Carlos Slim regaña a los banqueros por ambiciosos

175

pag57-185El ingeniero Carlos Slim Helú presidente vitalicio del Grupo Carso, levantó la voz y en forma de regaño se dirigió a todos los sectores económicos del país en su actuación durante la presente coyuntura financiera que atraviesa el país y les llamó la atención por la ambición con la que se han conducido.

Durante la pasada Convención del Mercado de Valores, el ingeniero Slim catalogó la situación por la que atraviesan los mercados como el resultado de una “mala regulación y una peor supervisión a nivel global”; en el ámbito nacional lo mismo habló del Ejecutivo, del legislativo, de los empresarios, de los banqueros, de las Pymes, y como en fila los formó para resaltar los aspectos negativos de su comportamiento; aunque al mismo tiempo resaltó las medidas adoptadas, así como los programas planteados para afrontar la actual crisis global, en especial se refirió a la voracidad del sector bancario en el renglón de las tasas que cobran a los millones de consumidores.

Notablemente molesto con los miembros del ámbito bursátil –Carlos Slim ha perdido gran parte del su nivel de fortuna debido a las caídas bursátiles el ingeniero no tuvo miramientos en tratar a los ahí reunidos que representaban los altos mandos del sector y los tacho de “Rambos financieros”, “adrenalinos” a quienes no les interesa ni ganar ni estar en el poder, tajante dijo: “hay quienes les interesa estar en a guerra; estar en la adrenalina, la guerra, comprando, vendiendo, haciendo business, cerrando”; y a otros de plano los encaró señalándolos como neófitos sin más experiencia que la academia, gentes que muchas veces sin conocer tampoco lo que ha pasado antes , o tener el elemental sentido común que permitiría darse cuenta que es imposible, insostenible estos altos rendimientos y esos crecer y crecer, esos bull markets indefinidos y que las cosas no necesariamente pueden sostenerse por muchos años en esa forma”.

Luego les llegaría su turno a los Estados Unidos a quien señaló su actuación como tardía y con errores constantes, y recomendó al próximo presidente en turno Barack Obama no esperar a las resoluciones del grupo de los 20, cosa que de hecho él daba por descontado.

Al referirse a la acción que se debe de tomar para el sistema financiero nacional, Carlos Slim marcó el rumbo al destacar que el talón de Aquiles de la coyuntura a nivel global era el crédito y llamó a las autoridades de quienes lamentó no estuvieran presentes en ese momento a no esperar a que sucedan las cosas para actuar sino que prever lo futuro.

Slim detalló la importancia de que los intermediarios financieros logren sanear y se capitalicen y en caso de que necesiten capital que vendan cartera o activos, si no tienen forma de conseguirlo que se fusionen, que se consoliden, pero tengan un sistema sano; al mismo tiempo pidió que no se suspenda la operación interbancaria a la que destacó por delicada si comenzaran a haber problemas en su operación y en los fondos.

Otro punto destacable es la estabilidad, señaló el presidente del grupo Carso: “esa solvencia, esa fortalece de las instituciones nacionales. Pero también información y transparencia de sus operaciones, al igual que las de bolsa; información y transparencia de sus operaciones”.

En ese sentido, Carlos Slim propuso que no solo a nivel nacional sino a nivel global los contadores emitieran un boletín donde indiquen una política contable que se deba seguir por todas las empresas de bolsa y en general y eso también lo debería de hacer la autoridad, muy concentrado en el tema externó: “necesitamos transparencia, información, revelar toda esta información a todas las empresas, para que el inversionista sepa en dónde está comprando o dejando de comprar y por qué y qué riesgos tiene…y, por supuesto, que el sistema financiero en general tenga esa condición de transparencia, para que pueda restablecerse la confianza y la posibilidad de operación”.
Luego tocaría el turno a la Banca mexicana; Carlos Slim catalogó como uno de los problemas de mayor importancia que existe en el país en el sistema financiero son las altas tasas de interés de las tarjetas de crédito, exclamativo dijo: “Son más de diez veces, o sea, la tasa de interés está por arriba de 10 veces lo que se capta, yo creo que es excesivo”.

“Se habla de que hay competencia, –dijo el magnate– pero todos sabemos que en las tarjetas de crédito no hay competencia porque los deudores o los tarjetahabientes tienen cinco o seis tarjetas y lo que hacen es manejarse de una u otra, entonces no tienen la forma de manejarse a la que menos tasa le cobra, porque tendría que pagar las otras y no hay capacidad de pago.

A manera de remate les espetó: “Y lo peor es que esas tasas de interés son insostenibles, impagables en la mayoría de los casos y aunque hay un aumento de la cartera vencida muy alta y eso puede justificar que la tasa sea mayor, pues sería un error tenerla tan alta porque lo que va a provocar es la falta de pago de los deudores de tarjeta. Eso, 10 veces el TIIE, y creo que llega a 14 veces o 12 veces, es muchísimo.

Enfaticamente se los repitió: “No sé, una tasa de cuatro veces TIIE o tres veces TIIE, o cuatro vamos a decir, pero más de 10 veces es una exageración; y eso no se va a hacer por mercado, porque no hay competencia, porque cada gente tiene varias tarjetas de crédito. Pero, en fin, ese es un problema”.

En su oportunidad también se refirió a la cuestión del fondo de ahorro de los trabajadores en las Siefores y recomendó: “Con las SIFORES la autoridad no debería de presionar a que se tengan las carteras a largo plazo, la cartera se puede tener a largo plazo porque hay compromisos a largo plazo cuando las tasas son variables”.

Cuando las tasas son fijas y vive uno la menor tasa de la historia y tasas negativas, –explicó el también banquero– pues no es muy razonable que se invierta a largo plazo, y como los que la han hecho están viviendo ese problema y lo van a vivir peor en el futuro, debe de cuidarse mucho, porque es el patrimonio de la gente que se va a jubilar a largo plazo, que con tasas tan negativas o bajas en ese sentido, tiene ese problema.

Después del regaño vinieron las recomendaciones y en el tema que más llamó la atención al ingeniero Slim fue sin duda el crédito y el empleo a lo que él dijo: “Yo creo que es muy importante en lo que es la economía real, el factor fundamental es, sin duda, el crédito, que fluya crédito, que haya crédito disponible para capital de trabajo, para refinanciamiento de vencimientos y para financiamiento de la inversión inclusive, la infraestructura y de inclusive crédito hipotecario.

“Me parece que el gran riesgo es y problema para contaminar a la economía real y lo estamos viendo en Estados Unidos de manera apabullante y preocupante, es el crecimiento del desempleo”, destacó.

El hobre más rico del planeta asombró por us conocimiento global de toda la economí, se refirió a estar atentos a los ajustes de los precios en el ámbito nacional en materia de energéticos cuidando la inflación, en el renglón del comercio externo alertó sobre una sensible baja de las exportaciones y que esta alcanzaría una baja del 20 al 25%; habló además de impulsar a la pequeña y mediana empresa, en el renglón de financiamiento y quitarle regulación; sobre inversión en infraestructura, atención al sector agropecuario creando oportunidades de empleo en el ramo; Llamó a cuidar el sector hipotecario y buscar renegociar con los deudores, así como evitar tratar de hacer las garantías las cuales considero como un error si estas se quisieran hacer; propuso establecer una “moratoria” en el ramo por un plazo de tres años en la que sólo se paguen los intereses. En ese mismo ramo señaló que la vvienda sigue siendo el ramo que más crea empleos y se pronunció por alentar la actividad de la vivienda en al ámbito de gobierno y privado.




Agregar un comentario