que apoye y favorezca a los sectores que sean más competitivos, a las empresas más productivas, a aquellos empresarios que respeten el medio ambiente y por supuesto para aquellos que generen más empleo.
Debemos ofrecer en todos los sectores productivos del Estado, un entorno competitivo en el cual no quepan los privilegios o favoritismos.
Debemos crear un paquete de incentivos atractivo para la instalación de nuevas actividades económicas cuya prioridad sea retomar el camino de la creación de empleos.
Las rutas hacia el progreso pasan necesariamente por una gestión efectiva en el área de infraestructura física. Vamos a consolidar la conectividad del estado para avanzar en el proceso de integración regional.
Fomentaremos los sistemas de ciudades intercomunicadas, poniendo énfasis en la comunicación de las pequeñas poblaciones.
La infraestructura del estado debe ser la mejor palanca para el desarrollo estatal. Una herramienta para combatir la pobreza es integrar las comunidades aisladas al progreso.
TERCERA:
Más Desarrollo Social
Los Potosinos debemos ser capaces de poder vislumbrar un futuro con confianza. Necesitamos mejorar las necesidades básicas de los que más lo necesitan, sino al final todos perdemos.
Es tiempo de transformar el modelo de prestación de servicios públicos asociados al bienestar social y al sistema de salud del Estado.
San Luis Potosí merece un sistema de bienestar social que sea la base para el desarrollo del Estado.
Garantizaremos la cobertura de infraestructura social, con estándares de calidad altos.
Aquí ante todos ustedes, asumo la responsabilidad de trabajar incansablemente para que todo potosino tenga las mismas oportunidades de desarrollo; pues como todos sabemos: tratar igual a los desiguales es desigual.
Es preciso dar una lucha cotidiana y sincera por el derecho de todos a vivir sin pobreza, sin miedo, con expectativas, para que la oferta de la esperanza deje de ser demagogia o motivo para que las autoridades evadan sus responsabilidades.

CUARTA:
Más Seguridad y mejor Justicia.
Durante el ejercicio de escuchar a la gente de todos los niveles y condiciones, uno de los clamores más sentidos fue la seguridad ciudadana.
Ningún estado puede darse el lujo de no ser confiable en términos de seguridad y justicia. La ausencia de estos dos factores es la principal causa de la falta de inversión y desarrollo.
Quiero en San Luis Potosí un sistema preventivo de seguridad y de justicia efectivo. Sólo así podremos responder al reclamo social de una mayor y mejor seguridad pública y procuración de justicia.
Buscaremos prevenir el delito atacando sus causas de fondo como lo son el desempleo, la inestabilidad laboral, los bajos ingresos, el acceso limitado a la educación, entre otras, pero sobre todo promoveremos la participación ciudadana.
También capacitaremos a nuestras fuerzas policiales, a las que dotaremos de mayor y mejor tecnología y exigiremos de ellas una coordinación estratégica y puntual con los distintos niveles de gobierno.
Trabajare incansablemente para que exista un Estado de Derecho comprometido con el progreso y la paz social.
Lucharé por tener un sistema de procuración de justicia respaldado por instituciones y servidores públicos profesionales, honestos y con una capacidad de servicio a toda prueba.

QUINTA:
Educación de calidad para todos.
En un gobierno eminentemente social, la educación debe ser prioritaria. El reto es ampliar la cobertura, y sobre todo mejorar la calidad.
Los potosinos que se eduquen en el sistema deben estar capacitados no solo para el trabajo, sino fundamentalmente para la vida, tal como lo exigen los tiempos modernos.
Incluiremos en nuestra gestión educativa un ambicioso programa de apoyo a las instituciones de educación superior del estado.
La Universidad estatal debe estar preparada en todas sus dimensiones para atender la demanda educativa de amplios sectores de nuestro estado.

SEXTA:
Finanzas Públicas Sanas.
Haremos de mi Gobierno, una administración donde los valores sean esenciales: habremos de promover la responsabilidad, la solidaridad, la justicia, el orden y la equidad.
Y los valores aludidos significan, en el ámbito institucional, honestidad escrupulosa en el desempeño de la gestión, respeto irrestricto a la legalidad en todas sus expresiones, y apuesta a la superación del ser humano y concordia social.
Seremos un gobierno republicano, austero, sin dispendios ni excesos, que entienda que el poder democrático no debe desfigurarse por la vanidad ni el culto a la personalidad.
Seremos un gobierno que sirva con la mayor eficacia, honestidad y moderación a las esperanzas de los ciudadanos.
Seremos un gobierno que realice las obras que están en el corazón de la gente y que responda a las genuinas necesidades colectivas. Actuaremos con prudencia fiscal para asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas.
Amigos y amigas:
Este es sólo un esbozo de lo que nos proponemos emprender a partir de este día. Nuestra voluntad, nuestra convicción y nuestra energía están ya hoy al servicio de ustedes.
Necesitamos que la sociedad nos acompañe porque ninguna iniciativa de gobierno prospera si no tiene el respaldo ciudadano.
Y, además, son vitales el respaldo legislativo y el respaldo político de sectores claves de la vida estatal y nacional.
Nuestra tarea es construir desde el primer día todos esos respaldos.
En el mismo espíritu, convencido de que no hay atajos fáciles ni fórmulas mágicas para alcanzar el desarrollo, quiero convocar a la empresa privada de todos los niveles a que juntos construyamos un futuro mejor para todos los potosinos.
A los empresarios del estado, los invito a continuar creando riqueza, comprometiéndose con un futuro de estabilidad, solidaridad y desarrollo integral. Los invito a fortalecer la confianza en nosotros mismos.
Hoy los invito a caminar juntos hacia un estado con orden y con trabajo. Estimados amigos:
Como Gobernador, voy a velar porque todos nosotros encontremos las condiciones favorables de superación en lo personal y en lo colectivo.
Hoy hago realidad mi propio sueño con trabajo y sacrificio, con limitaciones y angustias. Ese esfuerzo hoy lo pongo al servicio de ustedes.
Quisiera dedicar mi gobierno a los miles de potosinos que, sin alarde vanidoso, hacen de San Luis Potosí una fuente de riqueza moral, por aquellos que hacen de San Luis Potosí el ejemplo de espíritu y de carácter que nos han hecho grandes.
Tenemos los valores, tenemos el temperamento cívico y tenemos la voluntad para lograrlo: esa democracia de las oportunidades tiene que ser el mejor de nuestros proyectos.
Hoy es tiempo de una nueva democracia, una nueva economía y una nueva integración de San Luis Potosí bajo los anhelos de la justicia y de la igualdad.
Hoy inclino mi frente ante Dios para rogarle los dones de la sabiduría y la humildad. Lo hago con la plena certeza de que con mi trabajo y el trabajo de todos, lo mejor está por venir para San Luis Potosí…
Muchas gracias y que Viva San Luis Potosí!”




Agregar un comentario