Bajo cerco policíaco, el Congreso aprueba la Reforma Energética

162

pag05-183El conjunto de 7 (siete) leyes petroleras aprobado por el Congreso de la Unión, sitiado por grupos populares y cercado por la fuerza pública, tiene una característica ambivalente, ya que si por un lado se recortaron la mayor parte de las aristas privatizadoras de las iniciativas originales de Felipe Calderón, las bancadas del PAN y el PRI, arropadas por el PVEM y una parte amplia de los legisladores del PRD contrarios a Andrés Manuel López Obrador, permitieron y votaron cambios legales que permiten entregar a las compañías petroleras transnacionales zonas exclusivas del mar patrimonial y del territorio firme para explorar y extraer crudo.

También aprobaron las bancadas del PAN-PRI-PVEM-PRD, con algunas excepciones, la emisión de “bonos petroleros” sin tasa fija de interés, que así permitirán entregar parte de la renta petrolera a los inversionistas mediante la participación en las utilidades de PEMEX que se reflejarán proporcionalmente en los bonos emitidos.

Las condiciones en que se pondrán a disposición del público estos bonos no se han dado a conocer oficialmente, pero se sabe en los círculos financieros que permitirán la inversión de empresas nacionales y extranjeras que podrán participar de la renta petrolera a través de este mecanismo.

Hay que recordar a este respecto que el mismo Congreso decidió convertir la deuda de PEMEX denominada en PIDIREGAS, en Deuda Pública, lo que significa que el pasivo de la empresa será pagado por el público mexicano en general, por los contribuyentes, y la empresa queda así limpia de enormes pasivos por miles de millones de dólares, de tal manera que en su futuro ejercicio podrá reportar grandes utilidades que en parte serán trasladadas como pago en premio a quienes inviertan en los “Bonos Petroleros”, que en su mayor parte serán grandes empresas nacionales e internacionales, ya que la mayor parte de los mexicanos no tienen capacidad económica para accesar a esos papeles financieros.

Con la expedición de Bonos Petroleros se irá formando una nueva y abultada deuda de PEMEX, que eventualmente podría llegar a comprometer sus activos.

“PRIVATIZACION A MEDIAS”

Lo anterior significa que aunque se evitó la privatización de refinerías y ductos, la Reforma Energética si dejó las puertas abiertas para la privatización en la exploración y extracción de crudo, como en el tema financiero de la propia empresa que creará una enorme deuda con el sector privado, al que se verá en la necesidad de pagar cuantiosas utilidades, sin tasa fija, privatizando así parte de la renta petrolera.

PROSEGUIRÁ LA LUCHA EN DEFENSA DEL PETROLEO

pag06-183Las condiciones de forma y fondo en que fueron aprobadas las siete leyes de la Reforma Energética o más bien Reforma Petrolera, llevarán a una confrontación larga con los grupos populares que comanda Andrés Manuel López Obrador, quien a pesar de la traición de las cúpulas de su propio partido, iniciará acciones de amparos masivos, marchas a Los Pinos y a la Secretaría de Energía y una gira nueva por todo el país con el objeto de informar a la población los alcances de esta Reforma Energética o Petrolera, y los daños que puede implicar para los intereses nacionales y, en particular, de las presentes y futuras generaciones de mexicanos.

LINCHAMIENTO DE TV Y RADIO

La tarea que se propone el líder de la Defensa del Petróleo será larga y árdua, porque además de tener que enfrentar las traiciones de las cúpulas perredistas, en que participan no sólo los directivos formales de ese partido, sino un gran número de senadores y diputados que votaron por la Reforma y fueron felicitados en premio por Felipe Calderón, cúpulas perredistas que se han visto beneficiados por los subsidios oficiales al partido y por las gruesas y jugosas dietas que reciben en el Senado y en la Cámara de Diputados; además de esos directivos y representantes perredistas, López Obrador tendrá que enfrentar un verdadero linchamiento mediático, al que ha sido sometido nuevamente por la TV y la Radio.




Agregar un comentario