Extraños pronunciamientos de Lorenzo Servitje sobre Calderón

276

pag24-187En días pasados el empresario que había dado un total respaldo al proyecto del Presidente Calderón cuando éste era candidato y luego cuando inició su Administración, expresó una serie de extraños pronunciamientos sobre la actuación de Felipe Calderón que contribuyeron a engrosar toda una gamma de reclamos y señalamientos en contra de la administración Calderonista que desató un linchamiento generalizado no sólo de la persona de Felipe Calderón sino todo lo que abarca la Administración pública federal.

Fue durante una conferencia que dictó el magnate Lorenzo Servitje, quien anunció la Cadena Ciudadana 2009, cuando de manera sorpresiva y para extrañamiento de muchos comenzó a dirigirse a la clase política en especial a la presente administración; el fundador de la poderosa cadena Bimbo declaró que: si durante la segunda mitad de su mandato Felipe Calderón “no tiene apoyo suficiente de la ciudadanía y del Congreso, su labor será mínima”.
En el mismo tono hilarante, destacó que si no se apoya al “pobre señor Presidente” la situación económica del país empeorará.
Lorenzo Servitje dijo que el Presidente Felipe Calderón “está a punto de terminar su mandato” de hecho, explicó, no de derecho.
El empresario detalló durante su intervención que si para apoyar al Ejecutivo federal “tengo que apoyar a un partido o a un candidato que no me acaba de convencer, pues no me queda de otra”.
Lorenzo Servitje anunció la campaña Cadena Ciudadana 2009 “en favor del voto libre”, en el Instituto Mexicano de Doctrina Social (Imdosoc), en el que se busca comprometer a 10 ciudadanos por cada afiliado para que voten en las elecciones del 5 de julio próximo.

Criticó que desde el año 2000 los niveles de votación disminuyeron, sobre todo en la elección intermedia de 2003, en el que sólo sufragó uno de cada tres mexicanos.
Ante un nutrido grupo de los asistentes, muchos integrantes de organizaciones religiosas y sociales, le preguntaron por quién votar. Sonriente, Lorenzo Servitje dijo que por el menos malo y citó un dicho ranchero, “con estos bueyes hay que arar”.

En su presentación el Presidente del Grupo BIMBO con un buen humor inclusó bromista, relató un panorama de cómo se encuentra México, en donde destacó los principales problemas, basado en cuatro ejes: seguridad, economía rezagada, pobreza y desigualdad, y educación deficiente.

De la inseguridad dijo que nunca había imaginado llegar a un escenario donde se evidenciara lo peor del narcotráfico, que es la delincuencia organizada. Dijo que uno de los grandes flagelos es la extorsión que ha ido creciendo.
Lamentó que se tenga “policías deficientes y corruptos” y que el Ejército no esté capacitado para enfrentar a los criminales. Incluso aseguró que el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional ha reconocido a su grupo más cercano que el crimen organizado está mejor armado y capacitado que las Fuerzas Armadas.

De la economía dijo que México tiene un crecimiento débil, con grandes limitaciones gubernamentales, baja capacitación, y a la juventud no se le ofrecen oportunidades de empleo. El empresario aseguró que muchos jóvenes de 15 ó 17 años son contratados como sicarios del crimen organizado porque no tienen otra oportunidad.

Del tercer punto de pobreza y desigualdad, lamentó que 10 % de la población del país que se puede considerar “rica” —incluso se señaló él— tenga 38% de ingreso, a diferencia del 10% de los más pobres cuyo ingreso apenas llega a 1.8% de la utilidad total de los mexicanos.

Aseguró que 20 millones de mexicanos pasan hambre y 40% con pobreza de patrimonio tendrá para comer, pero no para una vida digna.

Sobre la “educación deficiente” dijo que no hay una adecuada cobertura educativa en el país y criticó a la Alianza para la Calidad en la Educación, porque no resuelve el problema de rezago.
Criticó que el sector magisterial sea incompetente, rebelde y politizado, que incluso se atreve a desafiar a las autoridades.

A pesar del panorama que expuso dijo que México tiene mucho potencial y se deberían aprovechar mejor los 11 mil kilómetros de costa que se tienen, la mano de obra, que si es bien dirigida puede ser excelente; así como dar oportunidades a los jóvenes de más de 20 años que no sólo reclaman servicios y apoyos sino que pueden sacar adelante al país.

Al final se presento una serie de preguntas y respuestas por parte del empresario, en donde la pregunta obligada de por qué apoyaba este nuevo movimiento ciudadano, Servitje remarcó que el lanzamiento de la iniciativa se debe a que en 2008 el país tuvo más de cinco mil muertos, tiene una policía deficiente y corrupta, con un sector magisterial incompetente y rebelde, y con un alto grado de pobreza.

Obviamente y acorde al tono de los tiempos se le cuestionó si formaba parte del sector catastrofista a lo que contundente replicó: “No, en lo más mínimo. Yo soy un hombre de esperanza”.




Agregar un comentario