Se incrementa la prevalencia de várices en México

594

pag03-188Las várices son un padecimiento frecuente entre la población adulta en México, debido a factores como predisposición genética, sobrepeso, sedentarismo, y por condiciones laborales que mantienen a las personas largos periodos de pie o sentadas.

El doctor Ernesto Anaya Santacruz, especialista en Medicina Interna y Cirugía General con Subespecialidad en Cirugía Vascular por la Universidad de Alabama en Birmingham, Estados Unidos, destaca que las várices son un padecimiento que afecta en mayor medida a las mujeres, por cuestiones hormonales, embarazos y tratamientos de reemplazo hormonal, factores que no excluyen a los hombres, que también las padecen pero no les dan la importancia.

Se calcula que 7 de cada 10 pacientes con várices son mujeres. La magnitud del problema abarca hasta 70% de la población adulta, mostrando un incremento en la prevalencia en México, debido a los cambios en el estilo de vida, la nutrición y condiciones poco advertidas hasta la fecha, como son el dejar de usar medias, el uso de ropa ajustada y el tipo de ejercicio que se realiza.

Anaya Santacruz recomienda poner mayor atención a síntomas como dolor, cansancio e hinchazón de las piernas, señales de alarma de las várices, las cuales son una clara manifestación de la llamada “insuficiencia venosa”.

Además de cambiar hábitos de vida y tipo de alimentación, ante la primera aparición de alguno de estos síntomas, es importante consultar al médico para iniciar un tratamiento que atienda las molestias de las varices.

Dentro de la terapia con productos de origen natural, se ha desarrollado un fármaco para mantener la salud de las piernas, a partir del extracto seco de semilla de castaña de Indias

Este fármaco se comercializa con el nombre de VENASTAT®, y cuenta con estudios clínicos que commprueban su eficacia en el tratamiento de las molestias de las várices en sus fases tempranas.

Gracias a un  sistema de estandarización, cada cápsula garantiza contar con exactamente 50 mg de escina (HCE-50), que es su sustancia activa.
Este fármaco previene y controla el desarrollo de la insuficiencia venosa periférica y alivia sus molestos síntomas ya que evita la formación de hinchazón y restablece la circulación venosa de retorno.

Adicionalmente el tener actividad física cotidiana pero no excesiva, preferentemente caminar, bicicleta y subir escaleras, una o dos veces al día, el recostarse con las piernas a una altura superior del nivel del corazón, contribuye enormemente a relajar la presión sanguínea que se ha acumulado durante el día.

El incremento en la prevalencia de las várices debido al modo de vida actual, indica el especialista, coloca a las personas en el umbral del riesgo, toda vez que la alimentación, el estrés, los oficios sedentarios, así como los largos viajes en el transporte, repercuten negativamente en la salud de las piernas.

Afortunadamente, la ciencia ofrece soluciones como VENASTAT®, un fármaco clínicamente comprobado de origen natural, que previene y controla el desarrollo de las várices, alivia los síntomas como dolor, hinchazón y cansancio que redunda en mayor calidad de vida para las personas.




Agregar un comentario