¡Feliz Año Nuevo 2009!

397

pag02-185El mayor deseo de los mexicanos bien intencionados es vivir en paz y con progreso personal y general del país; sin embargo es muy difícil que eso se cumpla, por las condiciones económicas, políticas y sociales por las que atraviesa nuestra nación.

¡Feliz Año Nuevo 2009! Es el deseo de Macro Economía para sus lectores y para el resto de los mexicanos,  para las familias de nuestro bello y sufrido país que ahora ven estupefactas el desarrollo de una serie de acontecimientos no previstos y ni siquiera pensados: un país que se le deshace entre las manos al gobierno, que aparece ante los ojos de todos debilitado e imposibilitado para resolver los grandes problemas nacionales, incluyendo ahora el ataque al Ejército, algunos de cuyos elementos han sido asesinados de una manera salvaje e ignominiosa.

El gobierno de Calderón se ha puesto en riesgo de caer en la ingobernabilidad y de someterse a presiones absolutamente desconocidas en el pasado; el mismo Calderón declaró por escrito ante el Congreso, en respuesta a preguntas escritas que le formularon los diputados federales con motivo de Segundo Informe al que no asistió en persona, que “Fox me dejó un Estado doblegado”, refiriéndose claramente al narco y otras fuerzas políticas y económicas que mantienen al mismo Calderón  como rehén, incluyendo al gobierno norteamericano de George W. Bush, que termina el próximo 20 de enero, quien le impuso el famoso “Plan Mérida”, cuyas consecuencias han resultado desastrosas para la paz interior del país, con el saldo de ocho mil muertos en dos años, cinco mil de los cuales fueron ejecutados durante el año 2008 que terminó.

Lo más impresionante para la opinión pública mexicana es que no se ve cerca el final de ésta tragedia nacional que vive el país en materia de crisis económica, devaluación del peso, desperdicio de los recursos que proporcionó el petróleo hasta hace poco, cuando los precios del crudo estaban altos, y de la amenaza de las fuerzas oscuras del narcotráfico y el crimen organizado, que ahora se enfrentan abiertamente y en forma soez al mismo Ejército Mexicano.

En Macro Economía no creemos que el destino de México sea éste, por el que estamos atravesando; estamos seguros de que nuestro país merece un destino mejor de paz, de tranquilidad para las familias, de progreso y de una mejor vida económica y social, más equitativa y justa para los millones de mexicanos que increíblemente se mantienen en la pobreza no obstante la enorme riqueza petrolera que desperdició el malhadado Vicente Fox y que  también desperdició este gobierno de Calderón, por lo menos en sus dos primeros años.

Debe evitarse a toda costa que nuestro país, México, caiga en la ingobernabilidad y que se convierta en lo que ahora los sociólogos y politólogos caracterizan como un “Estado fallido”, es decir, como una nación en proceso de “disolución” económica y social, como en el pasado reciente han sido otros, como la Unión Soviética, Yugoslavia, Checoslovaquia y Colombia.

Se requieren con urgencia nuevas políticas y nuevos políticos, que vean por el bien del país y su fortalecimiento.




Agregar un comentario