Exige mayor transparencia de grandes empresas y bancos, la Bolsa Mexicana de Valores

117

Por Enrique Ramírez Aldana

pag52-185En el marco de la mayor reunión del sector bursátil del país, la coincidencia generalizada de autoridades, participantes y miembros de gremio fue optar por una disposición a la revisión de actuación e implementación de mejores prácticas, así como el resaltar la actuación de la autoridad en materia económica y las decisiones hechas por el Ejecutivo para enfrentar la actual situación económica que amenaza con agudización y presión sobre la economía nacional.

Durante la pasada XIX Convención del Mercado de Valores, primera en la que la Bolsa Mexicana de Valores aparece como pública, la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles, se pronunció por cumplir a cabalidad los preceptos del gobierno corporativo con verdadero sentido de responsabilidad y no solamente por cumplir un requisito. Además de la liquidez, la transparencia y el flujo del crédito que no se detenga para el desarrollo de infraestructura principalmente.

En ese sentido el Presidente de la AMIB, el lic. Marcos Ramírez Miguel comentó que la disyuntiva no estaba en llevar a cabo mayor o menor regulación, sino adecuar la regulación vigente en los puntos en donde las fallas recientes mostraban debilidad.

Enfático el funcionario remarco que en México la regulación no falló, por lo que para la asociación sólo deberían de inducirse los ajustes en respuesta a iniciativas coordinadas internacionalmente, ya que explicó, de otra manera, se podría poner en riesgo el buen desempeño del organismo. Marcos Ramírez propuso que para lograr un sistema regulatorio internacional eficaz se efectuaran tres condiciones: Simultaneidad, homogeneidad y equidad.

Y detalló: simultaneidad; después de esta crisis será crucial evitar al máximo cualquier arbitraje regulatorio, en el sentido que; si se van a adoptar medidas como la de Basilea, que seguramente deberán de revisarse, es importante que una vez definidas su implementación sea prácticamente simultanea en los diversos países que las adopten, o por lo menos hay que asegurarse que sean aplicadas por todos las que la suscriben en una ventana de tiempo relativamente corta, de lo contrario –dijo- prevalece el riesgo de arbitraje.

Homogeneidad: En los mercados de derivados existe una gran asimetría regulatoria mundial, por lo que es preciso que se establezcan lineamientos internacionales para generar una regulación similar en toda latitud y entre el mercado organizado y el extrabursátil, de lo contrario, la semilla de un potencial desajuste y futuros quebrantos seguirá latente.

Ramírez aseveró; sino se consiguen reglas homogéneas, la acción aislada de una autoridad local se diluye en la inmensidad de los circuitos financieros internacionales.

Por lo que respecta a el ramo de la Equidad, el Presidente de la AMIB sostuvo que: en un mundo globalizado cuando se tiene regulación distinta en ciertos mercados, se puede generar distorsiones significativas en otros países.
El funcionario cito como ejemplo a la regulación que permite y permitió el sobre apalancamiento de ciertos participantes en el mercado de materias primas y que fomentó un ascenso espectacular de sus precios. Esta acción comento Ramírez causó un enorme daño a la economía mundial cuando los flujos de capital internacionales se refugiaron en este mercado.

En ese sentido pidió ante un fenómeno de este tipo deberían existir mecanismos que regularan el flujo hacia esta clase de instrumentos.

De igual manera, la decisión de prohibir durante algún tiempo las ventas en corto sobre un número importante de acciones en el mercado americano pudo estar justificado debido a la gravedad de su coyuntura.

Antes de concluir su intervención el Presidente de la AMIB externó que el contar con finanzas públicas sanas y política económica y monetaria ortodoxa son pilares para poder sortear la actual situación económica global, y destacó que aunque muchos analistas señalan en fin de la era de la economía de mercado esto no era así.

El Gobierno propone transparencia,liquidez y marco regulatorio más eficiente

El Presidente Felipe Calderón fue invitado de honor a la reunión y ante la comunidad bursátil señaló la necesidad de revisar con mucho mayor detalle la regulación del sistema financiero nacional, para lo cual se llevarán a cabo análisis en donde se identificará las fallas y de ahí se diseñará una nueva arquitectura que permita sin imponer cargas innecesarias a la actividad del sector contribuir a garantizar su estabilidad.

El jefe del Ejecutivo se pronuncio por asegurar una mayor transparencia y apertura de la información, para mejorar el funcionamiento de los mercados, así como fortalecer el gobierno corporativo de los grandes conglomerados financieros a nivel global. El mandatario destacó que México no será ajeno a la reestrucutración del mercado regulatorio internacional para lo cual se tendrán que hacer los ajustes necesarios para estar en sintonía con los cambios regulatorios que se realicen en el resto de las economías y así evitar que pueden ocurrir crisis como las que el país ha enfrentado en el pasado.

En ese mismo sentido destacó que el país requería del apoyo del sector financiero para asegurar el desempeño y el crecimiento de la economía, por lo que remarcó que el Gobierno federal entendía la responsabilidad conjunta por lo cual se habían emprendido una serie de acciones para garantizar la liquidez y el adecuado funcionamiento del sistema financiero así como estimular el financiamiento de las actividades productivas aún bajo el entorno económico adverso previsto. Destaco que su gobierno hará todo lo que esté en sus manos para defender el ingreso y el empleo de los mexicanos en la actual coyuntura económica.

La Bolsa se deslinda del mal uso de derivados

El presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, Guillermo Prieto Treviño, deslindo el mal uso del mercado mexicano de derivados listados al señalar que no se ha presentado ningún incumplimiento; y remarcó que después de analizar el comportamiento del sistema de salvaguardas, así como de las razones financieras de esta Cámara, durante el periodo de turbulencia, recientemente, se ratificaron las calificaciones Triple A de Asigna, destacando el correcto comportamiento de sus mecanismos de administración de riesgos.

pag54-185“Las bolsas no son causantes de la crisis, éstas solamente son reflejo de lo que está aconteciendo en la economía mundial”, remarcó Prieto Treviño al señalar que en el momento en que las perspectivas sobre la economía real se colocan en una situación difícil, donde las empresas pueden tener menores ventas y márgenes de ganancia, las bolsas de valores comienzan a reflejar esas expectativas, no sólo desde el punto de vista de la afectación del inversionista sino de lo que puede suceder en la economía en general, anticipando los declives o recuperaciones futuras.

Destaco además que por lo que se refiere a las valuadoras de precios, dijo, ha habido en las últimas cuatro semanas una reducción de calificaciones en más de 60 emisiones, advirtiendo que “se generan efectos multiplicadores en los sectores involucrados, lo que afectará la economía nacional y llevará a las empresas a recortar gastos y ser más eficientes”.

El funcionario manifestó cierta confianza al mencionar que con la puesta en marcha del programa federal de infraestructura se generen las condiciones para que la Bolsa de Valores financie dichas obras que representan recursos importantes.

BANXICO pide revisión de responsabilidades

El Gobernador del Banco de México Guillermo Ortiz enlistó una serie de lecciones que habría que aprender de la crisis actual y su impacto en nuestro país; destacó entre otras la que tiene que ver con las deficiencias de un paradigma basado en la disciplina de mercado y dependiente del trabajo de las agencias calificadoras y de los auditores externos.

Este paradigma ha llevado a los reguladores y a los supervisores a delegar parte de sus responsabilidades en entidades privadas, como son las calificadoras de crédito y los auditores externos. A estos últimos actores, la regulación les ha otorgado el derecho de obtener un beneficio importante sin asumir por sus actos responsabilidades de tipo económico.

“La crisis actual ha puesto en evidencia las grandes fallas implícitas en este paradigma” acotó el funcionario; “desafortunadamente, no es claro cómo deberán resolverse estas fallas, pero sí que será necesario revisar en su totalidad tres aspectos centrales: la estructura de incentivos, el papel de las calificadoras y de los auditores externos y los procesos de diseminación de información”.

Guillermo Ortiz explicó en el tema de los derivados, “Es importante enfatizar que los derivados son innovaciones financieras muy útiles. Permiten a sus usuarios protegerse contra aumentos inesperados de los precios de las materias primas o de movimientos adversos del tipo de cambio. Los derivados forman parte del acervo de instrumentos financieros que facilitan a las entidades financieras y a las empresas realizar una planeación eficiente de su negocio. Es la opacidad, la complejidad excesiva y la piramidación en el caso de estos productos, donde se originó el problema”.

El Gobernador del Banxico resaltó que la crisis tuvo un impacto inesperado en nuestro país cuando se reveló que algunas empresas mexicanas habían resentido pérdidas importantes por causa de operaciones con derivados. Este fenómeno no fue privativo de México, ya que también ocurrió en Brasil y Corea. “Pese a que el número de empresas involucradas en operaciones de esa naturaleza fue reducido, la falta de información en cuanto a la magnitud de las pérdidas así como la percepción de que pudiera haber un mayor número de empresas implicadas despertó una intensificación de la aversión al riesgo por parte de inversionistas y acreedores”.

Y acusó: “Es claro al respecto que no tuvo lugar una diseminación oportuna y adecuada de información por parte de algunas emisoras. El hecho perjudicó en alguna medida a todas las restantes. Esto último, toda vez que el aumento en la aversión al riesgo se reflejó en un encarecimiento muy agudo de los costos del financiamiento y en dificultades para renovar los vencimientos de papel comercial. Un número cada vez mayor de participantes en los mercados financieros lleva a cabo de manera exitosa operaciones con derivados. No obstante, en el caso del que me ocupo los riesgos asumidos en las operaciones de esa naturaleza por unas cuantas empresas mexicanas -y de otros países emergentes- no guardaron relación con su objeto social, ni con los riesgos inherentes a su negocio. Es más, en algunos casos pusieron en riesgo grave el balance de la empresa e incluso su propia viabilidad. La realización de operaciones de ese tipo por parte de algunas empresas solo puede explicarse por una subestimación de los riesgos implícitos. Esta subestimación pudo haber sido inducida por la baja volatilidad prevaleciente en los mercados, así como por falta de conocimiento sobre los riesgos asumidos”.

Por último Ortiz Martínez descartó el riesgo de estanflación para el país al comentar que la desaceleración de la actividad económica permite suponer que las presiones inflacionarias irán también descendiendo gradualmente a lo largo del próximo año,. Esto es, de recesión económica con inflación. En consecuencia, el Banco de México se mantendrá atento a la evolución que presente tanto la actividad económica como las presiones inflacionarias. Ello, a fin de actuar con oportunidad para mantener bien ancladas las expectativas de inflación.

Hacienda pide énfasis en liquidez, capitalización, control de riesgos, autorregulación, transparencia y educación financiera

El Secretario de Hacienda Agustín Carstens participó en la Convención del mercado de Valores haciendo énfasis en que se requiere de la atención de las autoridades financieras, pidió más atención en lo que tiene que ver con el control de riesgos, sobre todo en un proceso de intermediación financiera donde de los bancos, que es donde normalmente se maneja el riesgo crediticio, “se ha desparramado a otros intermediarios financieros los cuales no siempre tienen la capacidad de manejar estos riesgos crediticios y que por otro lado aquellos deberían auxiliar en manejar estos riesgos crediticios no necesariamente han podido llevar a cabo su función plenamente, como es el caso de las calificadoras de valores” calificó el funcionario.

Carstens mencionó la oportunidad de la autorregulación de los propios intermediarios y de los propios mercados, como salida a este tipo de problemática aunque –dij­o­– hemos visto que éstos son aspectos que tienen también su límite.

Por otro lado, mencionó otro aspecto fundamental ha sido el hecho de la transparencia de la información, transparencia de los emisores y también, sobre todo la capacidad de entendimiento de las gentes, de los inversionistas, de las transacciones en las cuales han estado participando.

El Secretario de Hacienda advirtió sobre el tema más esperado de la Convención en lo referente a la operación de derivados que esta iba a requerir y está siendo sujeta a una investigación muy detallada de parte de la comisión. Y explicó: “porque tenemos un poco la necesidad de determinar si las empresas que hicieron esas operaciones revelaron toda la información sobre el impacto potencial de esas transacciones sobre su balance. Esa es información esencial, para todos los tenedores, y realmente nos tenemos que cerciorar de que ese haya sido el caso”.

Con aplomo el secretario Carstens, explicó las medidas adoptadas al respecto y subrayó: “hemos iniciado con el Banco de México, la Comisión Nacional de Valores, con autoridades del exterior, pláticas para tener una mejor idea de estas transacciones derivadas, explosivas yo diría, y que nos ponga en una mucho mejor posición de tenerlas en el radar en el momento oportuno y de regularlas en caso dado”.

En defensa de las operaciones hechas en el mercado recalcó: “realmente estas operaciones de derivados de alguna manera afectaron el nombre de los derivados, sin embargo, sabemos que si se usan estos instrumentos con la idea de cubrir riesgos, son sumamente adecuados”.
En el tema de los ahorros de los trabajadores y que están concentrados en las SIEFORES, el secretario de hacienda externo su confianza y catalogó al momento de minusvalía por la que atraviesan las SIEFORES como un momento coyuntural y de naturaleza netamente contable, Agustín Carstens se refirió así al tema: “quisiera referirme a las minusvalías que en fechas recientes han observado estas SIEFORES como consecuencia de la volatilidad financiera internacional.

Y remarcó: “es sumamente importante destacar que la afectación que han tenido los recursos de los trabajadores es de carácter coyuntural y de naturaleza contable. Todo el portafolio de las SIEFORES es un portafolio bastante sano, fundamentalmente está centrado o concentrado en valores gubernamentales y no hay duda de que el Gobierno pagará a vencimiento todos estos recursos y que los trabajadores obtendrán un valor muy satisfactorio”.

El Secretario Carstens explicó tratando de dar serenidad y confianza a las múltiples interrogantes no sólo del gremio y aprovechando la tribuna bursátil exhaltó los beneficios que han logrado el ahorro de poco más de 22 millones de trabajadores en el país al señalar que: “las inversiones en las afores realmente han sido todo un éxito, le ha dado a los trabajadores tener acceso a rendimientos que de otra manera no tendrían acceso a ellos; el promedio del rendimiento ha sido cercano al 6 por ciento en términos reales y 13 por ciento en términos nominales, lo cual es un rendimiento mucho mayor a lo que podría tener cualquier trabajador en otro tipo de alternativas” concluyó.

Slim: regañó, señaló y pidió mejores reglas

El Hombre más rico del planeta dio el manazo en la mesa a los banqueros a quienes señalo como abusivos en el cobro de comisiones y pidió crear mecanismos que regularan en el ramo, externó su preocupación por que se frene el empleo y la inversión y pidio no frenar la economía del país como mecanismo de atajo a la crisis, ahí mismo consideró indispensable una mayor autorregulación y un mayor desempeño del sector bursátil en financiar proyectos de infraestructura que esta poniendo en marcha el Gobierno Federal y que detonarían una economia más fuerte para sortear la coyuntura económica global.




Agregar un comentario