Debe investigarse la succión de 15,000 Millones de Dls. de las Reservas

186

pag08-09 dolares.inddLa forma en que fueron saqueados 15,000 millones de dólares de las Reservas Monetarias que custodia el Banco de México debe ser investigada a fondo; simplemente da la impresión de que se trató de un rescate de empresas endeudadas y de bancos extranjeros ambiciosos que especularon y atendieron a sus propios intereses y de sus matrices en Nueva York y Madrid.

Cuando el periodista Joaquín López Dóriga preguntó a un Secretario de Hacienda asustado: “¿Quién pudo haber comprado 6,000 millones de dólares en una hora con cinco minutos?”, Agustín Carstens simplemente respondió:

“Los Bancos, Joaquín…”

Y entonces el Secretario partió a Washington a entrevistarse con los jefes del FMI, del Banco Mundial y de la Reserva Federal.
Agustín Carstens había dicho que se trataba de “un catarro” económico, pero no fue así.

TOMARON DESCUIDADO A GUILLERMO ORTIZ

La forma en que los bancos y los consorcios saquearon  las reservas evidencia el descuido que en este punto tuvo Guillermo Ortiz, el Gobernador del Banco de México: simplemente dejó que metieran la mano los insaciables grupos financieros, que saquearon “solamente” 15,000 millones de dólares, el equivalente a la mitad de las exportaciones de petróleo de todo un año.

pag08-09 dolares.inddLos consorcios actuaron con un apetito bestial: el primer día se devoraron 6,000 millones en sólo una hora y cinco minutos; al día siguiente saquearon 3,000 millones de dólares sólo en diez minutos. ¿Quién puede hacer algo así?, preguntó todo mundo. “¿Y quién permitió hacer eso?”, preguntaron otros.

La actitud de descuido o abulia de las autoridades monetarias, que bajo el disfraz del “libre mercado” han permitido este saqueo, para que los consorcios paguen deudas en dólares, algunas adquiridas por malas apuestas en los mercados de valores, como es el caso de COMERCI, la controladora de Comercial Mexicana.

El Congreso debe investigar lo que pasó y deslindar responsabilidades.




Agregar un comentario