La Consar explica a los trabajadores por qué están perdiendo en sus cuentas de Afores

207

pag24-184Algunos trabajadores han recibido su último Estado de Cuenta con minusvalías o rendimientos negativos. Al respecto, queremos que sepas lo siguiente:

La principal afectación de la volatilidad financiera internacional a los recursos de los trabajadores viene de las alzas en las tasas de interés de los instrumentos de renta fija. Las alzas en las tasas de interés de largo plazo provocan que si las Afores compraron un bono que pagaba 7% y ahora un bono similar recién emitido paga 8%, el valor del bono que tienen las Afores disminuya.

La minusvalía no se convierte en pérdida si no se venden los instrumentos como es el caso. hoy por hoy no existe un solo trabajador que se retire vía sus recursos en la afore, esto sucederá hasta dentro de 10 o 15 años. Hoy a los trabajadores que se retiran les dan la opción de pensionarse por el sistema anterior de la pensión “tradicional” del IMSS o por sus recursos de la Afore y todos optan por la pensión del IMSS. La razón es muy sencilla: los trabajadores que hoy tienen 60 años y más, han cotizado durante más años al “sistema anterior” que al “sistema nuevo” (Afores), por ello, su pensión con el IMSS es mayor que la que se llevarían con los recursos de su Afore. El sistema de Afores tan solo lleva 11 años y será cuando pasen alrededor de 25 años que los trabajadores comiencen a optar por éste para su pensión.

A diferencia de una pérdida, una minusvalía es solamente que los instrumentos en los que tienen invertidos los recursos de los trabajadores valen menos de manera absolutamente coyuntural.  Un ejemplo para distinguir la diferencia entre minusvalía y pérdida es el siguiente: una persona compra una casa en 500,000 pesos y dentro de un año pide que se la valúen y por lluvias en la calle y depresión del mercado hipotecario, resulta que la casa vale 450,000. Esta minusvalía no se convierte en pérdida si la persona no vende la casa. Si la persona se espera unos años (como lo harán todos los trabajadores), seguramente la venderá en un valor muy superior a los 500,000 pesos que le costó, y entonces habrá ganado en el largo plazo aunque en épocas coyunturales haya tenido minusvalías.

Los recursos de ahorro para el retiro deben verse en un contexto de largo plazo. Los recursos van a estar invertidos 20,30 y hasta 40 años en el sistema antes de que se retiren. En todo ese tiempo van a haber épocas de minusvalías absolutamente coyunturales (como la actual y otras que se han dado en el pasado como la de la crisis derivada de los atentados a las Torres Gemelas y las crisis argentina y brasileña) pero el desempeño de los mercados en el largo plazo más que compensará los eventos coyunturales y los trabajadores habrán ganado buenos rendimientos para su retiro. Muestra de ello es que no obstante las crisis que ha pasado el sistema en épocas anteriores, se han generado rendimientos históricos de 7.05% por encima de la inflación.

El régimen de inversión que establece la consar les dice a las afores en qué pueden y en qué no pueden invertir los recursos de los trabajadores y hasta qué montos. Este régimen busca que al tiempo que se obtengan altos rendimientos en el largo plazo a través de una diversificación de los portafolios, se guarde una proporción adecuada entre los instrumentos en los que se invierte y la edad del trabajador (es decir, el tiempo que le falta para retirarse).

Las afores han demostrado ser muy buenas opciones de inversión. En los últimos 36 meses, aún contando los últimos meses de volatilidad, las Afores han dado rendimientos promedio por 7.57%, mientras que en ese mismo lapso otras opciones han dado:

Sociedades de inversión en renta fija   4.14%
Depósitos en ventanilla a 6 meses       2.49%
Pagarés                        2.46%




Agregar un comentario