Mediante créditos internacionales se mantendrá el nivel de Reservas Monetarias, anunció la Comisión de Cambios

107

p065_188De un análisis detallado sobre el comportamiento esperado de la balanza de pagos se concluye que México no enfrentará problemas para el financiamiento del déficit de la cuenta corriente durante 2009. Ello se sustenta en las siguientes consideraciones:

  • Se anticipa un incremento moderado en el déficit de la cuenta corriente debido principalmente a un menor superávit de la balanza comercial petrolera.
  • Dicho incremento será ampliamente financiado por los recursos derivados de la cobertura petrolera, así como por un mayor financiamiento de largo plazo del sector público con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.
  • Considerando los ingresos de divisas del sector público provenientes de las exportaciones de petróleo, de la cobertura petrolera y del mayor financiamiento externo, en ausencia de intervenciones del Banco de México en el mercado de divisas, las reservas internacionales se incrementarían en 22.4 mil millones de dólares. A este monto de acumulación hay que restar los 4.3 mil millones de dólares de ventas que hasta la fecha ha realizado el Banco de México durante el presente año (ver Anexo para las estimaciones detalladas).
  • Asimismo, es importante aclarar que las estimaciones para la balanza de pagos presentadas en el Anexo tampoco contemplan los 30 mil millones de dólares provenientes de la línea “swap” establecida con el Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos.

Dado que es del interés de la Comisión de Cambios promover condiciones ordenadas en el mercado cambiario, se considera oportuno establecer un mecanismo para garantizar que una parte significativa de la acumulación proyectada de reservas internacionales se venda en el mercado cambiario. Por lo anterior, la Comisión de Cambios anuncia el día de hoy las siguientes modificaciones a su política de intervención en el mercado cambiario:

  1. A partir del día 9 de marzo de 2009 se iniciará una venta diaria de 100 millones de dólares a través de un mecanismo de subastas instrumentado por el Banco de México.
  2. Adicionalmente, se continuarán subastando diariamente dólares a un tipo de cambio mínimo de dos por ciento superior al tipo de cambio del día hábil inmediato anterior. El monto a subastar a través de este mecanismo se reduce de 400 a 300 millones de dólares por día.
  3. Se mantiene la posibilidad de realizar ventas extraordinarias de divisas en caso de que las circunstancias del mercado así lo requieran.

Esta nueva política de intervención del Banco de México en el mercado cambiario permanecerá vigente hasta el 8 de junio de 2009.

Oportunamente se dará a conocer si se modifican los términos de dicha política para los meses subsecuentes. Cabe señalar que, aún con la modificación de este mecanismo, se anticipa para el final de 2009 un nivel de reservas internacionales similar al observado al final de 2008, toda vez que los recursos que se venderán provendrán de la captación neta de divisas por parte del sector público durante este año. Las condiciones financieras en México permanecen sólidas y permitirán sortear la crisis financiera global. La Comisión de Cambios se mantendrá atenta a que el comportamiento del mercado cambiario sea congruente con los fundamentos macroeconómicos.

Como puede observarse en el cuadro 1, se anticipa que el déficit de la cuenta corriente pasará de 15.5 mil millones de dólares (mmdd) en 2008 a 24.1 mmdd en 2009. Ello como resultado principalmente del menor superávit en la balanza comercial petrolera de nuestro país debido a un menor precio internacional del energético. Esta reducción será financiada con los recursos provenientes de la cobertura petrolera. En términos de los demás componentes de la cuenta corriente, se espera un déficit similar al observado en 2008 debido a lo siguiente:

  • El déficit en la balanza comercial no petrolera se incrementará sólo ligeramente debido a que existe una estrecha relación entre las exportaciones no petroleras y las importaciones de bienes intermedios, y también a causa del efecto que tiene sobre otras importaciones un tipo de cambio real más depreciado.
  • Una reducción en las transferencias – principalmente remesas – debido a un deterioro en las condiciones económicas que enfrentarán los trabajadores mexicanos en Estados Unidos.
  • Una mejora en la balanza de servicios que compensa a la reducción en las transferencias y el ligero deterioro en la balanza comercial no petrolera. Ello como resultado de menores erogaciones en seguros, fletes y otros servicios relacionados con transporte, y menores servicios factoriales asociados a las utilidades del capital extranjero empleado en nuestro país.

Es importante señalar que las proyecciones de la cuenta corriente tienen una baja sensibilidad a diferentes escenarios de crecimiento de la economía, por lo que el margen de error del pronóstico es relativamente bajo.

El superávit de la cuenta de capital para 2009 se estima que se incrementará de 21.0 mmdd en 2008 a 27.5 mmdd debido a los ingresos que recibirá el sector público asociados a la cobertura petrolera por 9.2 mmdd, así como a un cambio en el financiamiento del sector público proveniente de los bancos multilaterales de desarrollo por 13.8 mmdd. Ello compensará una posible reducción en los flujos de capital destinados al sector privado. Un mayor superávit de la cuenta de capital implica que no se anticipan problemas para el financiamiento del déficit de cuenta corriente durante el año, llevando inclusive a una ligera acumulación de reservas internacionales por 3.4 mmdd. Este incremento de reservas supone que el Banco de México regresaría al mercado 19 mmdd (incluyendo los 4.3 mmdd ya vendidos este año) de los 22.4 mmdd que dicho instituto acumularía durante el presente año. Las estimaciones de balanza de pagos para 2010, incluyendo la proyección de acumulación de reservas internacionales, se darán a conocer oportunamente.




Agregar un comentario