2009 Año de la incertidumbre

127

pag08-10 nacional.inddMéxico ha pasado a ser una nación amenazada; la población se conduce con miedo en medio de la incertidumbre; nadie confía realmente en el futuro; la gente observa un gobierno debilitado, impotente ante la delincuencia y los factores económicos, y una Clase Política corrupta, inconfiable, que se reparte el Poder y el Presupuesto con la cuchara grande, y a la que importa sólo mantener sus cotos de dominio y sus posiciones políticas; “tantas gubernaturas para tí; tantos diputados para tí; tantos senadores para tí; tantas presidencias municipales para tí” y hasta diputados locales y asambleístas, ya que todos disfrutan de sueldos y aguinaldos estratosféricos y otras prebendas, que se cubren con los caudales del petróleo, de la elevación injustificada e injusta de los precios de las gasolinas, el gas y otros combustibles y los impuestos desmesurados que se han establecido como el IETU, el IDE y otros.

La Clase Política se ha vuelto absolutamente insensible e inservible para la población, que no ve en sus diputados, asambleístas, senadores y gobernadores a mandatarios, sino a sus explotadores demagógicos. ¡Nadie creía que pudiera haber algo peor que el Régimen de Fox!

La crisis de seguridad, la crisis económica y la crisis financiera se agudiza en todo el país y la devaluación del peso en más de 40%, la caída del precio del petróleo y el desempleo acentuado por la recesión norteamericana agravarán la situación de la economía nacional y popular.

Tres grandes partidos: PAN, PRI y PRD se han convertido en soberanos medievales que se reparten el Poder y se ponen de acuerdo en las cúpulas, poniendo en escena una farsa democrática, que funciona a base de concesiones y arreglos convenientes fuera del interés del público, en tanto la población sufre desempleo, devaluación del peso, inseguridad pública al límite y pésimos servicios públicos médicos, educativos y del seguro social, así como una inflación galopante que hace cada vez más notoria e inaceptable la desigualdad económica y social de los mexicanos.

ELECCIONES DE DIPUTADOS FEDERALES Y 6 GOBERNADORES

Este año de 2009 habrá elecciones federales de diputados el 5 de julio y también de seis (6) gobernadores en la misma fecha: Campeche, Colima, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Sonora. Tal vez todavía quepa la esperanza en un cambio positivo; pero por la forma en que los partidos políticos se están repartiendo el Poder, más que por cualidades y merecimientos, ahora a los candidatos se les designa por transacciones y lealtades a las cúpulas.

Se requiere una Cámara de Diputados más nacionalista y leal a los mandatos que se reciben de la población de electores; se requieren diputados que actúen y voten en conciencia, no por órdenes de sus líderes de bancada o superiores de partido, sino que los diputados sean verdaderamente representantes nacionales como lo establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

PONER FIN A LA “PARTIDOCRACIA”

Es urgente que se ponga fin a la “Partidocracia” que ahoga la vida nacional; la vida política del país ha caído en el vicio y la corrupción de la “Partidocracia”, puesto que son las cúpulas del PAN-PRI-PRD, las que mandan en el país e incluso se imponen al ahora Titular del Ejecutivo quien, en el afán de mantener la llamada “gobernabilidad”, cede ante los chantajes de todos los partidos.
La nación necesita un cambio político con urgencia, que en el presente sólo lo podría dar una Cámara de Diputados nueva integrada por personalidades concientes y responsables, aunque en este caso tal vez sea demasiado esperar o como pedirle “peras al olmo”; lo que ocurre es que la esperanza del pueblo mexicano casi está perdida respecto de sus dirigentes, cualesquiera que sean sus partidos, porque tan corruptos e indolentes son unos como otros.

Con todo, las elecciones de diputados federales y de nuevos gobernadores en seis Estados constituyen una ventana de oportunidad que se abre para el país, urgido de una nueva visión política que le permita avanzar en paz y seguridad, y progresar con equilibrio social, hoy absolutamente extraviado.




Agregar un comentario