Viene Obama a ayudar a México; califica a Calderón com el “Elliot Ness” de aquí

322

Por Lic. Mauro Jiménez Lazcano,
Director General de Macro Economía

pag05-188La sorpresiva visita del nuevo Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, revela su gran preocupación por lo que está pasando en México y su decisión de ayudar, de una manera clara y efectiva a la estabilidad del país que se ha deteriorado gravemente por la inseguridad pública a la que se suma ahora la grave crisis económica y de desempleo.

De un día para otro, en la medida que se observó el deterioro de la situación mexicana en la frontera y otros sitios del país, el nuevo gobierno estadounidense se decidió entrar de lleno al rescate de México, al que los funciones de inteligencia y de seguridad de la potencia norteamericana ven en un grave riesgo de deterioro que pudiera llevar a situaciones sociales más graves comparables a las de otros países a los que la ONU y la misma diplomacia estadounidense ha denominado “Estados Fallidos”.

Quienes pusieron los signos de alarma ante el senado norteamericano fueron el Director de Inteligencia de Estados Unidos, Dennis Blair, así como la encargada de Asuntos de Seguridad Nacional Interna, Janet Napolitano y el Director de la FBI, Robert Mueller, por la situación gravísima que se vive en la frontera de los dos países, que ha obligado al gobierno norteamericano a reforzar con numerosos agentes especiales las zonas más afectadas por la delincuencia organizada.

Cuando los informes sobre la grave situación mexicana se hicieron más frecuentes y agudos, el mismo Presidente Barack Obama habló de la posibilidad de enviar tropas y militarizar la frontera, idea que no ha sido dejada del todo pero que dio lugar a una acción diplomática profunda consistente en la visita rápida y sorpresiva de la señora Clinton, primero y después de la más sorprendente decisión de la visita del propio Presidente Barack Obama a México, para mediados de este mes de abril, de cuyos resultados dependerá una nueva relación entre México y Estados Unidos.

Sin embargo, en la entrevista con la CBS Obama se muestra cauteloso y espera a ver los resultados de las nuevas acciones policíacas acordadas entre el gobierno mexicano y Hillary Clinton y con otros funcionarios de seguridad nacional de los Estados Unidos que vendrán en abril para continuar con los preparativos de la visita del propio Obama a México de la que se esperan buenos resultados y acuerdos concretos.

Con todo, Barack Obama se guarda para sí mismo, cualquier decisión futura sobre el envió de tropas de la Guardia Nacional, a la frontera. “Eso es algo que estamos considerando”, dijo Obama al periodista; y agregó:

“Pero queremos ver primero si algunas de las medidas que hemos tomado pueden ayudar a sofocar la violencia y queremos asegurarnos de consultar efectivamente con el gobierno mexicano al llevar esta estrategia hacia delante”.
Esta contestación concreta la dio Obama a la pregunta del periodista de la CBS, que también fue muy concreta y fue planteada de la manera siguiente:

“Reportero: Señor Presidente Obama, ¿estamos en algún punto cercano a poner tropas de Estados Unidos en la frontera?”.



Agregar un comentario