Reconoce Calderón el liderazgo sólido de Carlos Romero Deschamps

341

MODERADOR: Toma la palabra el ciudadano Carlos Romero Deschamps, Secretario General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana.

-C. CARLOS ROMERO DESCHAMPS: Muchas gracias.

pag26-188Licenciado Felipe Calderón Hinojosa, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; doctora Georgina Kessel Martínez, Secretaria de Energía y Presidenta del Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos.

Doctor Agustín Carstens, Secretario de Hacienda y Crédito Público; licenciado Mario Marín Torres, Gobernador Constitucional del Estado de Puebla; señor licenciado Gerardo Ruiz Mateos, Secretario de Economía; licenciado Juan Rafael Elvira, Secretario de SEMARNAT.
Doctor Jesús Reyes-Heroles González Garza, Director General de Petróleos Mexicanos; presidentes municipales que hoy nos acompañan, señores directores corporativos de organismos subsidiarios de Petróleos Mexicanos.

Compañeros integrantes del Comité Ejecutivo General y del Consejo General de Vigilancia, compañera y compañeros secretarios generales de las 36 secciones que integran nuestro sistema sindical.

Distinguidos invitados, compañeras y compañeros petroleros:
Año con año en esta fecha desde hace siete décadas el país se ha reunido para conmemorar un episodio trascendental en la historia del México moderno.
Hoy, nuevamente recordamos con emoción y respeto el acontecimiento que posibilitó la identificación plena entre pueblo y Gobierno después de la sangrienta etapa de la Revolución y sus posteriores luchas facciosas.

Conviene tener siempre presente en nuestra memoria el valor que representa para un país el que su gente y su Gobierno compartan objetivos superiores al interés partidista o personal.

Mayor importancia cobra a la luz de los nuevos y, sin duda, enormes retos que representan las crisis financiera y económica que con sus repercusiones sociales avanzan por el mundo desde el año pasado.

Recordamos que en aquel lejano 1938, correspondió a los trabajadores petroleros reclamar de las autoridades del país definición ante el menosprecio que hacia sus derechos mostraban los capitales internacionales y propugnar también por el respaldo popular a su lucha reivindicatoria.

Recordar que tuvieron en aquel momento y en ambos casos un amplio respaldo a sus demandas, que la sensibilidad hacia el sentir popular y el valor institucional y personal, que siempre manifestó el Presidente Lázaro Cárdenas del Río, lo decidieron a decretar la Expropiación de la Industria Petrolera que hoy, con orgullo y reconocimiento conmemoramos.
El tiempo transcurrido, desde entonces, nos permite ver con claridad cómo una situación muy complicada que puso en entredicho la voluntad política, el valor y aún el apego a la legalidad de diferentes autoridades inmersas en un escenario lleno de tensión, intereses exacerbados y lealtades no muy claras.

Encontró salida en la comunión abierta y plena entre el liderazgo del Presidente de la República y el respaldo que a él le dio el país.

No escatimaron esfuerzo ni compromiso alguno los trabajadores petroleros, autoridades de diversos niveles y diferentes responsabilidades, como fueron gobernadores, senadores, empresarios, organizaciones sociales y, por supuesto, el pueblo en general que se sintió identificado y, justamente, representado en esta decisión histórica.
Hoy que nuestro país vive enormes retos como consecuencia de la situación internacional parece que la pregunta de este tiempo es si los mexicanos estamos dispuestos a dar prioridad al acuerdo nacional, imprescindible para nuestro avance y mejoría, o mantendremos el encono y el conflicto.

Los mexicanos, los petroleros, la generación de Lázaro Cárdenas supo dar cabal respuesta a una pregunta similar. A ellos, a ese grupo de compatriotas ejemplares y comprometidos con su país es a quienes rendimos reconocimiento público en este acto.

Crece en el aprecio de todos nosotros, sin duda, la imagen de los trabajadores petroleros que sin recursos, pero con enorme convicción, fueron capaces de aportar lo mejor de su creatividad y esfuerzo para sostener una industria que muchos condenaban al fracaso.

Afortunadamente, desde hace 71 años su desempeño cotidiano nos ha comprobado que la mayor riqueza de Petróleos Mexicanos es su gente, representada por todos ustedes hoy en este acto.

Por ello, nuestro amplio agradecimiento a todos los que en el día a día hacen posible que Petróleos Mexicanos, a pesar de sus dificultades, siga siendo pilar de la tranquilidad económica del país.

Este espíritu, señor Presidente, es el que hemos mantenido los petroleros de México para conservar a la industria como un bien nacional. En este afán, no nos cabe duda: no existen diferencias en el compromiso que tenemos los trabajadores sindicalizados y nuestros compañeros técnicos, ingenieros y administradores de confianza.

Estamos plenamente conscientes de que el reto de Petróleos Mexicanos es crecer y fortalecerse.

Por nuestra parte y con esa intención, hemos realizado, conjuntamente con la administración de la empresa, un importante esfuerzo en la búsqueda de mejorar administrativa y operativamente la eficiencia de la industria.

Para ello, se han revisado a la fecha las funciones y actividades de cerca de 300 categorías, que se dice fácil, 300 categorías, lo que permitirá definir los nuevos reglamentos de labores que darán certeza en sus responsabilidades a 50 mil trabajadores aproximadamente. Siendo el compromiso de continuar con esta tarea hasta atender la totalidad de las plazas de la Institución.

Cabe destacar que muchos de estos casos tenían más de 60 años, 60 años, de no ser sujetos a la actualización y de eso mis compañeras y mis compañeros trabajadores son testigos de este atraso que teníamos en nuestros reglamentos de labores; por lo cual, su obsolescencia enturbiaba de forma significativa nuestras relaciones laborales y obrero-patronales.

Por otra parte, se ha realizado una revisión pormenorizada de aquellas áreas en las que dinámica de la industria petrolera generó plazas con actividad disminuida.
Hoy, la revisión responsable y objetiva de ellas nos ha permitido reacomodar a un importante grupo de trabajadores en nuevas áreas, lo que representa para ellos estabilidad en su patrimonio laboral y para Petróleos Mexicanos eficiencia plena en el uso de sus recursos humanos.

Hemos emprendido también, en el terreno de la capacitación, un muy ambicioso proyecto que ha permitido definir con precisión los perfiles de puesto de 182 categorías, lo que hará posible el diseño de cursos de capacitación modulares, que permitirán la óptima formación técnica de nuestros trabajadores.
Asimismo, se ha impulsado en meses recientes la cobertura definitiva de múltiples plazas de ingenieros del Grupo Tres, que habían estado vacantes durante un buen tiempo con la consiguiente inconveniencia operativa.

Todas éstas y muchas otras acciones, que hemos realizado de manera conjunta con la administración de PEMEX, nos muestran la forma decidida en que estamos atendiendo la modernización y avance de Petróleos Mexicanos.

Lo mencionado cobra especial interés porque en unas semanas más iniciaremos los trabajos de la revisión de nuestro contrato colectivo de trabajo. Estamos seguros que la actitud seria y responsable, mostrada por las partes, que nos ha permitido obtener los resultados comentados, será una base sólida para el nuevo marco contractual que permita potenciar el desarrollo de Petróleos Mexicanos y, asimismo, garantizar las condiciones laborales de los trabajadores petroleros.
Señoras y señores:

Hemos mencionado ya en otras oportunidades, que muchos de los problemas que hoy aquejan a Petróleos Mexicanos de manera casi angustiante, lo señalamos tiempo atrás.
Las desafortunadas circunstancias presupuestales que PEMEX ha vivido en años recientes y algunas decisiones en políticas públicas que afectan a la empresa, han provocado que hoy continuemos padeciendo en algunos temas importantes, como el oportuno mantenimiento preventivo que toda instalación industrial requiere.

El mantenimiento correctivo que en ocasiones se difiere de forma preocupante. La oportuna dotación de herramientas y materiales a los centros de trabajo. La oportuna renovación de autotanques para la distribución de combustibles o, incluso, el equipamiento adecuado y suficiente en nuestras instalaciones hospitalarias.

No obstante esto, los petroleros sindicalizados contrario, a lo que algunas voces opinan de forma insostenible, hemos mantenido una actitud mesurada y siempre institucional.
Hemos buscado en los tiempos recientes la manera más equilibrada para conciliar la necesidad de Petróleos Mexicanos para conseguir mejoras en su operación y en su administración; y hemos, aún llegado a sugerirlas, pero también, por supuesto, hemos buscado avanzar en las legítimas aspiraciones de los trabajadores por mejorar en sus condiciones laborales y salariales.

En este año llegaremos a nuestra revisión contractual con un entorno especialmente complicado. Comprendemos, señor Presidente, el enorme reto que esto representa para su Administración, pero sabemos también del compromiso de Felipe Calderón para enfrentar con decisión los desafíos que los tiempos que corren implican.
Tenemos confianza en usted, señor Presidente.

Hoy afirmamos que los petroleros hace mucho tiempo que descubrimos la manera de superar situaciones como las que en estos momentos enfrenta el país.

Nosotros ya hemos vivido desafortunadamente durante varios lustros, condiciones de dificultad financiera, astringencia presupuestal, dependencia tecnológica o abrumador endeudamiento, y una sola cosa ha permitido mantener la viabilidad de esta empresa de la que muchos opinan y pocos apoyan realmente el trabajo. El trabajo cotidiano, comprometido y anónimo de sus mujeres y sus hombres en cada planta, taller, oficina, embarcación, autotanque, plataforma, ha sido la tabla de salvación de Petróleos Mexicanos.

Aquí, en esta importante ceremonia de cara al país, los petroleros de México, representados por los Secretarios Generales de todo el sistema que conforma el Sindicato Petrolero, nos comprometemos a aportar lo máximo de nuestra capacidad y esfuerzo en el propósito de hacer más eficiente y productivo el desempeño de Petróleos Mexicanos.

Señor Presidente:
Esta región en la que hoy se desarrolla el Acto Conmemorativo de la Expropiación, es tal vez el mejor ejemplo de lo que avizora el futuro para nuestro país. Podría ser, incluso, una buena metáfora de lo que nos debería animar como filosofía nacional.

Es cierto, debajo de este territorio, conocido popularmente como Chicontepec, que abarca diversos municipios de estos dos bellos estados que hoy cálidamente nos reciben, como son Puebla y Veracruz; y aprovechamos, por cierto, para agradecer la hospitalidad de nuestros anfitriones, los administradores de Petróleos Mexicanos, PEMEX Exploración y Producción en esta región, y a los amigos y compañeros de la Sección 30 de nuestra organización.

pag28-188A sus dirigentes, al compañero Jorge del Ángel Acosta, Secretario General; a nuestro amigo y compañero Sergio Quiroz Cruz, Presidente del FRUS.
Decíamos que existe una importante riqueza petrolera, tal vez incomparablemente generosa, pero para poder disfrutar de su beneficio se requiere, por las características geológicas del yacimiento, de un extraordinario esfuerzo, sólo comparable a la magnitud de la generosidad de este subsuelo, riqueza y sudor, sudor y riqueza. Esa parece ser la ecuación que deba distinguirnos.

Aquí tendremos la oportunidad de mostrar como empresa y como país nuestra vocación de trabajo y nuestra aspiración de progreso. Mucho tiempo hemos estado en conflicto, hoy es tiempo de trabajar, como hace 71 años todos tenemos algo que hacer por el bien del país.

Por nuestra parte, los petroleros estamos ya en la primera línea, confiamos en nuestra decisión y en nuestra voluntad, confiamos en la relación seria y franca que hemos establecido con las autoridades de Petróleos Mexicanos y particularmente con nuestro Director General, el doctor Jesús Reyes-Heroles.
Confiamos en que esto nos permitirá encontrar las estrategias y llegar a acuerdos necesarios que garanticen la mejora permanente de esta Institución, orgullo de todos los mexicanos, y recuperar la confianza en nuestro porvenir.

En estos momentos, compañeras y compañeros, que vive el país, a nosotros no nos cabe duda, unidos venceremos.

Muchas gracias.




Agregar un comentario