Alianza política Peña Nieto-Ebrard con vistas al 2012

160

En una reciente entrevista periodística de radio, a finales de septiembre pasado, el Jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, admitió la existencia de un entendimiento político con el Gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, con vistas a los acontecimientos electorales del 2012.
Aunque esta aceptación por parte de Marcelo Ebrard no causó sorpresa en los medios políticos y periodísticos, donde ya se vislumbraba, sí resulta la aceptación de su existencia como un hecho político importante que tendrá consecuencias cada vez mayores en el futuro.
pag44-194La lógica de ese entendimiento político o alianza no escrita entre los dos mandatarios resulta de interés nacional, por cuanto es evidente que el licenciado Enrique Peña Nieto, Gobernador del Estado de México, tiene altas probabilidades de ser designado como Candidato del PRI a la Presidencia de la República para el año de 2012 y porque a su vez, el licenciado Marcelo Ebrard Casaubon, es uno de los dos políticos, junto con Andrés Manuel López Obrador, de ser designado como el Candidato Presidencial del PRD a la Presidencia de la República, para julio de 2012, y ambos estarán sujetos, o ya lo están ahora mismo, a los embates políticos del PAN y el calderonismo, así como ataques provenientes del interior de sus propios partidos.
Es obvio que los dos políticos han decidido establecer esta alianza defensiva, para intentar llegar a la meta final del maratón presidencial que ya empezó y que cada vez tendrá más obstáculos que ambos aspirantes presidenciales tendrán que sortear.
De hecho, los ataques a Enrique Peña Nieto y a Marcelo Ebrard ya se iniciaron; así por ejemplo, empiezan a circular libros y rumores que pretenden dañar la imagen del actual gobernador de Edomex y en el caso de Marcelo Ebrard, Jefe de Gobierno del DF también se han iniciado fuertes ataques políticos que incluyen, por ejemplo el nombramiento de la diputada Gabriela Cuevas, del PAN, ex delegada en Miguel Hidalgo, como Presidenta de la Comisión del Distrito Federal, lo cual es sintomático de que Ebrard estará sujeto a un golpeteo constante desde la Cámara de Diputados.
Los dos políticos, Peña Nieto y Ebrard representan la nueva hornada de la clase política mexicana y serán los enemigos a vencer dentro de sus propios partidos y dentro del sistema político general, y sobre todo por el PAN y el calderonismo, que no encuentra todavía al hombre que lo pueda representar en la carrera presidencial del 2012.
Las coincidencias entre Peña Nieto y Marcelo Ebrard son muchas: han firmado recientemente diversos acuerdos de cooperación entre sus dos entidades y se hablan y se reúnen con relativa frecuencia siempre en relación con sus actividades públicas; pero también coincidieron recientemente en rechazar en sus puntos básicos el llamado Paquete Fiscal presentado por Calderón y Carstens, sobre todo en lo que se refiere al impuesto del 2% a alimentos y medicinas y el resto de los productos comerciales; ambos mandatarios, uno del Estado de México y otro del DF, están planteando alternativas fiscales que puedan sacar al país del problema sin dañar a la población, a las familias y a las empresas.
Hay que hacer notar que entre el Estado de México, que gobierna Enrique Peña Nieto, y Marcelo Ebrard que gobierna el Distrito Federal, suman casi el 40% del Producto Interno Bruto del país y una cantidad similar de habitantes, de Población Económicamente Activa y de ciudadanos votantes.
Un caso similar de acuerdo político entre mandatarios de diversos partidos no se había dado hasta ahora y por eso resulta interesante para el escenario político del 2012.
Como dijo Marcelo Ebrard hablando de su entendimiento con Peña Nieto: “…y si vamos al 2012, pues allá nos vemos…”.




Agregar un comentario