México: La caída económica más grande en décadas (-) 9.5%

191

pag02 editorial.inddLos registros económicos mexicanos no contienen una caída mayor a la del mes de enero del presente año del 2009, dada a conocer por el INEGI hace apenas unos días (-)9.5%.

La industria y la minería cayeron (-)11.1%; y el comercio, los bancos, el transporte y los servios inmobiliarios disminuyeron (-)9.1%

La peor caída anterior de la Actividad Económica Mexicana fue en el año de 1995, cuando la crisis financiera del FOBAPROA, en que la economía anual cayó en (-)6.2% ; sin embargo, ahora, la caída para el mes de enero del presente año, es mucho mayor.

Nadie ignora que hay una crisis mundial, pero cada país tiene su propia crisis y cada país la enfrenta a su manera; así, en los Estados Unidos el gobierno encabezado por Barack Obama hace enormes esfuerzos para empujar a ese país hacia arriba y atenuar la profundidad de la crisis económica y financiera.

De la misma manera, España, Francia e Inglaterra, enfrentan la crisis económica y financiera con medidas efectivas, amplias y dadas a conocer con detalle al público de sus países, que es lo que pensamos que tendría que hacer aquí el Gobierno; es urgente que las autoridades económicas, políticas y monetarias, den a conocer programas y políticas públicas que rescaten al país de la grave caída que está sufriendo y que arrastra a las empresas y a las familias a la peor situación que se ha vivido en décadas probablemente desde el tiempo de 1910 en que estalló la Revolución Mexicana y la economía se paralizó por el caos económico, político y social que se produjo entonces.

Si analizamos el informe del INEGI dado a conocer el viernes 27 de marzo, por el señor Eduardo Sojo, ex secretario de Economía en los primeros tiempos de Fox, y nuevamente nominado en ese ramo de economía por el actual gobierno de Felipe Calderón, en el que duró unos cuantos meses, veremos que la economía mexicana es actualmente un verdadero desastre, porque una caída del (-)11.1% en la industria, la minería y las principales actividades productivas, en el curso del mes de enero de este año, es absolutamente desolador y constituye un grave daño para las industrias y las familias, para el empleo que se está desmoronando en las principales actividades económicas nacionales.

Y un hundimiento en los servicios, el comercio y las actividades de intermediación bancaria, de (-)9.1%, es absolutamente aterrador, y es la cifra estadística que revela el deterioro grave de las condiciones económicas de la población.

Es urgente que los funcionarios públicos encabezados por Felipe Calderón, Agustín Carstens y Guillermo Ortiz hagan algo por la economía nacional que no sólo se refleje en los discursos como en la reciente Convención Bancaria de Acapulco, sino que tengan efectos sobre el relanzamiento de la actividad económica nacional.

Las cifras que ha dado a conocer el director del INEGI, señor Sojo, constituyen la peor noticia de la historia económica mexicana en los últimos 100 años. (Texto del Informe de Sojo en páginas 10, 11 y 12).




Agregar un comentario