Obama se enfrenta al desastre

165

Por el Lic. Mauro Jiménez Lazcano
Director General de Macro Economía

Obama InaugurationBarack Obama se enfrenta al desastre económico que dejó su antecesor George W. Bush y, al mismo tiempo, encara el escepticismo mundial. Nadie cree que podrá corregir la situación que legó Bush ni en lo político ni en lo económico, y quienes piensan que algo logrará, establecen que no será muy pronto; sin embargo, la esperanza mundial sigue puesta en él.

Algunos creen que los primeros 100 días de gobierno del nuevo Presidente de los Estados Unidos de América serán definitorios del rumbo que tomará su gobierno y del éxito o fracaso que tendrá.

Los primeros 10 días de Barack H. Obama han sido de una actividad vertiginosa; se enfrenta al desastre económico y político que dejó su antecesor George W. Bush; la economía mundial está deshecha y en particular la economía de su país, los Estados Unidos de América; los efectos negativos sobre México también son desastrosos: la Bolsa de Valores ha caído verticalmente, las Afores han perdido miles de millones de pesos correspondientes a los fondos de los trabajadores mexicanos, cuyas pensiones en el futuro se verán disminuidas, y el peso mexicano se ha devaluado en más de 40% sin que exista posibilidad real de que regrese a los diez pesos por un dólar.

Obama ha prometido “vigilancia del mercado”, para evitar abusos y ha ofrecido una serie de programas de rescate de los deudores y de inyección de recursos financieros a la economía por 825,000 millones de dólares, que aprobó el Congreso el 20 de enero, sin siquiera un voto favorable del sector político de los republicanos, para ponerla a flote, aunque los resultados no se podrán palpar de una manera inmediata.

Pese a que Obama condenó en su discurso inaugural a los cínicos que hundieron a la economía norteamericana y mundial y prometió establecer una “vigilancia” efectiva de los mercados financieros, los resultados de esas acciones se verán a largo plazo.

Obama anuncia un vasto programa de construcción de infraestructura económica y social, para reactivar la economía: puentes, carreteras, escuelas, hospitales, redes eléctricas, así como el mejoramiento tecnológico de los sistemas productivos de aquel país.

Aquí en México, el gobierno anunció un programa de inversiones, también en infraestructura económica y social, que todo mundo espera se realice pronto y con eficacia; sin embargo, la refinería cuya construcción se anunció desde finales del año pasado, todavía no se define en su ubicación; el Titular del Ejecutivo anunció en el Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca, que actualmente compiten 15 estados para lograr que esa refinería de Pemex sea ubicada dentro de sus límites. Lo deseable sería que la decisión sobre la localización de la refinería anunciada, sea tomada pronto, para que la derrama económica que representa ocurra desde los primeros meses del año.

EN MEXICO, EFECTOS DESASTROSOSDE LA CRISIS MUNDIAL

pag06-12 desastre.inddContra las previsiones gubernamentales de que la crisis financiera mundial se reflejaría en México sólo como un “catarrito”, según expresión del Secretario de Hacienda, Lic. Agustín Carstens, los efectos económicos y sociales de la crisis financiera de Estados Unidos son desastrosos y hasta catastróficos, para la sociedad y las empresas mexicanas.

En primer término, una devaluación del 40% de la moneda nacional, que ha tenido graves efectos negativos sobre la economía de las empresas y las personas; cierre de empresas grandes, medianas y pequeñas, y amplia afectación en el empleo; miles de personas han perdido sus puestos de trabajo y la inflación altísima ha tenido también graves efectos sobre la economía popular.

ESCASOS EFECTOS DE LA ENTREVISTA CALDERON-OBAMA

La entrevista realizada en Washington en enero, entre Felipe Calderón y el entonces Presidente Electo Barack Obama no ha tenido repercusiones notables en los mercados y en la confianza popular de México, ya que se cree que el nuevo Presidente de los Estados Unidos de América está concentrado en los asuntos internos de su país y que, en lo menos que puede pensar ahora es una Reforma Migratoria que tenga que ver con los trabajadores mexicanos indocumentados que ingresan a su país. En realidad, en la entrevista citada, Barack Obama – Calderón, ambas partes fueron muy cautas y evitaron mencionar algún acuerdo concreto nuevo entre las dos naciones.

LA OPOSICION DEL “PEJE” PRESIONA AL GOBIERNO

En México, la única oposición real que sobrevive, encabezada por el ex candidato Presidencial Andrés Manuel López Obrador, la del denominado “Peje”, se dió el lujo de llenar el Zócalo por enésima vez, el domingo 25 de enero, cuando ya todo el mundo pensaba que “el Peje” estaba muerto, por lo menos políticamente hablando.
López Obrador y sus seguidores del Movimiento por la Defensa del Petróleo y la Economía Nacional, desarrollarán una serie de acciones sociales que pretenden obligar al gobierno de Calderón a tomar medidas efectivas que impidan más sufrimientos a la pobación pobre del país.

Lo que ocurre es que el aumento exorbitante del desempleo en el país es “una bomba molotov”, que está detonando problemas sociales graves y movilizaciones de población, como la de los pescadores que protestan por los aumentos al diesel y los campesinos que se quejan de desatención por parte del gobierno a la resolución de sus necesidades.
Abusos de los banqueros con los usuarios

En México, los banqueros, en su mayoría extranjeros, han hecho de las suyas, aumentando los niveles de comisiones y sus niveles de utilidad a cantidades estratosféricas, mientras cobran tasas de interés elevadísimas, mayores al 70% anual a los tenedores de tarjetas de crédito para el consumo.

La explotación que realizan los banqueros de la población productiva mexicana se ha vuelto totalmente inaceptable y una verdadera carga que detiene el crecimiento de la economía nacional.

Lo más extraño y contradictorio en este tema es que el gobierno norteamericano y en particular la nueva Administración de Barack Obama realiza medidas que en el fondo constituyen el principio de la nacionalización de los grandes bancos norteamericanos que han quebrado y que han sido rescatados con fondos públicos.

No está lejano el día el que, el Congreso mexicano, donde existen todavía fuerzas nacionalistas y populares, imponga medidas a los bancos que limiten el verdadero abuso que están cometiendo con los tarjetahabientes y usuarios de servicios bancarios de nuestro país, sobre todo, ahora que el nuevo gobierno norteamericano de Obama está poniendo un ejemplo de lo que se debe hacer con los bancos abusivos y ventajosos.

EL PAN NO QUIERE HABLAR DE DESEMPLEOEN LA CAMPAÑA ELECTORAL

Germán Martínez, Presidente del PAN, ante el desastre de la economía nacional, ha propuesto ingenuamente al PRI y al PRD, al PT y Convergencia, que en la Campaña Electoral que se abre ahora mismo no se hable de desempleo, porque aduce que Calderón “no es el causante del desempleo que hay en el país, sino la crisis económica mundial”. Estas declaraciones de Germán Martínez, pronunciadas el lunes 26 de enero, se antojan más bien como una respuesta al mitin que celebró López Obrador en el Zócalo capitalino con miles de seguidores que hablan de desempleo, miseria y desigualdad.

Es lógico que los partidos políticos principales, tanto el PRI, como el PRD, habrán de llenar la campaña electoral de consideraciones sobre el grave desempleo que hay en el país y el paro económico que se registra; pero el tema será mucho más usado en la campaña electoral por el Partido del Trabajo y Convergencia que ahora se han alineado con el “Peje” Andrés Manuel López Obrador, quien ha denunciado que “la democracia mexicana está secuestrada por un grupo de ambiciosos financieros, banqueros, grandes empresarios y políticos corruptos”.




Agregar un comentario