México convertido en pozo petrolero

209

pag02-184La ominosa Ley de la Reforma Petrolera que Felipe Calderón promulgará en los primeros días de diciembre, convertirá a nuestro país, México, en un enorme pozo petrolero, dedicado en su mayor parte a exportar crudo a los Estados Unidos para satisfacer las necesidades energéticas de la potencia del norte.

El Golfo de México, en la porción del mar patrimonial que nos corresponde, será cuadriculado en 115,000 lotes de 5,000 kilómetros cuadrados cada uno, para asignarse en forma exclusiva a las grandes petroleras del mundo, para la exploración y extracción sin límites, ya que la nueva ley no señala al respecto las proporciones en que se deben mantener reservas petroleras ni plataformas de producción.

La misma Secretaria de Energía, Georgina Kessel, admitió en una visita realizada a San Cristóbal las Casas, a finales de noviembre (día 23), que miles de pozos serán perforados en la Cuenca del Sureste, que incluye la Selva Lacandona, que podría llegar a producir en el año 2021 hasta 500,000 barriles diarios. Según estudios de Pemex, en la Cuenca del Sureste y en Chincotepec, Veracruz, se requerirá perforar más de 17,000 pozos.

Cabe señalar aquí que la oficina de Prensa de la Secretaría de Energía, en boletín del 25 de noviembre, desmintió lo dicho por la Titular Kessel, respecto de la perforación en La Selva Lacandona; sin embargo, el propósito de sobreexplotar los recursos petroleros nacionales con fines de exportación de crudo, están presentes y se pondrán en práctica.

La forma tan burda en que el Congreso aprobó la Reforma Petrolera, bajo resguardo policíaco, y fingiendo haber oído las advertencias de los técnicos y de los juristas, llevará al país a ser un mero productor de materia prima a favor de las transnacionales, y pondrá en peligro el patrimonio de las futuras generaciones de mexicanos, toda vez que esa vergonzosa Ley Petrolera permite la entrega a la exploración y extracción sin límites, olvidando las necesidades de crear y aumentar las reservas petroleras.

Además, esa Ley Petrolera para nada menciona la conveniencia de desarrollar la tecnología petrolera nacional y crear los instrumentos económicos necesarios para beneficiar y aumentar la industria petroquímica nacional.

Lo único que ha procurado esa Ley de Reforma Petrolera ha sido y será entregar a transnacionales la exploración y extracción del crudo para su exportación.

Las futuras generaciones de mexicanos reclamarán y condenarán la actitud entreguista de los integrantes del Congreso y del Ejecutivo que olvidaron sus deberes patrióticos y su responsabilidad respecto del futuro económico y social de México.




Agregar un comentario